Noticias Interior
Es

Euskalmet califica el verano de seco e irregular

13 de septiembre de 2011

Solo el mes de julio puede definirse como realmente húmedo

La Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, ha calificado el verano de "seco e irregular" en su habitual informe técnico correspondiente al verano meteorológico, es decir, relativo a los meses de junio, julio y agosto. En dicho informe se asegura, sin embargo, que si bien hemos vivido una estación estival húmeda en algunos puntos de la costa, sobre todo en la más oriental, en otras zonas del interior de Araba/Álava el verano ha sido muy seco.

Precipitaciones por debajo de lo normal

En líneas generales, la precipitación habida en la mayor parte de Euskadi ha sido del orden del 70% en relación a las lluvias registradas en un año "normal" (promedio normal 1971-2000), lo que significa que, en general, el verano puede calificarse de "seco".

Los datos aportados por la Agencia Vasca de Meteorología indican que los pluviómetros ubicados en las comarcas del este de Gipuzkoa son los que más agua han recogido (Jaizkibel 441 litros por metro cuadrado y Añarbe 432 l/m²). También han sido relevantes los 231 l/m² de Bermeo que contrastan con los 160 l/m² de Abusu y Derio en la comarca del Bilbao Metropolitano.

Por el contrario, los valores más bajos los encontramos en el interior de Araba/Álava (Subijana 41 l/m² y Alegría 50 l/m²).

En opinión de Euskalmet, la evolución mensual a lo largo del verano ha sido "irregular", con un mes de julio que puede calificarse de húmedo a muy húmedo en la vertiente cantábrica en contraposición con junio y agosto, meses calificados como secos, muy especialmente este último.

Respecto a la intensidad de la precipitación, durante el día 6 de junio tuvieron lugar los chubascos más intensos del verano, clasificándose éstos como fuertes (chubascos entre 15 y 30 litros por metro cuadrado en una hora) y puntualmente muy fuertes (entre 30 y 60). Estas tormentas dejaron 34.3 litros por metro cuadrado en una hora en los Montes de Vitoria (Zaldiaran), con 20.2 l/m²h recogidos en Ordunte y 16.7 l/m²h en Zegama.

Un día después, la inestabilidad persistió en el noreste de Gipuzkoa, acumulándose cantidades muy abundantes (Jaizkibel 60.1 l/m², Añarbe 55.5 l/m², Miramon 49.7 l/m²). Al margen de este episodio, el verano meteorológico concluyó sin fenómenos relevantes con la excepción del frente tormentoso registrado el 12 de julio que se desplazó desde el suroeste de Araba/Álava hacia el este de Gipuzkoa (Belauntza 20.8 litros por metro cuadrado en una hora, Estanda 18 l/m²h y Añarbe 17.8 l/m²h).

Los días 24 a 26 se repitieron las cantidades muy abundantes en el noreste de Gipuzkoa. Tres días en los que se acumularon casi la mitad del total mensual (Añarbe 126 l/m², Jaizkibel 95 l/m², Oiartzun 83 l/m²).

El mes de julio se caracterizó especialmente por el gran número de días de lluvia, hasta 20 días en puntos de la costa guipuzcoana.

En agosto los episodios de lluvia se concentraron sobre todo en la segunda quincena del mes. Así, entre los días 18 y 24 se repitieron los chubascos de carácter tormentoso repartidos por la CAPV. En cualquier caso, las cantidades fueron, en general, poco abundantes y las intensidades entre débiles (entre 0,1 y 2 litros por metro cuadrado en una hora) y moderadas (entre 2 y 15).

Temperaturas normales

Según Euskalmet, la temperatura del aire ha sido normal para el conjunto del territorio, aunque cálido en el oeste de la vertiente cantábrica. Las medias se han acercado a los 20 ºC en el litoral y a los 18 ºC en la Llanada Alavesa.

En relación a los últimos años, se trata de valores intermedios, alejados del caluroso verano de 2003 o del frío registrado en 2002.

Tal y como ocurre con la precipitación, la evolución mensual a lo largo del verano puede calificarse de "irregular", con un mes de julio frío a muy frío, intercalado entre dos meses de carácter cálido.

En opinión de Euskalmet, este puede ser el motivo por el que la población tenga la sensación de no haber disfrutado de un "buen verano" a pesar de que en su conjunto, las temperaturas pueden calificarse de normales.

En la evolución diaria destacan los dos episodios de calor en el último tercio de los meses de junio y agosto y la secuencia de días fríos en la segunda quincena de julio.

Así, el día 26 de junio fue, en general, el más caluroso del verano en la CAPV. Los valores más altos se registraron en puntos de la zona cantábrica interior (Llodio 41.6 ºC, Balmaseda 41.5 ºC y Altzola 41.2 ºC).

Excepcionales fueron también los registros alcanzados en la zona costera (Lasarte 40.1 ºC, Zarautz 39.6 ºC, Oleta y Berriatua 39.8 ºC).

El día 27 se repitió la situación, aunque con menos intensidad, especialmente en la costa. Con todo, en el cantábrico interior se experimentaron de nuevo temperaturas superiores a los 40 ºC (Iurreta 41.8 ºC, Alegia 40.7 ºC, Amorebieta y Derio 40.6 ºC).

Aún así, en opinión de Euskalmet, esta situación no se produjo en todo el territorio. En la mitad este de Araba/Álava y al norte de las comarcas del Alto Deba y Goierri, las temperaturas alcanzadas el día 20 de agosto fueron más altas. De hecho, en este caso hay que remontarse al extraordinariamente cálido verano del 2003 para encontrar valores superiores (Oñati 39.4 ºC, Estanda 39.5 ºC, Alegia 39.2 ºC).

En la costa, la brisa no permitió que la temperatura que se elevara demasiado, aunque la situación varió el día 21 al entrar con claridad el viento sur hasta el litoral. Son numerosas las estaciones que sobrepasaron entonces los 39 ºC (Zarautz 39.6ºC, Miramon 39.4 ºC, Oleta 39.6 ºC). Por encima de 39 ºC también se situaron otros puntos del interior de la vertiente cantábrica como Llodio 39.8 ºC, Arrasate e Ibai Eder 39.3 ºC.

 

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación