Noticias Salud
qrcode

Desciende en Euskadi la cifra de personas consumidoras de alcohol, tabaco y cannabis, y la práctica de juegos de azar

26 de enero de 2024
  • Los datos de la encuesta constatan un avance significativo en la mejora de los hábitos de vida de los vascos y vascas. No obstante, la Consejera de Salud Gotzone Sagardui subraya que aún queda mucho por hacer y en ello trabaja el VIII Plan de Adicciones 2023-2027

  • El VIII Plan sobre Adicciones 2023-2027 del Gobierno Vasco está desarrollando cerca de 60 acciones prioritarias para evitar o retrasar el inicio de consumos y conductas adictivas, minimizar sus efectos y seguir reduciendo la prevalencia y las desigualdades, además de combatir el estigma que las acompaña

El número de personas que consumen tabaco, cannabis y alcohol desciende, según los datos de la Encuesta sobre Adicciones de Euskadi 2023, que muestra también un descenso continuado de la prevalencia del consumo de drogas ilegales distintas al cannabis.

Son algunas de las principales conclusiones que arroja la última edición de la Encuesta sobre Adicciones de Euskadi, presentada hoy por la Consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui. Se trata de una de las encuestas más consolidadas, con una serie histórica de 13 desde la primera en 1992, lo que la convierte en una herramienta fundamental para analizar las tendencias y cambios en este ámbito, y definir medidas y acciones eficaces para abordarlas. Cabe destacar que en esta edición la encuesta amplía su cobertura al eliminar el límite de edad superior, incluyendo así a toda la población mayor de 14 años.

La Consejera de Salud ha destacado que los datos de la encuesta reflejan un avance significativo en la mejora de los hábitos de vida de los vascos y las vascas, fruto en buena medida de las cuatro décadas que Euskadi lleva trabajando en el abordaje de las adicciones y drogodependencias. Sin embargo, incidía en que aún queda mucho por hacer y de ahí que el VIII Plan sobre Adicciones 2023-2027 esté desarrollando cerca de 60 acciones prioritarias con el fin de evitar o retrasar el inicio de consumos y conductas adictivas, minimizar los efectos de éstas, y seguir reduciendo la prevalencia y las desigualdades, además de combatir el estigma que las acompaña.

DATOS DE LA ENCUESTA

Según los datos de la Encuesta 2023, realizada entre marzo y junio a una muestra de 2.500 personas mayores de 14 años, en los últimos 12 meses, el 76% de la población ha consumido alcohol y el 23,8%, tabaco. Asimismo, un 7% ha consumido cannabis y un 2,5%, otras sustancias ilegales. Menos de un 1% de la población ha tomado tranquilizantes sin indicación médica.

Por sexo, en términos generales, las prevalencias de consumo son mayores entre los hombres, con la excepción de los tranquilizantes, más frecuentes entre las mujeres. El consumo de sustancias disminuye con la edad, excepto en el caso de los tranquilizantes, que experimentan la tendencia opuesta. Las drogas de inicio más temprano son el tabaco y el alcohol (en torno a los 16 años), y algo más tarde (en torno a los 19) el cannabis; entre los 20 y 22 se empieza a tomar el resto de drogas ilegales.

Si analizamos por sustancia o conducta:

Alcohol

Desde el inicio de la serie de encuestas, se observa un descenso en el consumo actual de alcohol. Es en el consumo diario donde se observa una mejor evolución con una tendencia descendente en todos los grupos de edad salvo en el grupo 55-74 años. La tendencia de consumo descendente en el último mes se da de manera generalizada en ambos sexos si bien el descenso es mayor en el sexo masculino. La prevalencia de consumo intensivo es mayor entre los hombres y, sobre todo, en el grupo de edad más joven; la proporción de borracheras disminuye con respecto a 2017 y se aleja de las cifras de 2004-2006.

  • El porcentaje de personas que no beben ningún día entre semana, es alto, pero bajo, el fin de semana.
  • La mitad de la población consume alcohol porque le gusta cómo se siente o para divertirse.

