Evitar el sobreprecio de los pisos de VPO en concepto de mejoras que no existen

Beiz(e)k
2020.eko irailak 30
100 %alde
2 boto (2/0)

La pega es que hecha la ley, hecha la trampa. Esos ajuares, mejoras, muebles, etc que se venden por 20.000 a 60.000 euros, se hacen en contrato privado el mismo día que se firma el contrato de compraventa del piso por el precio legal. Esto es un secreto a voces que todo el mundo sabe. Ahora es casi mas barato comprar libre que VPO que como son nuevitos y con garaje, están mas caros. Respecto de lo de presentar denuncias ante nuestras delegaciones de vivienda, debo decir que en Etxebide no atienden el teléfono y los mensajes que se mandan a través de la web quedan sin contestación. Cuando lo he expuesto en zuzenean ya me han dicho que lo saben pero que no hacen nada porque no van a estar controlando cada caso si es cierto o no. Así las cosas el problema sigue sin tener solución. Sigue escaseando la vivienda pública y la que se vende es demasiado cara para optar a ella. Insisto en mi petición de que la entidad pública que la otorgó se haga con ella y la readjudique al precio marcado, que falta de solocitantes no van a tener.


Nota de IREKIA: Se ha suprimido la fotografía por contener datos personales.

Aldeko argudioak
  • Se empeñan en señalar que son ALGUNOS no queriendo ver la realidad que se demuestra del rastreo de anuncios publicados. Son la TOTALIDAD de viviendas protegidas las que se venden con sobreprecio. Siendo de esta manera que quien tiene poquito dinero mira v
    2020.eko urriak 09
Gehienez 255 karaktere
Kontrako argudioak
Gehienez 255 karaktere
2 iruzkin
  • Zerbait esan nahi duzu?… iruzkindu eskaera hau
  • 2020.eko urriak 09

    Se empeñan en señalar que son ALGUNOS no queriendo ver la realidad que se demuestra del rastreo de anuncios publicados. Son la TOTALIDAD de viviendas protegidas las que se venden con sobreprecio. Siendo de esta manera que quien tiene poquito dinero mira vivienda libre de baja calidad antes que una VPO que no puede pagar

  • Lurralde Plangintza, Etxebizitza eta Garraioak
    2020.eko urriak 09

    Cada año se trasmiten del orden de unas 1.000 viviendas protegidas en Euskadi. Todas y cada una de esas trasmisiones son controladas a través de los visados administrativos de los correspondientes contratos de compraventa.

    Este control administrativo comprueba que los compradores cumplan con los requisitos legales de necesidad de vivienda e ingresos máximos, y que el precio de compraventa no supere los límites de precios máximos de venta de las viviendas protegidas.

    Si no se cumplen los requisitos se deniega la operación de compraventa y cuando se detectan irregularidades o simplemente se presumen, el departamento de Vivienda adquiere la vivienda y sus anejos a través del ejercicio de sus derechos legales de tanteo y retracto sobre la operación.

    Los precios máximos vigentes en Euskadi no contemplan para nada que el precio de una vivienda incluya como adición ninguna valoración de muebles ni mejoras.

    En el caso, y eso ha pasado antes, de que el contrato de compraventa incluyera estas cuestiones de sobreprecios por muebles y/o mejoras, se ha procedido a imposibilitar la compraventa correspondiente, por las buenas, si las partes se avenían, o si no había acuerdo, mediante la compra de la vivienda a su precio oficial, sin sobreprecios por muebles ni mejoras, por parte del Departamento de Vivienda.

    La firma de contratos privados de viviendas protegidas con sobreprecios entre las partes son actos ilícitos y fraudulentos, que de ser descubiertos y probados son castigados con la máxima severidad que ya contempla la ley de Vivienda de 2015.

    No obstante, y como reflexión final, el hecho de que unas cuantas personas hagan trampas creemos que no debe significar que abortemos de raíz las segundas y posteriores trasmisiones de viviendas protegidas. Que existan trasmisiones de viviendas a precios asequibles para personas y hogares con necesidad de vivienda es bueno en sí mismo y frena la especulación incluso del mercado libre, si tiene suficiente entidad y peso.

    Por lo tanto, insistir en que los comportamientos ilícitos e irresponsables deben ser sancionados con severidad, de la misma manera que no hay que perjudicar a todo el colectivo por el comportamiento de algunos.

    Un saludo