Herritarren eskaerak Osasuna
Eu

¿Lectura de la temperatura en la frente o PCRs?. Usemos los recursos con efectividad.

2020.eko abuztuak 13
0 boto

En mi opinión la lectura de la temperatura en la frente no sirve para saber si una persona tiene el COVID, en cambio los PCRs si.
Me baso en lo siguiente: todo el mundo ya conoce (en los primeros días de marzo de 2020, no) que un síntoma del COVID es la fiebre, pero todo el mundo conoce que si te tomas un paracetamol a la media hora se te ha ido la fiebre.
Hoy en día no creo que a nadie se le ocurra salir a la calle, o enviar a sus hijos al cole habiendo tenido fiebre y la posterior toma de la pastilla, porque resulta del todo irresponsable, rayando casi en lo delictivo.

Por ello, pediría que se se emplearan los recursos humanos y dinerarios en pruebas que realmente si detectan la presencia del COVID.

Aldeko argudioak
Gehienez 255 karaktere
Kontrako argudioak
Gehienez 255 karaktere
3 iruzkin
  • Faceless avatar thumb 70
    Zerbait esan nahi duzu?… iruzkindu eskaera hau
  • Osasuna
    Orain dela 4 egun

    Estimado Dámaso:

    Coincidimos con usted en que es la prueba PCR la que permite conocer si una persona presenta una infección actual.
    El sentido de tomar la temperatura tiene la utilidad de detectar personas asintomáticas que, sin embargo, presentan una temperatura elevada y pueden estar infectados.
    La confirmación de dicha sospecha se hace posteriormente con una prueba PCR.

    En la actualidad se están haciendo cada vez más pruebas PCR por estas sospechas o bien por rastreo de contacto con otros casos.
    Sin embargo, el uso de esta prueba como rastreo en la población tiene poco sentido ya que la negatividad no garantiza que no pueda producirse una infección al poco tiempo, con lo que obligaría a una repetición continua de estas pruebas a todo el mundo.

    Es cierto que la fiebre puede enmascararse, pero por encima de las medidas normativas y de control, debe apelarse a la responsabilidad individual y social de todos.
    Por este motivo debemos quedarnos en casa si presentamos síntomas, si hemos estado en contacto con un infectado o si nos diagnostican la enfermedad.

    Atentamente.

  • 2020.eko abuztuak 15

    Lo más preocupante es, sin duda, lo que les estamos haciendo a los niños con este ambiente enfermizo que hemos creado sucumbiendo a la irracionalidad más absoluta. Señoras y señores, están destruyendo su maravilloso cerebro. Están destruyendo su vida para supuestamente salvar la de todos, lo cual es una falacia de dimensiones bíblicas. ¿Conocen ustedes las consecuencias psicológicas de lo que están haciendo y pretenden hacer con sus hijos? No. No las conocen, pero los gobiernos utilizarán una y otra vez la propaganda de la muerte como mal mayor, para inducirles a aceptar todos aquellos que, por arte de magia, pasaron a ser efectos secundarios (como en los medicamentos). La cuestión es, que la mayoría de nosotros no tenemos realmente un gran interés en la educación de nuestros hijos, porque estamos precisamente confinados en el egocentrismo propiciado por nuestra sufrida educación, o más bien, falta de verdadera educación. Creemos que mandar a los niños al colegio, a memorizar, examinarse, aprobar, y conseguir un empleo mediante el cual puedan perseguir la distinción y presunción de sus propias vanidades, es decir, su propia expansión psicológica, es educarlos, eso, y amoldarlos según nuestros condicionados valores. Y lo creemos, porque eso es lo que nosotros somos, lo que de nosotros hicieron. Y así, delegamos en el gobierno, fundamentalmente, la responsabilidad de su educación, de manera que aceptamos cualquier atrocidad por su parte, porque estamos demasiado ocupados con nuestras propias ansiedades como para no sucumbir a la facilidad de que otros se encarguen de una tarea tan compleja. “Es porque somos tan secos nosotros mismos, tan vacíos y sin amor, que hemos permitido que los gobiernos se apoderaran de la educación de nuestros hijos y de la dirección de nuestras vidas; mas los gobiernos quieren técnicos eficientes, y no seres humanos, porque los seres humanos son peligrosos para los gobiernos, así como también para las religiones organizadas. Por esto es que los gobiernos y las organizaciones religiosas buscan el dominio sobre la educación”. Jiddu Krishnamurti

  • 2020.eko abuztuak 14

    Hola Dámaso,

    Tienes razón en que medir la temperatura no sirve para detectar el COVID. Pero tampoco las pruebas PCR sirven para eso. Las autoridades y los medios que éstas controlan han estado estafándote a ti y a gran parte de la sociedad. Lo han estado haciendo en detrimento de todos, incluso de nosotros quienes intentamos concienciar a la gente.

    Una prueba PCR se basa en analizar secuencias de nucleótidos. El problema es que las secuencias obtenidas por PCR también existen en muchos otros virus. Algunos de esos virus son tan comunes como el de la gripe. Esto limita severamente la fiabilidad de las pruebas PCR, ya que dar «positivo» significa que se detectó «alguno» de esos virus pero no se sabe cuál. Es como si pretendieras resumir o clasificar todo un libro con ver solo unas pocas palabras de alguna página elegida al azar. Esto significa que incluso a una persona sana que se haya vacunado contra la gripe le puede salir «positivo» en una PCR aunque jamás haya tenido el COVID.

    Para poder identificar qué virus es el que la PCR ha detectado es indispensable un análisis de nucleótidos mucho más detallado que la información trunca con que un PCR opera. Una muestra tan insuficiente como la de la PCR no sirve para nada. La Asociación Búlgara de Patología[1] desmantela la falacia de los tests PCR.

    Aunado a esto, la comunidad científica todavía no ha aislado y purificado el virus en laboratorio. Es decir, aunque una PCR diera más información sobre los nucleútidos de la persona, no se sabe con qué patrón de nucleútidos habría que compararlo para determinar si esa persona realmente tiene el COVID. Por lo tanto, tu petición de pruebas que sí detecten la presencia del COVID es actualmente inviable incluso si los gobiernos empezaran a conducirse con honestidad.

    Por lo explicado anteriormente, cada vez que en la tv se habla de «casos confirmados por PCR» te están diciendo una auténtica patraña y un sinsentido. A esos mal llamados «periodistas» se les debería despedir y procesar en los tribunales por difundir esa serie de bulos.

    Las autoridades han estado aprovechándose de la ignorancia de la gente para someter a poblaciones enteras y quitarles libertades tan esenciales como la de respirar aire puro o la de comunicarse abiertamente con el prójimo. Al mismo tiempo están endeudando a generaciones enteras (pues alguien tendrá que pagar a los que fabrican las pruebas PCR y las vacunas) y colapsando la economía.

    Para más información te recomiendo seriamente que busques en Youtube videos como los de la Doctora Natalia Prego Cancelo, el grupo Médicos Por La Verdad, el Dr. Luis de Benito (quien ayer 13 de agosto descolocó a los charlatanes de TVE1 por no seguirles el juego de adoctrinamiento[2]) y varios más que dentro y fuera de España están denunciando el fraude del coronavirus. Dado que varios de esos videos están siendo retirados por Youtube, ya podrás conjeturar qué intereses tan fuertes hay detrás del adoctrinamiento sobre la vacuna, las mascarillas y los supuestos «contagios».

    [1] https://bpa-pathology.com/covid19-pcr-tests-are-scientifically-meaningless/

    [2] https://www.youtube.com/watch?v=62gDjJVMtRA