Noticias Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca
Es

Desestimadas indemnizaciones por valor de 19 millones de las canteras de Zalloventa y de Peña Forua (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 13-03-2012)

13 de marzo de 2012

Acuerdo de desestimación de la reclamación de responsabilidad patrimonial de la Administración General de la Comunidad Autónoma del País Vasco formulada por la mercantil Cantera Peña Forua, S.A., por los daños y perjuicios sufridos como consecuencia de la aprobación de la Ley 1/2010, de 11 de marzo, de modificación de la Ley 16/1994 de 30 de junio, de Conservación de la Naturaleza del País Vasco. Acuerdo de desestimación de la reclamación de responsabilidad patrimonial de la Administración General de la Comunidad Autónoma del País Vasco formulada por la mercantil Canteras y Hormigones Zalloventa, S.A., por los daños y perjuicios sufridos como consecuencia de la aprobación de la Ley 1/2010, de 11 de marzo, de modificación de la Ley 16/1994 de 30 de junio, de Conservación de la Naturaleza del País Vasco.

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión desestimar la reclamación de responsabilidad patrimonial formulada por las sociedades explotadoras de las canteras de Zalloventa y de Peña Forua, que solicitaban indemnizaciones por un valor total de 19.037.128 euros por los daños y perjuicios que, a su juicio, les causó la aprobación de la Ley 1/2010, de 11 de marzo, de modificación de la Ley 16/1994 de 30 de junio, de Conservación de la Naturaleza del País Vasco al considerar que se limitaban sus posibilidades de actividad.

El Consejo de Gobierno ha aprobado así el acuerdo por el que se desestiman estas reclamaciones, que en el caso de la formulada por la mercantil Canteras y Hormigones Zalloventa, S.A. ascendía a 4.835.530,42 euros, mientras que en el de la mercantil Cantera Peña Forua, S.A. la indemnización solicitada era de 14.201.598,18 euros.

En el caso de Peña Forua se considera que la mercantil reclamante no ha sufrido lesión alguna como consecuencia de la aprobación de dicha Ley de Conservación de la Naturaleza del País Vasco, puesto que no contaba con ningún proyecto aprobado de explotación subterránea de la cantera a la fecha de aprobación de la citada Ley 1/2010, que es lo que pretendía dicha empresa.

Por ello se consideran en la práctica nulas las expectativas a futuro de conseguir las correspondientes licencias para llevar a cabo la explotación subterránea, habida cuenta de la preeminencia dada por los poderes públicos a la defensa del medio ambiente en el entorno natural en el que se encuentra enclavado el yacimiento minero de Peña Forua, que es la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

La inexistencia de lesión antijurídica se hace más evidente si se tiene en cuenta que la Ley 1/2010 no impide que la mercantil pueda seguir aprovechando la cantera conforme al proyecto de explotación que le fue otorgado en virtud a la Resolución de 16 de noviembre de 2007, del Director de Energía y Minas del Departamento de Industria, de Concesión Directa de Explotación.

Respecto a Zalloventa, a cuya empresa explotadora el Gobierno Vasco ya indemnizó el pasado año con 9.237.153 euros por el lucro cesante causado por la revisión del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural de Urkiola aprobada en el año 2006 que limitaba el área de explotación, se considera que la mercantil no tenía la autorización de explotación necesaria sobre la que reclamar, sino una mera expectativa de negocio.

En el momento en el que la mercantil presentó la reclamación -día 29 de marzo de 2009- las distintas autorizaciones de las que sucesivamente dispuso para la explotación de los recursos mineros -10 de abril de 1974, 16 de marzo de 1998 y 24 de febrero de 2004- habían sido debidamente anuladas.

Por tanto, a la fecha de la presentación de la reclamación de responsabilidad patrimonial la mercantil carecía de titulo legítimo de naturaleza administrativa que le permitiera llevar a cabo la explotación de los yacimientos mineros de la cantera Zalloventa.

Por ese motivo, hasta ese momento no tenía derecho subjetivo de contenido patrimonial por carecer de las correspondientes autorizaciones y, en consecuencia, lo único que se ha visto alterado era una mera expectativa no susceptible de patrimonialización y de compensación económica. Los servicios jurídicos del Gobierno Vasco concluyen, en este caso, que de lo que se ha privado al dueño de los terrenos es de una expectativa, pero no de un derecho actual consolidado.

Contra estas dos decisiones de desestimación cabe recurso potestativo de reposición ante el Gobierno de la Comunidad Autónoma del País Vasco o recurso contencioso-administrativo

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados