Bideoak Lehendakaritza Itunes
bilaketarekin bateragarritasunak topatu dira transkripzioan. Klika ezazu aurrerapen-barraren marka gorritan zure burua kokatzeko.
(*) Azpititulazio-zerbitzu hau sortzen da probetako software bertsio batekiko automatizatutako eran. Barka itzazue akatsak.

Lehendakariak 460 milioi eurotako kreditu baten berri eman du, Europako Inbertsioen Bankuak Eusko Jaurlaritzari emandakoa

2012.eko uztailak 25
Transkripzioa
Egun on guztioi.
Gaur, makina erremintaren hiriburuan gaude.
Euskal hiritarrok sektore honen burua eta bihotza gara.
Ezin da, gure enpresa barik, sektore honen garapena ulertu.
Eta, gaur, beste behin ere, berritzen gara.
Gaur, beste behin ere, makina erreminta berrasmatzen dugu, gure ekonomiaren traktore izateko.
HIPERION proiektua, gure ekonomiaren beste arloetan egin behar dugunaren adibide aproposa da;
Sektoreko hainbat enpresa bildu eta, Gobernuaren laguntzaz,
kanpoan lehiakorra izango den proiektu berritzaile bat aurrera eraman.
Gobernuak jarritako euro bakoitzeko, enpresa pribatuek bi euro baino gehiago inbertitu dituzte.
Proiektu honen muinean berrikuntza industriala dugu, enpresa liderrak,
elkarlan eraginkorra, baliabideetan indarra, etorkizunean iraungo duen apustua …
Hau da krisiari aurre egiteko bide egokiena.
Hau da Gobernuan ibiltzen ari den bidea.
Ikerkuntza eta berrikuntza, biharko ongizatearen bermea direla ados bagaude,
norabide honetan benetako apustua egin behar dugu.
Zenbakiak mahai gainean jarri behar ditugu. Eta, hemen Euskadin, zenbakiak baditugu.
Hace unos meses participé en Vitoria
en el balance de otro proyecto ETORGAI finalizado con éxito: la e-VITO,
estandarte de la apuesta de nuestro país por el vehículo eléctrico.
Se unían entonces diez empresas, lideradas por un gigante como Mercedes,
los agentes de la Red Vasca de Ciencia Tecnología e Innovación
y nuestros programas de ayuda a la I+D para construir en Euskadi
la primera furgoneta eléctrica fabricada en serie del mundo.
Y hoy volvemos a juntarnos con otro grupo de empresas,
en el corazón de la máquina-herramienta de Euskadi,
en torno a otro proyecto de colaboración público-privada de enorme recorrido para nuestra economía.
Ya se han explicado los detalles de este proyecto HIPERIÓN, así que no voy a detenerme en ello.
Pero sí quiero, en cambio, centrarme en el valor de este tipo de apuestas de innovación industrial,
y de colaboración entre empresas del sector y Gobierno
en proyectos que tienen vocación de permanecer en el tiempo, de competir internacionalmente
y de ayudar a nuestro crecimiento económico y a la generación de empleo.
Muchas veces me habrán oído hablar
de la apuesta de país que estamos haciendo para hacer frente a la crisis,
de forma bien diferente a la del resto de nuestro entorno.
De un modelo que busca combinar de manera eficaz
la austeridad en el gasto y el recorte de lo superfluo,
con otras medidas capaces de dinamizar la economía, la actividad industrial y el empleo.
Un modelo que apuesta por la I+D Industrial y que lo hace, no como compromiso de buena fe,
sino con recursos, con partidas económicas bien definidas en los presupuestos.
Y yo creo que ahí están los datos:
en un escenario, como el actual de 2012, de reducción presupuestaria,
algunos programas como ETORGAI, han incrementado su presupuesto por encima del 22%.
Es decir, ésta es la materialización de una gran apuesta de gobierno,
para apoyar proyectos industriales innovadores
en sectores estratégicos que puedan garantizar nuestro futuro.
Y es que estamos convencidos de que esto es lo que hay que hacer.
Si todos coincidimos en que la investigación y la innovación de hoy, es clave del bienestar de mañana,
si todos estamos de acuerdo en que debemos abrir nuevos caminos en casa para ser competitivos fuera,
lo que tenemos que hacer es poner las bases para conseguirlo.
Tenemos que poner números encima de la mesa, recursos para hacerlo posible.
Otros recortan, pero en Euskadi situamos el indicador de I+D en 2010 en el 2,08%.
La previsión para 2011, a la espera de tener los datos definitivos,
es que mantenemos los valores por encima del 2,03%.
Es decir, vamos a seguir por encima de la media de la Unión Europea.
Y como saben, nuestro objetivo es llegar al 3% en 2015, tal y como hemos fijado
en el Plan Vasco de Ciencia, Tecnología e Innovación, aprobado en Diciembre.
Y lo hacemos convencidos de que sólo investigando, sólo innovando, sólo desarrollando nuevos productos,
podremos garantizar nuestra competitividad y por lo tanto, nuestro éxito futuro.
Invertir hoy para ser mañana.
Y es que además, pese a las dificultades del momento, en Euskadi los números salen.
Y lo conseguimos gracias al esfuerzo de todos:
de las empresas, de los trabajadores, de los centros tecnológicos, de las administraciones públicas.
Pese a los sacrificios y apreturas a los que nos obliga la crisis, el Modelo Euskadi funciona.
Y este buen comportamiento diferencial de la economía vasca, no pasa desapercibido
ni en el resto de España ni fuera de ella,
como bien saben las empresas que compiten en el mercado global.
Euskadi, aunque les pese a algunos agoreros profetas de catástrofes,
sí genera confianza en el exterior, y eso se traduce en hechos.
En una coyuntura ciertamente complicada,
en el que se cierran alrededor nuestro todas las puertas,
hoy puedo anunciarles que el Banco Europeo de Inversiones
ha concedido un crédito de 460 millones de euros al Gobierno Vasco en condiciones muy ventajosas.
Demostración palpable, real, de que nuestras propuestas, nuestros proyectos
generan y merecen confianza.
Creo que ésta es una gran noticia que formalizaremos en los próximos días,
porque supone nuevos recursos con los que acometer inversiones productivas
y financiar la recuperación de nuestra economía.
Y es que como digo, mientras que algunos se dedican a sembrar interesadamente dudas
sobre la economía vasca o a ondear banderas de quiebra y a anunciar todo tipo de desastres,
el Gobierno se dedica a trabajar, a atraer inversiones y a impulsar el crecimiento económico.
Y lo estamos consiguiendo.
Este crédito concedido por el Banco Europeo de Inversiones supone, como decía antes,
confianza pero también un soplo de aire para la economía vasca,
para su tejido industrial y para sus trabajadores y trabajadoras,
y nos aporta un colchón de tranquilidad necesario en tiempos de incertidumbre.
Por eso, desde el Gobierno vamos a seguir impulsando esta política industrial,
que tiene un fuerte anclaje en la I+D
y que tiene también otro de sus anclajes en la colaboración publico-privada.
Sabemos que es un reto crucial para el futuro de Euskadi
y que sólo lo conseguiremos, solo lo alcanzaremos desde el esfuerzo colectivo
del conjunto de la ciudadanía, desde la suma de conocimientos,
de capacidades, de recursos, y desde la asociación de lo privado y lo público.
Yo creo que así lo habéis entendido las empresas que habéis respondido,
a las convocatorias de ETORGAI con proyectos colaborativos excelentes que os permiten
aunar esfuerzos, combinar capacidades y lograr resultados que de forma individual
seguramente hubieran sido mucho más lejanos y difíciles de alcanzar,
por no decir en algunos casos, inalcanzables.
Y yo creo que el proyecto HIPERION es un claro ejemplo de lo estoy diciendo.
Las empresas que formáis parte de este proyecto decidisteis no esperar sentadas,
sino reaccionar proactivamente invirtiendo esfuerzos y dinero
en una gama de productos de máquina herramienta de grandes dimensiones, enormes diría yo
y de gran precisión; enorme precisión también.
Atacando de alguna manera ese binomio que a simple vista parece casi incompatible:
tamaño y precisión.
Conseguir máquinas grandes, con una precisión enorme,
y con muy alta tecnología, fue el objetivo desde el primer momento.
Y ahora debemos convertir a este Consorcio Vasco de Máquina Herramienta
en la primera opción de compra a nivel mundial en el sector,
y actuar como motor del territorio, del país, y como una fuente de crecimiento sostenible.
Euskadi tiene una industria innovadora que está a la vanguardia a nivel internacional.
El sector de la máquina-herramienta es uno de los mejores ejemplos con este proyecto Hiperión.
Un proyecto enmarcado en la industria del metal, de fuerte arraigo en el País Vasco,
Es un sector que, a pesar del difícil momento económico que vivimos,
mantiene dinamismo y vocación de innovación y de internacionalización,
lo que le permite seguir siendo uno de los soportes fundamentales de nuestra industria.
De hecho, representa la máquina-herramienta el 51% de la industria vasca, el 13% de nuestro PIB,
da empleo a más de 150.000 personas,
y representa casi el 80% de la producción de toda España,
como digo, siendo referentes a nivel internacional.
Y esa fortaleza ha hecho que HIPERIÓN, sea hoy una realidad. Y por eso, desde el Gobierno Vasco,
sólo podemos estar satisfechos por haber colaborado para que así sea.
Han sido como os he dicho 11,5 millones de euros de inversión total en los tres años del proyecto,
de los cuales 3,1 han llegado desde ETORGAI.
Y que es así un apoyo bien merecido y bien aprovechado.
Porque por cada euro público puesto en juego, 2,7 más han procedido de la inversión privada.
Es decir, nos hemos implicado todos, y esto lo que hace es dar mayor fortaleza al proyecto.
El trabajo está hecho, lo tenemos aquí visible.
Es impresionante verlo además.
Y ahora nos queda, como decía, la entrada en el mercado, en el mercado global.
Porque ése es nuestro objetivo y nuestro lugar.
Desde la unión de esfuerzos, al liderazgo internacional.
Y viendo los resultados del proyecto, y el salto tecnológico que supone HIPERION,
estoy seguro de que va a ser un éxito.
Así que solo me queda daros las gracias, efectivamente a las personas,
a las personas que han hecho posible este proyecto,
que son los que transforman ideas y proyectos en realidades,
y animaros a seguir por este camino.
Nosotros, desde el Gobierno, seguiremos apoyando iniciativas como ésta,
iniciativas capaces de ser una realidad que transmite
ilusión, esperanza y confianza en el futuro de Euskadi,
porque yo creo que juntos podemos hacerlo.
Eskerrik asko denoi.
Oraindik ez dago iruzkinik
  • Faceless avatar thumb 70
    Zerbait esan nahi duzu?… iruzkindu bideo hau
Ekitaldiko kargudunak
(IX legealdia 2009 - 2012)