Noticias Sanidad y Consumo
Es

En 2020 el 50% de la población vasca podrá realizar algún tipo de actividad física gracias a Aktibili

6 de abril de 2012

6 de abril, Día Mundial de la Actividad Física

En Aktibili participan instituciones públicas y privadas de distintos sectores que han recibido 96 propuestas de actuación para el fomento de la actividad física, que tiene una incidencia directa en la mejora la salud de los enfermos crónicos y en la prevención de episodios agudos. En Euskadi casi un 30% de la población mayor de 15 años puede considerarse activa según la última Encuesta de Salud, aunque la cifra es más alta que la media del Estado todavía está lejos de países como Suecia, Finlandia o Dinamarca que presentan tasas superiores al 75%. Uno de los principales focos de atención está en las franjas de edad infantil y juvenil, entre los 12 y los 18 años: tan sólo 1 de cada 3 chicos y 1 de cada 5 chicas pueden considerarse activos en su tiempo libre.

En cuanto al colectivo de las personas mayores de 65 años, las cifras son parecidas: un 35% de los hombres y un 18% de las mujeres pueden considerarse activos. Aunque en los últimos años se está observando un repunte del interés por la actividad física a partir de esta edad.

En cuanto a las formas más habituales en la práctica del ejercicio físico, destacan: que un 63% prefiere realizar actividad física por su cuenta y la opción más elegida es al aire libre: 34%; frente a un 21% que opta por los clubes o gimnasios privados y un 12% por instalaciones públicas de acceso libre. Otra cifra destacable es que un 42% de la población vasca se desplaza habitualmente sin utilizar medios motorizados y de ellos un 41% lo hace andando y un 9% en bicicleta.

Objetivos de Aktibili

Para tratar de mejorar estos datos se está desarrollando Aktibili, una iniciativa en la que participan de forma conjunta diferentes instituciones, entre las que se encuentra el Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco, así como asociaciones científicas, colectivos profesionales y agentes sociales que tienen como objetivo: fomentar la práctica de la actividad física regular, reducir el sedentarismo y mejorar la salud y la calidad de vida de la población vasca.

El carácter interinstitucional de Aktibili hace que se aborde la actividad física desde un concepto amplio que engloba: el conocimiento de las recomendaciones sobre la práctica de actividad física, la mejora de las actitudes y el apoyo social hacia la práctica de actividad física regular, la limitación de la conducta sedentaria y el fomento de espacios urbanos y naturales que faciliten la práctica de actividad física, así como el acceso a instalaciones recreativas y deportivas y la existencia de infraestructuras adecuadas para el transporte activo.

Todos estos aspectos los han valorado las 82 personas, pertenecientes a diferentes ámbitos sociales, que han participado en los grupos de trabajo que han estudiado las más de 500 propuestas y sugerencias planteadas por ciudadanos de todas las edades sobre cómo mejorar las condiciones para la práctica de la actividad física. Tras el análisis, se han concretado 96 propuestas de actuación, resumidas en los siguientes ámbitos: Municipal, Movilidad, Intervención urbana, Sanitario, Educación, Laboral, Comunicación, Investigación, Evaluación y Coordinación intersectorial. Las propuestas abarcan medidas como: señalización de senderos, aumento de bidegorris, diseño de parques, prescripción de actividad física desde atención primaria, promoción de espacios adecuados en centros educativos y otras muchas iniciativas que tienen como objetivo que en 2020 se incremente un 20% el porcentaje de personas que realicen algún tipo de actividad física, con respecto a los niveles actuales.

En estos momentos las instituciones: Gobierno Vasco, diputaciones, ayuntamientos y los demás organismos que forman parte de Aktibili se encuentran en la fase de estudio de esas 96 propuestas de actuación para valorar cuáles se adaptan más a sus posibilidades y necesidades o bien cuáles de ellas son homologables a iniciativas que están desarrollando en su propio ámbito para adaptarlas a los criterios de Aktibili. Las iniciativas seleccionadas comenzarán a ponerse en práctica a partir del último trimestre del año.

Beneficios de la Actividad Física

Con motivo del día Mundial de la Actividad Física el 6 de abril, conviene recordar algunos datos que maneja la Organización Mundial de la Salud: la inactividad física constituye el cuarto factor de riesgo de mortalidad más importante en todo el mundo
(6% de defunciones a nivel mundial), sólo superado por la hipertensión (13%), el consumo de tabaco (9%) y el exceso de glucosa en sangre (6%).

En cuanto a la población infanto-juvenil, la prevalencia de obesidad en Euskadi en la población de 4 a 18 años alcanza el 12,2%, está lejos de las cifras existentes en otras regiones y países, pero sigue siendo negativa por su incidencia futura en la salud.
El ejercicio físico permite evitar la dependencia en edades avanzadas y contribuye a la prevención y tratamiento de enfermedades crónicas. Tal como se recoge en la Estrategia de Cronicidad de Euskadi, la prevención y el tratamiento terapéutico de las enfermedades crónicas a través del ejercicio tienen una incidencia directa para evitar el desarrollo de la enfermedad y facilitar una mayor calidad de vida a través de un buen cuidado de la salud.

Además, diversos estudios avalados por la Oficina europea de la OMS han constatado que la práctica de la actividad física de forma regular supone también un ahorro en costes sanitarios. Solamente la contribución de la actividad física a la reducción de los problemas derivados de la obesidad y el sobrepeso se estima en alrededor de 10 millones de euros al año.

Recomendaciones para la práctica de actividad física

Se recomienda un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física moderada o vigorosa para niños y jóvenes, y un mínimo de 150 minutos semanales, al menos tres días a la semana, de actividad física moderada para las personas adultas y mayores. Este objetivo puede alcanzarse a través de la acumulación de sesiones de un mínimo de 10 minutos a intensidad moderada.

Hasta el primer año de vida, se facilitarán a los bebés estímulos a través del movimiento, especialmente a través de juegos supervisados, en entornos seguros, en el suelo y/o actividades acuáticas apropiadas. De 1 a 5 años, se recomienda un mínimo de 3 horas diarias de actividad a cualquier intensidad acumuladas a lo largo del día.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación