Eu

Rebajar las aceras junto a las plazas de aparcamiento de discapacitados

2018.eko abuztuak 29
100 %alde
2 boto (2/0)
N770 plaza con rebaje accesible

Es una sugerencia a las áreas de urbanismo y movilidad del gobierno vasco y los ayuntamientos.
¿Sería posible que las aceras junto a las plazas de discapacitados (caso de las sillas de ruedas) estuvieran rebajadas? En muchas ocasiones una persona en silla de ruedas encuentra aparcamiento pero una vez que se ha bajado del vehículo no puede subir a la acera porque el bordillo es muy elevado y tiene que circular por la carretera con el peligro que ello conlleva, hasta que encuentran una acera rebajada. Creo que sería más adecuado que la acera en el entorno de esas plazas estén a ras de suelo para evitar peligros.

En el supuesto de que la acera les quede junto a su puerta, hay un escalón de 12 cm que hace muy dificultoso bajarse y en el caso de que se bajen por el lado de la carretera si pueden bajarse luego tendrán que conseguir sortear el escalón.
Creo que lo más acertado es que la propia plaza de aparcamiento esté a la misma altura de la acera como he visto en Algorta (Getxo) junto a los ascensores de la plaza del Metro.
En muchos otros sitios el escalón es difícil de sortear.

Aldeko argudioak
  • Considero que todas las iudades deberían ser peatonales, sin carreteras, salvo bidegorris y lugares para residentes, pero no deberían existir bordes, aunque hay muchos en el parlamento
    2018.eko irailak 12
Gehienez 255 karaktere
Kontrako argudioak
Gehienez 255 karaktere
Iruzkin bat
  • Faceless avatar thumb 70
    Zerbait esan nahi duzu?… iruzkindu eskaera hau
  • Ingurumena, Lurralde Plangintza eta Etxebizitza
    2018.eko abuztuak 31

    Estimado Héctor:
    La propuesta que haces tiene todo el sentido. De hecho, así está previsto para las nuevas actuaciones urbanísticas por la normativa en vigor en materia de accesibilidad. Concretamente, el Decreto autonómico 68/2000 que aprobó las normas técnicas sobre condiciones de accesibilidad de los entornos urbanos, espacios públicos, edificaciones y sistemas de información y comunicación, establece lo siguiente en el artículo 3.11 del Anexo II: "5.– Se garantizará la incorporación del usuario de silla de ruedas de la plaza reservada del aparcamiento al itinerario peatonal o acera, evitándose situaciones de riesgo para los usuarios y potenciándose la colocación de la reserva colindante a los pasos de peatones".
    Existe otra normativa posterior en esta materia que refuerzan las exigencias de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados.
    La mayoría de los problemas radican en la adaptación de las viejas calles y otros espacios urbanizados de nuestros pueblos y ciudades, que en muchos casos no se pueden realizar con la rapidez y la amplitud debida.Esta es una cuestión en la que se viene insistiendo y trabajando con los municipios. Por eso, nuestro Departamento destina todos los años importantes subvenciones (este ejercicio, 6,4 millones de euros) para ayudar a los ayuntamientos y otras entidades locales a realizar planes y obras de mejora de la accesibilidad. Entre esas actuaciones, la adecuación de las aceras y la eliminación mediante rebajes, rampas o vados tienen una importante presencia.

    Esperamos que con el esfuerzo de todas las instituciones consigamos cuanto antes sea posible la plena accesibilidad en todos los espacios públicos y edificaciones, algo que por ley es exigible desde el año pasado.