En 5 años, Euskadi reduce a la mitad el vertido de residuos no peligrosos

  • Desde 2018 se ha reducido en un 49% la cantidad de residuos no peligrosos que antes iba a vertedero
  • En 2023 se espera recaudar cerca de 12 millones de euros gracias al canon de vertido e incineración
  • Desde 2021 se han concedido 31,2 millones de euros destinados a fomentar la economía circular y la prevención de residuos
  • En 2024 se realizará una experiencia piloto para la implantación de un sistema de depósito devolución y retorno de envases.

Desde 2018, Euskadi ha logrado reducir un 49% los residuos no peligrosos que antes tenían como destino final el vertedero, según ha informado, esta mañana, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia.

En un encuentro mantenido con medios de comunicación, a los que ha presentado los principales avances logrados en las acciones previstas del Plan de Prevención y Reducción de Residuos de Euskadi, la consejera ha atribuido la elevada reducción del vertido, entre otros factores, a la puesta en marcha del canon de vertido e incineración que penaliza económicamente el vertedero como solución final para los residuos, frente a otras opciones de recuperación.

Tapia ha avanzado que la aplicación de esta tasa permitirá recaudar, en 2023, alrededor de 11.9 millones de euros, y ha resaltado que se está trabajando con las Diputaciones Forales para la creación de un fondo ambiental interinstitucional a través del cual las cantidades económicas obtenidas a través de este canon se destinen a actuaciones concretas en materia de economía circular.

Cumplimiento del Plan de Gestión de Residuos

La consejera ha destacado que, desde 2021, el departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente ha concedido 31,2 millones de euros con el fin de minimizar el vertido y fomentar la reutilización de residuos en forma de materiales secundarios apoyando proyectos de economía circular y de prevención y gestión de residuos, en empresas y administraciones públicas vascas. Estas ayudas son parte de los 97 millones de euros que tiene previsto ejecutar con el Plan de Prevención de Residuos de aquí a 2030.

Adicionalmente, la consejera Tapia ha explicado que desde 2022, se ha procedido a la autorización e inicio de trámites para la creación de 11 instalaciones de valorización para las principales corrientes de residuos: suelos contaminados, residuo orgánico del contenedor marrón, lodos de carbonato de las papeleras, lodos de destintado de las papeleras, plásticos, fresados de carretera o determinadas escorias de procesos industriales.

Se están construyendo, o bien están siendo objeto de autorización, instalaciones para valorizar aproximadamente 1.000.000 t/año de residuos que actualmente son eliminados en vertederos en su práctica totalidad. Los principales proyectos son los siguientes:

Instalación

Descripción

Toneladas que se reorientan a una nueva operación prioritaria en la jerarquía europea

Situación administrativa

Steelphalt (Harsco) en Murga

Instalación para la producción de ecoasfalto de baja huella de carbono a partir principalmente de escorias de acería, incluidas las inoxidables.

195.000 t/año de escorias negras de acería y fresados de carretera

Autorizado. Pendiente de construcción.

Induplast

Instalación para el reciclado de plástico de aparatos eléctricos y electrónicos.

15.000 t/año de distintos tipos de plásticos

Autorizado. En funcionamiento.

Smurfit Iurreta.

 

Nuevo horno de tratamiento de lodos de carbonato combustionándolos para su descarbonatación y recirculándolos al proceso evitando así el consumo de material de cantera, como el destinar el residuo a vertedero.

80.000 t/año de lodos de carbonato

Autorizado. Completándose la construcción.

Reydesa Zabaldea en Legutio

Instalación para la valorización de plástico de vehículos fuera de uso produciendo Combustible Sólido de Residuos.

75.000 t/año de residuos plásticos

Autorizada. Pendiente de construcción.

Hanson en Alonsotegi

Instalación para la valorización de residuos de construcción y demolición

140.000 t/año de residuos de construcción y demolición

Autorizado. En funcionamiento.

Petronor ecoáridos en el Puerto de Bilbao

Se mineralizará el óxido de calcio (cal) presente en las cenizas de las tres incineradoras (BI, SS, S) de residuo urbano más cercanas. Para ello, se empleará CO2 líquido proveniente de la refinería. Es importante tener en cuenta que actualmente estas cenizas suponen el doble de su cantidad en vertedero por la necesidad de aportar reactivos para su estabilización.

50.000 t/año de cenizas de incineradora

En proceso de autorización

Valogreene en Bergara

Instalación para el tratamiento de lodos de destintado, lodos de EDAR de papelera y de rechazo plástico provenientes de la gestión de papelote en plantas de papel reciclado

50.000 t/año de lodos de destintado

60.000 t/año de lodos EDAR de papelera

45.000 t/año de rechazo plástico

Autorizado. Pendiente de construcción.

Lurbiker en Artigas (Bilbao)

Planta de tratamiento de suelos contaminados mediante desorción térmica y lavado.

200.000 t/año de suelos contaminados

En proceso de autorización

Garbiker (DFB).

Planta biometanización

Planta de biometanización del contenedor marrón

50.000 t/año de residuo orgánico

En proceso de autorización

Diputación Araba - Biosecado y CSR

Proceso de biosecado del rechazo plástico y su tratamiento para la obtención de combustible sólido de residuo

38.000 t/año de rechazo plástico

En proceso de autorización

Diputación Araba - Planta compostaje

Planta de compostaje para la fracción del contenedor marrón

23.000 t/año de residuo orgánico

En proceso de autorización

 

Así mismo, la infraestructura de gestión de residuos se ha completado con otras 85 tramitaciones para nuevas instalaciones de almacenamiento y tratamiento de corrientes de residuos que, si bien no suponen un volumen tan significativo como los proyectos señalados anteriormente, permiten nuevas vías de valorización o amplían la red de plantas de tratamiento existentes para residuos como el vidrio, envases, metales, plásticos, textiles, voluminosos (muebles, colchones, etc..), aceite usado de cocina, caucho, etc….

En relación con la futura creación de un centro de valorización de residuos industriales que cumpliría la función de almacenamiento intermedio, adecuación y control de calidad de áridos, tierras y otras materias primas secundarias,  la consejera ha detallado que ya se han realizado los estudios preliminares y de viabilidad en el que señalan las corrientes de residuos prioritarias a las que dar una solución,  y ha señalado que en 2024 se estudiarán posibles emplazamientos estratégicos que puedan albergar instalaciones de este tipo, así como la  creación de una herramienta digital para conectar oferta y demanda de tierras excavadas y garantizar así su trazabilidad.

En cuanto a futuros desarrollos legislativos, la consejera ha citado los decretos de compostaje comunitario y doméstico y de escorias de incineración que se encuentran en fase tramitación y avanzó que en 2024 se iniciará la tramitación del decreto de residuos de construcción y demolición (RCD) y tierras.

A esta medida Tapia ha sumado el incremento en el presente ejercicio de 12 plazas del personal asignado a la Dirección de Calidad Ambiental y Economía Circular que estará destinado a garantizar la adecuación de las instalaciones de gestión de residuos, personal que se incrementará en 7 personas más el próximo año.

En el ámbito de la compra pública y privada verde de materiales secundarios procedentes de residuos prioritarios, Tapia ha recordado la aprobación en marzo de este año de la instrucción del Departamento de Economía y Hacienda sobre la incorporación de cláusulas ambientales en la compra y contratación de la administración general, institucional y demás entidades integrantes del sector público del País Vasco, en la que insta a todos los departamentos del Gobierno Vasco y sus entidades asociadas a incluir unos mínimos criterios ambientales en las licitaciones de 31 categorías de productos, servicios y obras.

En cuanto a los residuos plásticos, ha resaltado la creación de “Plataforma de plásticos de Euskadi”, así como la "Hoja de ruta de circularidad de plásticos”, para minimizar su depósito en vertedero y promover una economía circular del plástico en Euskadi.​ Además, en relación con la prevención y el fomento de la reutilización y el reciclaje de alta calidad de envases, ha apuntado la adjudicación de más de 7 Mills, € de Fondos Next Generation para 4 centros de reparación y reutilización en Euskadi y ha adelantado que en 2024 se realizará una experiencia piloto para la implantación de un sistema de depósito devolución y retorno de envases.

Recogida de amianto

Finalmente, en relación con la recogida y gestión de fibrocemento estructural desmantelado que esté en manos de la ciudadanía, prevista por la ley, la consejera ha confirmado la puesta en marcha de diferentes acciones para asegurar para el año 2024 la creación de celdas de fibrocemento y residuos estabilizados que den respuesta a los tres Territorios Históricos.

En relación con el amianto, y con la obligación que tienen los ayuntamientos de realizar censos municipales de instalaciones y emplazamientos que contengan amianto, tal y como regula la normativa de residuos estatal (Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular), la consejera ha resaltado la creación de una mesa interdepartamental del Gobierno Vasco integrada por las áreas de Medio Ambiente, Salud y Trabajo del Gobierno Vasco que apoyará a las entidades locales en el cumplimiento de dicha obligación. Como resultado de esta mesa de trabajo, ha destacado la edición de una guía metodológica para la elaboración de censos de amianto, así como la concesión de ayudas para crear dichos censos, lo que ha permitido que en la actualidad 33 ayuntamientos ya estén desarrollando sus inventarios.

Objetivos del Plan de Residuos

El Plan de prevención y gestión de residuos de Euskadi 2030 fue aprobado por el Gobierno Vasco en noviembre de 2021, para abordar tres retos clave como son: generar menos residuos y aprovechar su valor reintroduciéndolos en la economía; minimizar los residuos que van a vertederos; y seguir la legislación europea en materia de residuos.

Los resultados previstos por el Gobierno Vasco a alcanzar en 2030 son:

  • Disminuir un 30% la tasa de generación de residuos por unidad de PIB.
  • Aumentar la recogida selectiva de los residuos urbanos hasta un 85%.
  • Valorizar el 85% de los residuos no peligrosos.
  • Reducir a menos del 15% los residuos que terminan en vertedero.
Comentarios