Inmigración masiva, el suicidio de Euskadi

Por Peter
23 de septiembre de 2022
Aún no contestada
57 %a favor
7 votos (4/3)

El progresismo de la izquierda radical y el marxismo constituyen la punta de lanza de un movimiento global anti-occidente que se levanta sobre elementos como el apoyo a la inmigración sin control. Es más, la migración masiva es un proyecto calculado para repoblar el territorio del occidente en declive, con el racismo como principal instrumento, un arma política.

La ONU publicó en el año 2000 un informe en el que llamaba a sustituir la población europea autóctona con migraciones de reemplazo. Y señalaba que era algo necesario para evitar la disminución y el envejecimiento de la población autóctona con tasas de fecundidad y de mortalidad bajas. El Gobierno Vasco también lo considera así.

Pero las instituciones internacionales y los gobiernos ocultan que la verdadera razón de que las familias opten por no tener descendencia se debe a los salarios de miseria que ingresan en sus hogares.

Estos salarios a nivel de esclavitud se han logrado gracias a las normas mundiales por las que se rige el comercio entre las naciones, acordadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y numerosos países, también por España.

Han sido notorios los casos de “dumping” social y la importación de productos asiáticos a precios por debajo del coste de producción y el consiguiente hundimiento de empresas y desmantelamiento de sectores industriales completos.

Por tanto, no se trata como dice un ministro español de salvar las pensiones mediante la búsqueda de 10 millones de inmigrantes, sino de incentivar la natalidad autóctona mediante ayudas adecuadas por número de hijos/as a medio-largo plazo de una forma estable.

Este afán por atraer al mayor número posible de inmigrantes, la mayoría ilegales, provoca que el RGI – Renta Garantía de Ingresos, más el resto de las ayudas que se conceden de forma sistemática, superen un salario de un subalterno o un auxiliar administrativo de la Administración Pública, por citar un caso. Un claro ejemplo de discriminación.

Dejo sin mencionar cómo los países socialdemócratas escandinavos se están convirtiendo en un infierno multicultural, donde la violencia y el terrorismo se han convertido en la norma, y la libertad de expresión está amenazada.

Creo que es necesario parar la inmigración en los términos actuales para proteger Euskadi y el futuro de nuestros jóvenes. Un país no puede recibir una inmigración descontrolada porque puede desaparecer como tal.

Es tal la presencia de inmigrantes en nuestras calles que abruma. Llegados a este punto … ¿puede informar el Gobierno Vasco qué presupuesto destina a sufragar los costes de alquileres y estancias en hoteles y otras dependencias a inmigrantes y refugiados? Quizá hayan informado ya al Parlamento Vasco.

Argumentos a favor
Máximo 255 caracteres
Argumentos en contra
Máximo 255 caracteres
4 comentarios
  • ¿Algo que decir?… comenta esta petición
  • 29 de septiembre de 2022

    Hola Iñaki.
    Lo que tú expones en tu mensaje, me merece mi total respeto, pero es sólo tu opinión.
    Yo tengo la mía y creo que todas las personas son merecedoras de buscarse lo mejor para ellos y sus familias.
    Según tu criterio, solo los que estudian tienen derecho a una vida digna lo cual me parece un poco racista, dicho esto si acritud.
    Creo que tú solo piensas en tus intereses y desprecias a los que, para ti, son una amenaza.
    Aquí lo que falla es el Sistema.

    Un cordial saludo.

  • 29 de septiembre de 2022

    No me extraña que en este país haya más perros que niños. Ya de primeras si tienes un hijo con las leyes que hay en este país te arriesgas a que si tu pareja se separa de ti (siendo hombre) te quedes en la calle, pagando hipoteca y manutención. Fácilmente el hecho de tener un hijo puede suponerte el quedarte en la calle con el 50% de tu sueldo destinado a pagar la hipoteca de una casa en la cual no podrás vivir hasta que el hijo sea mayor de edad y su manutención. Ya me dirás como vive una persona con el 50% de su sueldo embargado durante 18-25 años.

  • 27 de septiembre de 2022

    Hola Tenan,

    Tu respuesta refleja que todavía no estás consciente de los retos de la economía en el siglo XXI.

    Una consecuencia del desarrollo tecnológico es la redundancia de población. Con más de dos siglos de revolución industrial y progresiva automatización ya debería quedar claro que cada vez se necesita menos gente para que una economía o un sistema funcione.

    Solo la gente que de verdad estudia y se capacita se mantendrá útil. El resto se volvera obsoleto de la misma manera como la tecnología ha ido reemplazando a jornaleros desde los albores de la producción serial. Aunado a eso, el rezago del sistema educativo español se está agudizando ahora que los gobiernos impulsan desde el aula (incluyendo varios cursos de Lanbide) las agendas de la «diversidad», de la «igualdad», de la «solidaridad», del «bienestar social» y demás charlatanería.

    En tu respuesta solo aseveras que «los necesitamos», así, sin matices. Pero no muestras ni el menor intento en explicar cómo un mantero o un receptor de RGI satisface --y menos aún cómo satisfará-- las necesidades de un mercado laboral cada vez más competitivo. Lo que Peter reclama es que el gobierno insiste en exacerbar por varios frentes la creciente precariedad del trabajador promedio.

  • 27 de septiembre de 2022

    Ahora mismo, hay en Euskadi, más perros que niños, en una o dos generaciones, tal y como va la cosa, no habrá gente para que este país funcione si no es por los migrantes.
    Sí es cierto que las ayudas están mal repartidas, ya que tienen más derechos los migrantes, que un autóctono que ha trabajado toda su vida aquí pero que se quedó en el paro con más de 50 años, y que por desgracia tiene una pequeña huerta de 60 metros cuadrados que heredo de su abuela.
    Pero en cuanto a vetar la entrada de extranjeros, hoy día es como poner puertas al campo.Nos guste o no, los necesitamos.