Tabaco

  • Se mantiene la tendencia de disminución en el porcentaje de consumidores y consumidoras de tabaco iniciada en 2010, alcanzándose en 2023 la prevalencia más baja de toda la serie histórica en consumo diario (19,7%) y en el último mes (23,3%).
  • El descenso de consumidores es más notable entre las personas más jóvenes (hombres y mujeres hasta 34 años) y en general en los hombres. Donde menos se ve el descenso es en mujeres fumadoras entre 55 y 75 años.
  • Los consumos de mayor intensidad (más de 10 cigarrillos al día) tienen un perfil más masculino, pero si consideramos el umbral de más de 5 unidades al día la distancia entre los sexos se estrecha: 73% de las mujeres y 66% de los hombres declaran consumir tabaco.
  • Casi 8 de cada 10 personas no ha fumado en el último mes y la mitad de quienes fumaron han intentado dejar el hábito.
  • También se observa que el consumo del cigarrillo electrónico se ha cuatriplicado desde 2017, pasando del 5% al 15% en el año 2023. Este incremento se da sobre todo en la población más joven. Un 40% de los hombres y cerca de un 30% de las mujeres menores de 35 años refieren haber fumado cigarrillos electrónicos a lo largo del último año.

Cannabis

  • La prevalencia global de consumo de cannabis ha descendido respecto a 2017, tanto en el consumo del último mes (4,1%) como a diario (1,5%). Los años de mayor consumo fueron 2004 y 2006 y a partir de entonces hay un descenso en todos los grupos de edad.
  • A lo largo de toda la serie histórica, los consumidores más frecuentes son jóvenes de 15 a 34 años, (14,2% y 4,3% en chicos y chicas respectivamente), aunque también dicho consumo se ha reducido respecto a 2017, siguiendo la tendencia iniciada en 2006.
  • Casi un 25% de los hombres consumidores y un 14% de las mujeres consumidoras lo hacen a niveles de riesgo para su salud. Entre la población menor de 35 años, un 17% haría un consumo de riesgo y un 12% tendría una posible dependencia. El grupo de 35 a 54 años es el de mayor porcentaje de personas con consumo de riesgo (32%).

Otras drogas ilegales

  • Se confirma el repunte del consumo experimental (alguna vez en la vida) de otras drogas ilegales, pero los consumos recientes y actuales bajan hasta situarse a niveles de los años 90, con la excepción del consumo de éxtasis cuya frecuencia de consumidores ha aumentado en la última década.
  • Las drogas más frecuentemente consumidas son la cocaína y las anfetaminas, seguidas de cerca por el éxtasis (MDMA) y similares. Estos consumos se dan fundamentalmente en el grupo de 15 a 34 años, a excepción del de cocaína y, en menor medida, de anfetaminas que también se consumen entre los 35 y 54 años.

 Tranquilizantes

  • El consumo de tranquilizantes como parte de un tratamiento médico continúa la tendencia ascendente observada en mujeres a partir de 2010 y en hombres a partir de 2017, y es superior a medida que aumenta la edad y más frecuente en mujeres en todos los grupos de edad. Las mujeres mayores de 74 años bajo tratamiento con tranquilizantes (40%) duplican en proporción a los hombres de su misma edad que reciben dicho tratamiento (20%).
  • El consumo de tranquilizantes fuera de tratamiento médico, que sugiere un uso inadecuado de fármacos, ha ido disminuyendo en la sociedad vasca y no llega al 0,5% de la población.

Juego

  • La práctica de juegos de azar ha disminuido con respecto a 2017, año de la encuesta anterior. El 50% de la población vasca juega a loterías, quinielas y primitiva; le siguen, a gran distancia, las apuestas deportivas. El juego presencial sigue siendo la modalidad más frecuente, y el juego online lo practica fundamentalmente la población joven (15-34 años)
  • La mayor proporción de juego patológico se observa entre quienes juegan semanalmente, siendo los valores más altos en hombres y en las personas más jóvenes. Cerca del 3,5% de los hombres que juegan regularmente puede presentar signos de juego patológico. Esta proporción es superior, 5,8%, entre hombres jóvenes menores de 35 años.

Internet

  • El 98% de la población de 15 a 34 años usa internet a diario, frente al 21% de las personas mayores de 74 años. Un 4,3% de los hombres y un 6% de las mujeres tienen un posible uso compulsivo y la mayor prevalencia de este riesgo sigue situándose entre la población más joven (cerca del 15% en menores de 35 años).

 

NOTA.- La encuesta distingue cuatro indicadores: consumo alguna vez en la vida, consumo reciente (en el último año), consumo actual (en el último mes) y consumo diario.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto