Bideoak Lehendakaritza Itunes
(*) Azpititulazio-zerbitzu hau sortzen da probetako software bertsio batekiko automatizatutako eran. Barka itzazue akatsak.

Lehendakaria EITB-ren 30. urtemuga ekitaldiaren buru izango da

2012.eko irailak 06
Transkripzioa
Arratsalde on guztioi
EiTBren urtebetetzea ospatzen dugu eta, honekin,
gu guztiok, pixka bat zaharrago sentitzen gara.
Segur aski, Gabon zahar gaueko lehenengo emisio hura
denok gogoratzen dugu.
Asko pasa da gau zoriontsu hartatik.
Gaur, EiTB kalitatezko zerbitzu publiko modernoa dugu.
Euskal gizartearen eskaera bat asetzen duen zerbitzua.
Eta bide berean,
Euskadi, euskara eta euskal kulturaren sustapenean
laguntzen duen irrati-telebista.
Krisi garai honetan,
ahots askok telebista autonomikoen premia zalantzan jartzen dute.
Ez da gauza berria.
Krisia zerbitzu publiko guztiak ahultzeko aitzaki perfektua bihurtu da.
Gobernua, Ongizate Estatuaren defentsa sutsua egiten ari da.
Murrizketa desberdinen aurrean,
eredu eraginkor eta iraunkor bat aurrera eramaten ari gara.
Baina, honez gain, EiTB-k bere garrantzia erakutsi du.
Zuen eguneroko lanarekin, zuen programekin, berriekin,
hiritarrei kalitatezko produktu bat eskaintzen diezue
eta hori begi-bistan dago.
En los últimos tiempos,
el calendario nos ha regalado la ocasión de celebrar las efemérides
de buena parte de los principales símbolos de nuestro autogobierno.
El 30 aniversario del Estatuto, el 30 aniversario del Parlamento Vasco,
el 30 aniversario de la Ertzaintza, y hoy, 30 años de EiTB.
Tres décadas, en las que hemos ido construyendo y desarrollando un país;
tres décadas, que de alguna manera se reflejan
en el buen funcionamiento, en el exitoso funcionamiento de sus instituciones,
y que nos demuestran
lo mucho que hemos avanzado en todo este tiempo.
Que nos hablan de un país moderno, competitivo,
muy diferente de aquella realidad social y política
que echaba andar titubeante,
en mitad de una no menos titubeante Transición.
Fue el Estatuto de Gernika el que
nos constituyó como comunidad política, el que nos unió
a los vascos y a las vascas dentro de un objetivo común,
el que nos dotó de herramientas y de competencias para avanzar como país.
Y hoy, 30 años después,
juntarnos para celebrar estos diferentes hitos
debe de servirnos para reafirmarnos en el acierto del camino emprendido,
en el acierto de esa apuesta que nos ha dotado
de unos niveles de bienestar y de progreso,
difícilmente alcanzables por otra vía.
Pero no debiéramos de quedarnos sólo
en el mero homenaje, en la cómoda autocomplacencia.
Estas efemérides son también un momento oportuno
para la evaluación, para la reflexión, incluso para la autocrítica
y la revisión de nuestra actividad.
Y después de 30 años de andadura,
por qué no preguntarnos ¿qué aporta EiTB?
¿por qué es necesaria una radio televisión pública?.
Y creo sinceramente, que en esta revisión crítica,
EiTB y sus profesionales,
pueden decir con orgullo que han hecho los deberes,
que han ido cumpliendo objetivos
y que han crecido de la mano y con la sociedad vasca,
y que hoy contamos con una televisión moderna y de calidad
que ha sabido detectar y acompañar las demandas
que planteaban los nuevos tiempos
y avanzar con ellos, para seguir ofreciendo
un servicio de calidad necesario para la ciudadanía.
En los últimos tiempos
también se ha ido adaptando a las nuevas necesidades.
Se ha puesto en marcha “EiTB a la carta”
que es ese nuevo concepto de ver la televisión
lo que queramos, cuándo queramos y dónde queramos.
Se han realizado las gestiones necesarias para que
ETB se vea en Estados Unidos y Canadá,
donde viven vascos y vascas fuera de Euskadi.
