Herritarren eskaerak Ekonomiaren Garapena eta Lehiakortasuna
Eu

Inversión en I+D+i presupuesto 2015

2014.eko azaroak 22
0 boto
Aldeko argudioak
Gehienez 255 karaktere
Kontrako argudioak
Gehienez 255 karaktere
Iruzkin bat
  • Faceless avatar thumb 70
    Zerbait esan nahi duzu?… iruzkindu eskaera hau
  • Ekonomiaren Garapena eta Lehiakortasuna
    2015.eko martxoak 12

    Estimado Luis,
    como hemos contestado en otra cuestión similar a esta que nos planteas, compartimos plenamente el convencimiento de que la industria del conocimiento debe ser una prioridad en las políticas de los gobiernos.
    La estadística de I+D del Eustat es una operación censal anual que sigue la metodología del Manual de Frascati utilizado por la OCDE y por Eurostat. Es decir, es el resultado de una encuesta anual en la que se pregunta a 1.551 empresas sobre (1) los recursos humanos y materiales que han destinado a actividades internas (no subcontratadas) de I+D en el año, (2) el origen de esos recursos y (3) los resultados alcanzados (en forma de patentes y modelos de utilidad).
    El año 2013 es el último año de la fuerte recesión económica que la CAE, y el Estado, viene sufriendo desde 2008. Esta recesión económica ha afectado fuertemente a la I+D en España. En el periodo de crisis (2008-2013) España ha reducido su gasto en I+D en relación al PIB del 1,32% al 1,24%. Euskadi, sin embargo, lo ha aumentado del 1,81% al 1,99%. Entre 2008 y 2013 los únicos gastos que han crecido de manera importante son los destinados a paliar la exclusión social y los relativos a I+D.
    Como se refleja en el texto que destacas, en el año 2013 el gasto en I+D de la CAE en relación al PIB ha sufrido por primera vez una disminución. El año 2013 fue un ejercicio con fuertes restricciones presupuestarias a consecuencia de la existencia de una mayor deuda que amortizar, el establecimiento de un menor techo de endeudamiento y una fuerte caída de las inversiones del orden del 13%. Al existir menos recursos y más necesidades sociales que atender hay una menor disposición de recursos para invertir en I+D.
    Aunque este resultado global no es el más deseable, hay que tener en cuenta que el gasto en I+D representa sólo un indicador de “input” del sistema. Existen otros indicadores que miden la calidad y excelencia del conjunto del sistema (hasta 25 en el referente europeo IUS, tanto de input como de output). Por ello, cuando se analiza en detalle, hay algunos aspectos positivos que son especialmente reseñables:
    Apuesta por las personas:
    El empleo se ha mantenido prácticamente y los salarios han aumentado un 0,15%. El ajuste se ha realizado sobre los gastos generales de mantenimiento y en las inversiones.
    Se mantienen los activos principales de conocimiento, aumentando el nº de investigadores en Euskadi en 2013, de 11.771 a 11.842 (+0,6% en el nº de investigadores respecto 2012). En particular, en la Administración Pública el número de investigadores ha pasado de 585 a 623.
    Apuesta por la corresponsabilidad y la adicionalidad. Estamos en el camino correcto (la financiación privada de las empresas supuso el 57% del gasto).
    Existen indicadores que permiten afirmar que el Sistema Vasco de Investigación sigue avanzando:
    • Los resultados de los esfuerzos de investigación siguen mejorando. El número de patentes ha pasado de 210 (2012) a 217 (2013) y el de modelos de utilidad de 112 a 130.
    • Los Agentes de la Red Vasca de Ciencia, Tecnología e Innovación han captado 57 millones de euros de fondos europeos en 2013, 12 millones de euros más que en 2012.
    • Informe de la Ciencia 2014: la producción científica en Euskadi alcanzó su máximo absoluto en 2013 y se ha doblado en menos de una década.
    • RIS 2014: Euskadi se mantiene entre las regiones europeas de alta innovación (junto con Navarra las únicas en todo el Estado).
    • IUS 2014: por vez primera Euskadi se equipara con el grupo de países europeos de alta innovación.
    Todos los sectores reducen los recursos destinados a la I+D. No obstante hay que resaltar el esfuerzo realizado por la Administración de la CAE en un contexto de recursos decrecientes y necesidades sociales crecientes.
    La reducción de la financiación de la Administración Pública a la I+D se deriva fundamentalmente de la reducción de la aportación de la Administración del Estado. En total, la aportación de la Administración pública baja de 494 M a 460,1. De esos casi 34 M, más de dos terceras partes corresponden a la Administración del Estado, que aportó 23 millones menos en 2013.
    La caída de recursos provenientes del Estado en 2013 se suma a las producidas en los años anteriores. Los fondos procedentes de la Administración del Estado han caído de 131 millones de 2010, máximo de la serie histórica, a 39 millones en 2013 (89 en 2012 y 62 en 2012).
    Los fondos que los centros tecnológicos afirman recibir de las Administraciones Públicas sufren una pequeña disminución, pasando de 73,5 M a 67,7 M. La reducción más fuerte se produce en los fondos que reciben de las empresas, de 111,2 a 80,6M.
    El Presupuesto de 2014 ya incorporó una mayor dotación de recursos para I+D: de una dotación de 194,4 M en 2013 se pasa a 202,8 en 2014. Este incremento se consolida en el proyecto de presupuesto 2015 que presenta un gasto de 203,8 M de euros.
    El Gobierno Vasco mantiene su apuesta estratégica por la investigación y la innovación, que se materializará en el nuevo PCTI Euskadi 2020:
    Orientado a mejorar el bienestar, el crecimiento económico y el empleo
    A través de una política de innovación basada en:
    • La especialización inteligente, para poder aprovechar mejor las oportunidades globales (seguimos el modelo europeo)
    • La mejora de la eficiencia del Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación (maximizar y optimizar nuestros recursos)
    • La obtención de resultados de la investigación y su transferencia a las empresas y la sociedad.