Día del lenguaje de signos
qrcode

Gogora, el Instituto Vasco de Medicina Legal y la Universidad del País Vasco a través de BIOMICs buscan colocar al Laboratorio de la Unidad Genética Forense de Donostia como referente en la identificación de restos exhumados de la Guerra Civil

24 de enero de 2024
  • Gogora impulsa así su Programa de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Guerra Civil
  • De la mano de la UPV/EHU, a través de BIOMICs, se han obtenido 37 identificaciones directas gracias al cotejo del ADN extraído con el de familiares que dieron su muestra al banco que del Instituto

Donostia – San Sebastián, 24/01/2024

Un acuerdo impulsado por el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco permitirá que el grupo de investigadores e investigadoras multidisciplinares del grupo BIOMICs de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea utilice el Laboratorio de la Unidad Genética Forense del Instituto Vasco de Medicina Legal en Donostia – San Sebastián para identificar restos post-mortem de la Guerra Civil y la postguerra. Esos trabajos llegan para realizar las labores de identificación de los restos exhumados que se han encontrado hasta ahora y los que se hallen en un futuro en el marco del Programa de búsqueda de personas desaparecidas de la Guerra Civil de Gogora, el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos.

Según ha explicado la consejera Nerea Melgosa, con este acuerdo, las instituciones pretenden que este laboratorio sea un referente a nivel estatal en la identificación de este tipo de víctimas. “El uso de estas instalaciones del Instituto Vasco de Medicina Legal permitirá a BIOMICs optimizar sus trabajos de identificación y cotejo de muestras de ADN de los restos localizados e inhumados con los de los familiares”.

Para el Vicerrector de Desarrollo Científico-social y Transferencia de la universidad pública vasca, Guillermo Quindós, este acuerdo tiene enorme relevancia: “el grupo BIOMICs de la UPV/EHU es líder en investigación referida a variabilidad genética humana y biomedicina, y destaca, entre otras áreas, en genética forense. Su aportación está siendo decisiva en la reparación histórica y moral que representa la búsqueda e identificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil. El acuerdo de hoy permitirá potenciar ese papel, lo cual es una buena noticia para nuestra sociedad y, en especial, para las familias que aún buscan a sus personas queridas”.

Y es que dentro del Programa de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Guerra Civil, Gogora cuenta con un Banco de ADN de familiares de personas desaparecidas durante el periodo bélico y la postguerra. Ese banco tiene actualmente 652 muestras para su análisis genético.

En los últimos años se han recuperado en la Comunidad Autónoma Vasca los restos de 296 víctimas del conflicto y de la represión franquista. El análisis genético de los restos post-mortem exhumados en Euskadi sirve para su comparación con los perfiles genéticos de las y los familiares incluidos en el Banco de ADN del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos.

Gogora ha logrado identificar a un total de 50 víctimas mortales de las exhumadas hasta la fecha. En algunos casos junto a los restos humanos se localizaron placas identificativas que permitieron esa identificación, y en otros fue posible gracias a un análisis antropológico. Pero en 37 de los 50 casos, la identificación llegó gracias a la labor del análisis genético: merced al cotejo de los resultados obtenidos de los restos esqueléticos exhumados y el de los familiares de referencia, obteniendo compatibilidades genéticas.

Es el caso de Luis Gauna Urrutia cuyos restos fueron hallados en 2022, en una fosa común en el camposanto de Begoña, en Bilbao. El banco de ADN de Gogora disponía de unas muestras aportadas en 2017 por uno de sus sobrinos. Una vez hecha la primera comprobación positiva, Gogora quiso confirmar el resultado obteniendo una nueva muestra de un segundo sobrino. El resultado de la prueba confirmó la primera identificación. José Ángel Gauna Martínez, sobrino de Luis, ha estado hoy presente en la presentación y ha conocido de primera mano cómo se realizan las pruebas.

Las fosas más grandes

El acuerdo para la utilización del Laboratorio de la Unidad Genética Forense del Instituto Vasco de Medicina Legal en Donostia llega justo en un momento en el que en Euskadi se han abierto tres de las fosas más grandes: las de Orduña, Begoña (Bilbao) y Amorebieta-Etxano.

“Mientras haya una sola víctima enterrada en las zonas de batalla de los montes de Euskadi, en una cuneta o en la tapia de un cementerio no cejaremos en nuestro empeño. Un empeño que significa buscar, localizar, exhumar, identificar y entregar los restos a sus familiares”, ha señalado Melgosa, quien, una vez más, ha lanzado un llamamiento a todas aquellas personas que tienen un familiar desaparecido para que den sus muestras de ADN al banco de Gogora. “Merece la pena. Por recuperar a vuestro aita o aitite, por cerrar la herida. Merece la pena: por un país que reivindica su memoria democrática”.

2 comentarios
  • Foto SN Robot
    @BerdintasunEJGV
    24 de enero de 2024

    Comentario de Twitter:
    🔬Gogora, Auzitegi Medikuntzako Euskal Erakundeak eta #EHU-k, BIOMICsen bitartez, Donostiako #AuzitegiGenetika Unitateko Laborategia jarri nahi dute Gerra Zibiletik ateratako gorpuzkiak identifikatzeko erreferente gisa

    #DNA #GOGORA #GerraZibila 

    👉 https://t.co/cy2JwSD5ja https://t.co/IZlG2pY2A7

  • Foto SN Robot
    @BerdintasunEJGV
    24 de enero de 2024

    Comentario de Twitter:
    🔬#Gogora, Instituto Vasco de Medicina Legal y la EHU/UPV a través de #BIOMICs buscan situar al Laboratorio de la Unidad #GenéticaForense de #Donostia como referente en la identificación de restos exhumados de la Guerra Civil

    #Memoria #GuerraCivil #ADN

    👉https://t.co/2GU79MV6J7 https://t.co/w7ZdOqXXBg

Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto