Noticias Lehendakaritza
Es

7 de cada 10 vascos, a favor de la reinserción de los presos que renuncien a la violencia

9 de marzo de 2012

Dentro del programa del Gabinete de Prospección Sociológica para 2012, este SOCIOMETRO Nº 48, está orientado a recoger la percepción de la ciudadanía sobre el fin de la violencia de ETA así como aquellas cuestiones relativas al contexto político-económico del País Vasco y a las actitudes políticas y valoración institucional, en consonancia con lo investigado en SOCIOMETROS anteriores.

CONTEXTO POLÍTICO-ECONÓMICO

•    La percepción de la situación política alcanza las mejores valoraciones desde 2006. Por primera vez desde esa fecha, las opiniones positivas (48%) superan en seis puntos a las negativas (42%).
•    Tres de cada cuatro personas consultadas opinan que la situación económica de Euskadi es mejor que la del resto de España.

FIN DEL TERRORISMO

•    La mayoría cree que ETA ha renunciado definitivamente a la violencia pero todavía hay un porcentaje considerable de escépticos.
•    La mayoría cree que los presos de ETA deberían reconocer el daño causado, y se muestra de acuerdo con que el gobierno facilite la reinserción de quienes renuncien a la violencia y con acercar a los presos a cárceles vascas.
•    ETA tardará tiempo en desaparecer y dejará secuelas en las relaciones sociales.

ACTITUDES Y VALORES POLITICOS

•    Aumenta ligeramente el interés por la política respecto de noviembre pasado
•    La lucha contra el paro (75%), el fraude fiscal (39%),  el fraude en las ayudas sociales (26%) y los recortes presupuestarios (21%), figuran entre las cuestiones políticas de mayor interés para la ciudadanía


RESULTADOS

1. PERCEPCION DEL CONTEXTO POLITICO-ECONOMICO

La percepción de la situación política alcanza las mejores valoraciones desde 2006. Un 48% de la población consultada, cinco puntos más que en noviembre de 2011, sostiene que la situación política de Euskadi es muy buena o buena mientras que un 42%, 8 puntos menos que en aquella fecha, opina que es  mala o muy mala.

La valoración personal sobre cómo le van las cosas actualmente es de 6,1 puntos sobre un máximo de 10. Esa valoración desciende a 6 cuando se plantea la misma cuestión pensando en el próximo año. La tendencia es similar cuando se formulan ambas preguntas pensando colectivamente en Euskadi: la valoración es de 5,3 para la actualidad y 5,2 cuando se piensa en cómo irán las cosas dentro de un año. Para el resto de España las valoraciones son negativas: 3,7 en la actualidad y 3,6 para dentro de un año. Las valoraciones se incrementan entre los jóvenes de 18 a 29 años que asignan una calificación de 6,4 cuando se trata valorar el presente y de 6,6 cuando piensan cómo les irán las cosas dentro de un año.

Desde el punto de vista de la crisis económica, tres de cada cuatro de las personas consultadas opinan que la situación del País Vasco es mejor que la del resto de España frente a un 2% que sostiene que es peor. Un 21% cree que la situación del País Vasco es igual que la de España.

Se mantienen como más importantes los problemas ligados al mercado de trabajo (un 84% los menciona entre los dos principales) con un ascenso de 8 puntos respecto de noviembre. Los problemas económicos (34%) se sitúan en segundo lugar aunque con un descenso de 7 puntos respecto de noviembre. Le siguen los problemas ligados a la política (19%) que descienden 5 puntos. La vivienda, citada en cuarto lugar, experimenta una subida de 3 puntos (16%) y la violencia/terrorismo, en quinto lugar, que sube dos puntos (8%).


2. FIN DEL TERRORISMO

Desconfianza y heridas sociales
Después del tiempo transcurrido desde el anuncio del cese definitivo de su  actividad terrorista, un 52% de las personas consultadas opina que ETA ha renunciado definitivamente  a su actividad armada. Un 36% opina lo contrario y un 12% no se pronuncia al respecto. Desconfían más del anuncio  las personas mayores de 65 años (44%) y el electorado del PP (58%). El electorado nacionalista de Amaiur (82%) y el del PNV (65%), son los más confiados.

La mitad de la población (50%) tiene esperanza de que ETA desaparezca definitivamente en los próximos años (27% en uno o dos años y 23% en menos de cinco años), y otro 19% cree que desaparecerá pero no antes de cinco años. Un 20% afirma que ETA nunca desaparecerá y un 10% no opina al respecto. En todo caso, ante el supuesto de que el final de ETA pueda estar cerca, un 42%, piensa que los recelos políticos y las heridas sociales que ha dejado el terrorismo entre la ciudadanía desaparecerán en muchos años. Un 34% opina que esos recelos no desaparecerán, un 15% cree que desaparecerán en pocos años y un 10% no sabe qué responder o no contesta.

Camino de la normalidad política


Optimismo (un 57% lo menciona entre las dos principales) e ilusión (49%) son las sensaciones mayoritarias respecto del momento actual  en relación con el final de ETA. En menor medida les siguen la confusión (20%), la preocupación (18%) y la sensación de tiempo perdido (11%). La escala de optimismo va desde el 40% del electorado del PP al 73% del de Amaiur.

Son significativas, con matices, las opiniones sobre la mejoría de las distintas actitudes y actividades que configuran el marco de la convivencia ciudadana, desde el anuncio del fin de la actividad armada de ETA. Aproximadamente, entre una tercera y una cuarta parte piensan que han mejorado algo: la libertad para hablar de política, las relaciones entre los partidos políticos, el reconocimiento de las víctimas de atentados de ETA, la convivencia entre personas con ideologías políticas diferentes y las posibilidades para defender cualquier idea política. Una minoría situada entre el 3% y el 7% cree que todas ellas han mejorado mucho y entre el 52% y el 59% opinan que cada una de ellas sigue igual.

