Es

Discriminación en la sombra

12 de abril de 2018
0 votos

He leido hoy la noticia sobre el nuevo PD de Vivienda y las ayudas al alquiler de vivienda para jóvenes. No voy a cuestionar en este email las ayudas a la emancipación ¿? sino la sustancia de la ayuda a los jóvenes: ¿Por qué no es para todos los jóvenes?¿Por qué el factor renta como límite y no el factor renta como minoración de la ayuda?
Saben por qué titulo este email "discriminación en la sombra": Porque muchos jóvenes no se beneficiarán de esta ayuda y sin embargo su vida no esta exenta de esfuerzo,esfuerzo y más esfuerzo.
Les pongo por caso mi propio hijo y su esfuerzo: ha invertido tiempo y vida en grado en química, master, advanced y ahora mismo beca de doctorado a 4 años en un Centro de Investigación vasco. Se levanta a las 06:00h de la mañana para ir de Bilbao a Miramón (Donostia) y vuelve a las 19:30h como mínimo. Esforzado y comprometido en su trabajo (esto es demostrable). Su pareja: grado en Secretariado. Superan el limite de ingresos establecidos por la ayuda.
pero son jóvenes (25 años), quieren emanciparse y no tienen ahorros (empiezan su vida laboral después de la Facultad) por lo que se plantean vivir de alquiler. Además, la movilidad y precariedad laboral no favorece la toma de decisiones para apostar por la compra.
Y con todo....no son beneficiarios de la ayuda....¿Por qué? ¿porque se han esforzado y se siguen esforzando?
No amigos...es hora de construir un sistema de ayudas/subvenciones que no discrimine a los que, por su esfuerzo, son capaces de conseguir un nivel de renta determinado pero no una calidad de vida que se les presume. Esta es una de las claves. Otra, lo ya dicho: Todos, digo TODOS, son jóvenes, todos quieren construir su vida independiente.
No está siendo fácil para mí explicarle que no va a recibir ayudas y por qué.
Eskerrik asko

Argumentos a favor
  • Si llevamos esto a un contexto más general, Valen Santos ha descrito la esencia del Estado del Bienestar y el defecto fundamental de éste.
    12 de abril de 2018
Máximo 255 caracteres
Argumentos en contra
Máximo 255 caracteres
Un comentario
  • Faceless avatar thumb 70
    ¿Algo que decir?… comenta esta petición
  • Ingurumena, Lurralde Plangintza eta Etxebizitza
    16 de abril de 2018

    Estimado Valen:
    El Plan Director de Vivienda 2018-2020 no sólo contempla el nuevo programa Gaztelagun, que trata de favorecer la emancipación de las personas jóvenes entre 23 y 35 años mediante el abono de prestaciones al alquiler. Su objetivo principal se centra en la promoción de nuevas viviendas protegidas en alquiler (hasta el punto de que en 2020 el 100% de la iniciativa pública lo va a ser en este régimen de acceso) y en la captación de viviendas deshabitadas para su puesta inmediata en oferta en alquiler público. Estas actividades concentran muchos más recursos (por ser más costosas) que los destinados a Gaztelagun, con ser estos importantes.

    Estamos hablando de producir 2.950 nuevas viviendas en alquiler y alcanzar las 7.200 viviendas deshabitadas captadas en 2020. Eso supone incrementar la oferta global publica en alquiler para que se sitúe en el entorno a las 22.000 viviendas en 2020.

    En este muy importante esfuerzo, el colectivo diana (aunque no único) van a ser las personas jóvenes, que van pasar a disponer de un cupo de acceso prioritario en esas viviendas en alquiler, por lo que van a pasar a disponer de oportunidades reales de acceso al parque público en alquiler.

    Es cierto que tanto en el programa Gaztelagun (18.000 €) , como en el caso del acceso al parque público en alquiler, se fijan límites de renta ( 25.000 € en viviendas sociales o 39.000 € en VPO); primero, porque el Estado de bienestar tiene sus propios límites de recursos disponibles (la contraparte del gasto es el ingreso fiscal, básicamente en forma de impuestos, y nuestros niveles impositivos están por debajo de la media UE y muy alejados del mejor Estado de bienestar existente, que es el socialdemócrata nórdico), y segundo, porque se considera que por encima de esos niveles de renta las personas pueden acceder razonablemente en condiciones de mercado a los servicios y/o productos.

    No obstante, y con los datos estadísticos de ingresos de hoy, la inmensa mayoría de los jóvenes entran en esos estratos de renta que protegemos. No se penaliza el esfuerzo, solo se pretende compensar la mala suerte.

    Los que se sitúan por debajo de los límites de renta señalados no lo son porque no se esfuercen lo suficiente, sino porque a pesar de su esfuerzo se sitúan en una posición de bienestar por debajo de la media ( o de la mediana cuando entran en riesgo de pobreza).

    Con los recursos disponibles, es inasumible desde el punto de vista económico extender las ayudas al alquiler a todos los jóvenes, y además, seguramente, sería poco equitativo y justo de cara a la compensación de las desigualdades sociales y económicas.