La radio pública ha ido aumentando, creciendo
aumentando sus niveles de audiencia,
atrayendo cada día más oyentes
y generando de esta manera,
una mayor complicidad con la ciudadanía
que siente estas emisoras como parte de su propia vida.
Y lo que demuestra esto
es que todos vosotros y todas vosotras,
los profesionales de estos medios,
habéis seguido trabajando, habéis seguido mejorando,
habéis seguido perfeccionando vuestro producto, nuestro producto,
para acercar a la sociedad vasca, como decía,
un servicio de calidad y de prestigio.
Y quiero destacar esto.
Porque en un tiempo como el actual,
en que todo servicio público en general,
y las televisiones públicas en particular,
están siendo cuestionadas
creo que EiTB está demostrando
su calidad, su validez y su necesidad.
Lo digo porque las televisiones autonómicas
se han convertido en los últimos meses
en uno de los blancos preferidos
de quienes quieren utilizar la crisis para acabar con todo espacio público,
de quienes, en tiempos de estrecheces
confunden austeridad con recorte draconiano
y buscan derribar todo aquello que nos une
y nos integra en sociedad.
Y EiTB nos une, y nos integra
y nos da cohesión.
Y ha demostrado que se puede elaborar
un servicio universal y accesible
para el conjunto de la ciudadanía: con contenidos de calidad,
con información de interés, con el sello de veracidad,
de imparcialidad, de pluralidad
que son además identificativos de la propia sociedad vasca.
Una radio y televisión pública que ha ayudado
a la promoción del euskera, a la difusión de la cultura vasca,
de las diferentes culturas
como manifestación de lo que somos
y de cómo queremos mostrarnos al mundo.
EiTB ha contribuido en todo este tiempo
también a la difusión de valores éticos y democráticos
en nuestra sociedad;
a la consolidación de la convivencia democrática
una vez superada la lacra del terrorismo que tanto daño nos ha hecho
y tantas de nuestras energías ha agotado;
al necesario ejercicio de memoria y a la construcción de un relato
sobre nuestro pasado reciente que ayude
a la sociedad vasca a pasar página
pero haciendo que todas las páginas sean leídas
y que el horror de la última década, de las últimas décadas de terrorismo
no quede como un capítulo menor y prescindible
para nuestro país si de verdad queremos avanzar
sobre bases éticas y morales decentes.
Porque EiTB es la ventana a través de la que los vascos y las vascas
nos vemos a nosotros mismos
pero también es la ventana
a través de la cual nos mostramos al mundo
y esto obliga a hacer un esfuerzo en transmitir la realidad
de un país innovador, abierto, solidario,
y también respetuoso con la vida y con la libertad de opinión,
tantas veces atacadas en Euskadi.
Todo esto es lo que ha hecho que a lo largo de estos 30 años,
EiTB se haya consolidado como un servicio público de referencia.
Un servicio que la ciudadanía ha asumido como propio,
porque ha sido pensado y desarrollado para todos.
Pensemos lo que pensemos,
y tengamos el sentimiento de identidad que tengamos.
Ésta es la gran lección que EiTB nos lega,
no sólo para los siguientes 30 años,
sino para lo que debe constituir
la base de nuestra convivencia en sociedad.
Cuando los vascos y las vascas nos unimos y trabajamos juntos,
es cuando hacemos grandes cosas;
cuando sumamos esfuerzos, es cuando avanzamos;
cuando ponemos el interés general por encima del nuestro particular
es cuando progresamos.
Por ello, a pesar de nuestras diferencias,
a pesar de nuestros legítimos enfrentamientos,
debemos trabajar y preservar los espacios comunes
que nos acogen a todos
porque eso es lo único que nos hará fuertes.
Espacios comunes y compartidos como los que
ha sido capaz de definir, de transmitir y de crear nuestra EiTB.
Así que, felicidades a EiTB por estos 30 años de información,
de entretenimiento, por formar parte de la vida
de todos y cada uno de los vascos y de las vascas,
y por hacernos crecer con ella
haciéndonos a todos seguramente un poco mejores.
Y por eso
simplemente a todos y todas los que lo han hecho posible:
Eskerrik asko bihotz-bihotzez.
Oraindik ez dago iruzkinik
  • Faceless avatar thumb 70
    Zerbait esan nahi duzu?… iruzkindu bideo hau
Ekitaldiko kargudunak
(IX legealdia 2009 - 2012)