Exceptuando el año 1998 (tregua de ETA), se alcanza la cota más alta de la serie respecto del sentimiento de libertad para hablar de política con todo el mundo. Así lo manifiesta el 43%  de las personas consultadas (un punto más que en 2010 y 17 puntos más que en 2008). El mayor grado de libertad se sitúa en el electorado de Amaiur (el 58% se siente libre para hablar de política con todo el mundo) y el menor  en el del PP (28%).

En una escala de 0 (mínima normalidad) y 10 (máxima normalidad política), la valoración asignada por la personas consultadas es de 5,3 puntos tanto para la sociedad vasca como para la sociedad española.

Qué deberían hacer los presos de ETA

En un abanico de seis propuestas, entre las que había que dar prioridad a dos, las ciudadanas y ciudadanos consultados han respondido con el siguiente orden: reconocer el daño causado (50%), pedir públicamente la disolución de su organización ETA (34%), renunciar o rechazar públicamente el terrorismo (32%), asumir el sistema democrático (26%), iniciar la vía de reinserción (22%), otras respuestas (5%). Un 8% no ha contestado a esta cuestión.

Qué medidas debería aplicar el Gobierno a presos de ETA

Un 72% de las personas consultadas está muy de acuerdo o bastante de acuerdo en que se debería facilitar la reinserción a los que renuncien a la violencia frente a un 19% que está poco o nada de acuerdo. Un 69% está muy de acuerdo o bastante de acuerdo en que se debería acercar a los presos de ETA a las cárceles del País Vasco frente a un 23% que está poco o nada de acuerdo. Un 54% está poco o nada de acuerdo en no hacer nada hasta que ETA se haya disuelto frente a un 37% que dice estar muy o bastante de acuerdo. A favor de la amnistía para los presos de ETA (muy o bastante de acuerdo) está uno de cada cinco consultados. En contra de ella (poco o nada de acuerdo) se manifiesta el 66%. Un 13% no ha respondido a esta cuestión.

Con independencia de que se esté o no de acuerdo con las anteriores medidas, el 58% de las personas consultadas cree que la renuncia a la actividad terrorista y su denuncia son requisitos necesarios para acceder a los beneficios penitenciarios mientras que uno de cada cinco (20%) opina lo contrario. Un 11% sostiene que los presos de ETA no deben tener beneficios penitenciarios.

Las víctimas

En cuanto a la actitud de la sociedad vasca con las víctimas del terror un 39% de las personas consultadas cree la sociedad ha hecho algo, aunque no lo suficiente por las víctimas del terrorismo, un 28% opina que ha hecho lo que se tenía que hacer, un 18% manifiesta que ha hecho muy poco por ellas y un 15% no se ha pronunciado ante esta cuestión. Con respecto a la actitud de las víctimas, una mayoría (40%) de las personas consultadas opina que las víctimas han defendido legítimamente sus derechos, un 26% que han querido tener un papel político que no les corresponde, un 18% que han mantenido una actitud ejemplar porque no han promovido el odio y un 16% no ha respondido a esta cuestión.

ACTITUDES Y VALORES POLITICOS


Interés por la política

El interés por la política aumenta muy ligeramente respecto de 2011; un 72% se muestra poco o nada interesado y un 28% muy o bastante interesado.

La mayoría de los partidos políticos ven mejorada su valoración. El PNV obtiene 4,4 puntos en una escala de 0 a 10, Bildu 3,7, PSE-EE 3,5, Aralar 3,3, IU-Ezker Anitza 3,1, PP 2,1 y UPD 2,0.

Definición ideológica

Como en anteriores ocasiones, la definición ideológica de las personas consultadas refleja una amplio abanico de posiciones: un 26% se considera, en 1º o 2º lugar, nacionalista vasco o abertzale, un 17% liberal, un 14% apolítico, otro 14% ecologista, un 13% socialista, un 10% progresista, un 9% demócrata cristiano, otro 9% conservador, un 8% socialdemócrata, un 5% feminista, un 3% comunista y un 1% ha dado otra respuesta.

En las escalas de nacionalismo e izquierda/derecha, las ubicaciones de las personas consultadas apenas ofrecen oscilaciones. En esas escalas graduadas de 0 a 10, la posición respecto del nacionalismo-abertzalismo es de 5,1 puntos mientras que la posición de izquierda/derecha es de 4,3 puntos.

Problemas políticos de mayor interés

Planteados ciertos temas políticos de actualidad, la ciudadanía muestra claramente su interés por la lucha contra el paro (un 75% lo menciona entre los dos temas de mayor interés). Suscitan menos interés el fraude fiscal (39%), el fraude en las ayudas sociales (26%), los recortes presupuestarios (21%), la justicia en el reparto de los impuestos (16%), la reinserción de los presos de ETA (7%) y las duplicidades en las administraciones vascas (4%).

VALORACION INSTITUCIONAL


Las instituciones políticas en las que más confía la población vasca son los ayuntamientos (5,7 en una escala de 0 a 10). Les siguen las diputaciones (5,2), el Gobierno Vasco (5,0), las Juntas Generales (5,0), el Parlamento Vasco (4,9), el Gobierno Central (3,6), el Congreso de los Diputados (3,4) y por último los partidos políticos (2,9).

En cuanto a las instituciones sociales, la población sólo aprueba a las ONGs (5,0). Les siguen los medios de comunicación (4,1), la Unión Europea (4,0), los sindicatos (3,6), los jueces (3,6), las organizaciones de empresarios (3,1) y en último lugar, la Iglesia (3,0).

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)