Vídeos Lehendakaritza Itunes
(*) Este servicio de subtitulación se genera de forma automatizada con una versión de software en pruebas. Disculpen los errores.

Lehendakari: “La sociedad vasca ha sufrido la violencia y nos corresponde ser ejemplares en la construcción de la convivencia”

15 de mayo de 2018
Transcripción
Alkate jauna, herri agintariok, herriordezkariok, hainbat esparrutako
herri ordezkariok zaretenok,Fundazioaren eta Klusterraren
arduradunok eta mahaikidearen Campsanderea ere, arratsalde on.
Etika dugu hizpide eta har dezagunabiapuntu gisa, bada, Giza Eskubideen
Adierazpen Unibertsala, alkateak aipatuegin dituen Giza Eskubideena, hirurogei eta
hamar urte bete ditu eta.
Adierazpen horretan, balioak modu argianordenatuta daude eta lehentasuna ematen
die, hain zuzen, giza duintasunari etagiza eskubideei. Konpromiso etiko hori
bada, abiapuntu sendoa da bizikidetzaberreraiki nahi duen Euskadirentzat.
Agradezco la organización y laoportunidad de este congreso de
Liderazgo Ético. Nos ayuda a conocery comprender mejor que la ética no son
abstracciones teóricas, profundas yetéreas, sino que hablamos de establecer
un orden claro y concreto de valores.
Un ejemplo fue el Código Ético y deConducta que pusimos en marcha nada más
llegar a la legislatura anterior, alGobierno, en el año 2013.
Fue mucho más que una declaración deintenciones.
Fue un compromiso firme para promover laejemplaridad de las personas que tenemos
responsabilidad pública a través de laintegridad, para salvaguardar la imagen
de la institución;
para garantizar que la confianza de laciudadanía no sufra menoscabo alguno; y
para mejorar la eficiencia del serviciopúblico que ofrecemos a la ciudadanía.
Hoy, aquí, quiero revalidar nuestrocompromiso con este código pionero y
valioso para regir el trabajo diario detodas las personas que ocupamos cargos
de responsabilidad política. Asumir unaresponsabilidad, compromiso o
liderazgo ético significa comprendertambién que la dignidad humana
representa el valor supremo. Ladignidad humana significa que cada
persona es irrepetible, porque no es unmedio, sino un fin en sí mismo. Cada
persona es un fin, porque tienecapacidad de elegir en conciencia y
derecho a desplegar su propiarealización humana.
La dignidad humana significa que cadapersona es más que cualquier reducción
de sí misma, más que cualquieretiqueta que se le atribuya, y
más que cualquier circunstancia, emocióno problema que le acompañe. La persona
tiene dignidad humana, porque tienecapacidad de autocrítica, de
rectificación, de pedir perdón y deaceptarlo. Tiene dignidad humana porque
tiene capacidad también de elegir lasolidaridad. La dignidad humana, como
valor supremo, tiene una implicaciónpersonal, requiere ser experimentada,
vivida, asumida y proyectada en primerapersona. Requiere ejemplaridad.
El liderazgo ético implica defender ypromover este orden de valores contra
viento y marea. Euskadin ,ondodakigu, momentu berezi bat bizitzen ari
gara. ETAren amaieraren osteanbizikidetzaren
erronkari heldu behar diogu, eta erronkahori etikari lotuta dago gehienbat.
Izan ere,
jokoan dagoena zera da: giza duintasunaketa giza eskubideek gorpuzten duten
balio gorena.
Biktimei, oroimenari, eragindako mininjustoari, presoen edo bere familien
eskubideei eta bizikidetzari buruz hitzegiten dugunean, hain zuzen, erronka
etiko batez ari gara.
Euskal gizarteak indarkeria jasan du.Orain eredu izan behar dugu
bizikidetzaren eraikuntzan. Eredu izanbehar dugu, bai bakean oinarritutako
hezkuntza eta kultura eraikitzen. Eredu,baita ere, herritarren arteko topalekua
sortzen. Hori da, beraz, euskal gizarteakpartekatzen duen erronka etorkizun
hobe.
baten alde. Tras el final de ETA,afrontamos la convivencia y el encuentro
social: un reto ético de primer nivelcomo sociedad. La sociedad vasca ha
sufrido la violencia y nos correspondeser ejemplares en la construcción de la
convivencia. La visión y el compromisoético están muy presentes cuando
hablamos de nuestro presente y futuro.Víctimas, memoria, daño injusto,
personas presas y sus familias.Primero, cuando hablamos de las víctimas,
hablamos de un reto ético, porque estánen juego el reconocimiento de su
dignidad humana y la reparación de susderechos humanos, que nunca debieron ser
violentados. Segundo, la memoria nosplantea un reto ético, porque está en
juego reconocer que en el pasado seantepusieron otras causas y valores a la
dignidad y los derechos humanos.Tercero, reconocer el daño injusto
causado con el terrorismo y laviolencia plantea un reto ético, porque
está en juego el rechazo de aquellosmedios que pretendieron atribuirse un
sentido superior a la dignidad humana.
Cuarto, la atención a las personaspresas y sus familias. La política
penitenciaria es reto ético, porqueprovocar un sufrimiento innecesario no
es ético y porque está en juego laconsideración que también corresponde a
las personas privadas de libertad y susfamilias. En definitiva,
la convivencia es un reto éticoapasionante.
Significa defender un orden de valoresen el que la defensa de la dignidad
humana y los derechos humanos ocupan elprimer lugar. Significa asumir la
ejemplaridad en el compromiso personal ycontribuir a extender esa ejemplaridad
a toda nuestra sociedad. Este es elreto al que da respuesta este Congreso
de Liderazgo Ético que, reitero, llegaen un momento clave para el futuro de
nuestro país. Un país que debe aspirar aliderazgoo ético.
Honakoa, momentu egokia da etika eta etikarekikokonpromisoari buruz aritzeko
eta elkarrekin hausnartzeko. Beraz,Klusterrari zorionak antolatzaileei
eta eskerrik asko parte hartukoduzuen guztioi arratsalde honetan.
Ondo izan
Todavía no hay comentarios
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta este vídeo
Cargos asistentes al acto