Euskadi libre de humo de tabaco
Noticias Lehendakaritza
qrcode

 Lehendakari: “Nos sentimos dignamente representados por el Secretario General de Naciones Unidas cuando reclama el fin de los ataques a la población civil y un alto el fuego humanitario”

15 de diciembre de 2023
  • Iñigo Urkullu ha presidido la Mesa de Seguimiento de las consecuencias del conflicto en Oriente Próximo y Medio
  • Es imperativo ético y político condenar con nitidez el ataque terrorista perpetrado por Hamas el pasado 7 de octubre”
  • Es imperativo ético y político condenar sin paliativos los ataques del ejército de Israel contra población civil”
  • “La prioridad se expresa en tres exigencias no condicionadas entre sí: alto el fuego, liberación de rehenes y levantamiento de vetos a la ayuda humanitaria”
  • Raquel Martí: “El Derecho Internacional Humanitario prohíbe castigos colectivos y Naciones Unidas describe el asedio sobre Gaza como castigo colectivo”
  • Jesús Nuñez: “En este contexto, el esfuerzo más realista a corto plazo es volcarse en el campo humanitario, para paliar los efectos más perversos de la guerra”

15-12-2023.- El Lehendakari Iñigo Urkullu ha presidido este mediodía la segunda reunión de la Mesa interdepartamental de seguimiento de las consecuencias humanitarias y socioeconómicas del conflicto en Oriente Próximo y Medio. El encuentro ha contado con la presencia de Raquel Martí, directora ejecutiva de UNRWA España, y de Jesús Núñez, codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH).

En su intervención inicial el Lehendakari ha recordado que “nuestra experiencia nos enseñó que la mirada que siempre debe estar presente es la mirada a las víctimas. La mirada a las víctimas conlleva compromiso ético y político. Tiene fuerza transformadora. Basta con pensar que cualquiera de las víctimas que vemos por televisión es un familiar nuestro”.

“Desde esta mirada, es imperativo ético y político condenar con nitidez el ataque terrorista perpetrado por Hamas el pasado 7 de octubre, con 1.200 víctimas mortales y cientos de personas secuestradas, 130 todavía cautivas. Ninguna causa justifica la vulneración del derecho a la vida”.

“Desde esta mirada a las víctimas, —ha continuado el Lehendakari— es imperativo ético y político condenar sin paliativos los ataques del ejército de Israel contra población civil, que ya han causado más de 18.000 víctimas, la mayoría de ellas mujeres y menores de edad. El derecho a la defensa debe respetar escrupulosamente el derecho internacional humanitario, y no debe obstaculizar o impedir el acceso a la ayuda humanitaria o a la atención médica”.

A juicio de Urkullu, desde esa mirada a las víctimas, “lo prioritario, lo urgente y lo importante se expresa en este momento en tres exigencias de carácter simultaneo y no condicionado entre sí: alto el fuego permanente, liberación de los rehenes secuestrados y levantamiento de vetos y limitaciones a la ayuda humanitaria en Gaza”. Junto a las exigencias de inmediatez humanitaria, “es fundamental la intervención de la diplomacia internacional para hacer posible un proceso de solución negociada. La guerra es una opción sin futuro para la región”.

Asimismo, y desde el punto de vista político, ha querido manifestar como Lehendakari de Euskadi que “nos sentimos dignamente representados por las declaraciones y llamamientos del Secretario General de Naciones Unidas. Declaraciones y llamamientos que apoyamos decididamente”. “Apoyamos decididamente también – ha dicho- la resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas de esta misma semana en favor de un alto el fuego humanitario”.

Urkullu ha finalizado su intervención subrayando que “nuestra convicción es que la guerra es una opción sin futuro para la región. El acuerdo es la garantía de paz y seguridad para el futuro”.

Por su parte, Raquel Martí, directora ejecutiva de UNRWA España ha informado de que “en Gaza dos millones doscientas mil personas necesitan urgentemente ayuda humanitaria. Alimentos, agua, medicamentos y combustible se están utilizando como armas de guerra, al igual que la desinformación. El hacinamiento y la falta de condiciones higiénico-sanitarias están produciendo la rápida propagación de enfermedades infecciosas. Se estima que 1,9 millones de personas, alrededor del 85 % de la población están desplazadas internamente. UNRWA acoge a casi 1,3 millones de estos desplazados en 154 instalaciones en toda Gaza.”

Martí ha manifestado que “los ataques aéreos contra civiles e infraestructuras civiles como hospitales, escuelas e instalaciones de la ONU y los repetidos desplazamientos de la población civil no pueden justificarse. Tampoco puede hacerlo el asedio, que priva a toda la población de Gaza de alimentos, agua, atención médica e higiene. Ha concluido su intervención recordando que “el Derecho Internacional Humanitario prohíbe los castigos colectivos y que Naciones Unidas describe el asedio sobre la franja de Gaza, como un castigo colectivo. Un alto el fuego inmediato es absolutamente necesario para acabar con el sufrimiento en Gaza”.

Jesús Núñez, codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, ha indicado en la misma línea queel derecho internacional es guía para orientarse en Palestina. Tan execrables son las acciones realizadas por Hamás el pasado 7 de octubre como las que viene realizando desde entonces Israel en el marco de su operación de castigo sobre Gaza. En ambos casos se acumulan condenables violaciones del derecho internacional que además ni sirven a la causa palestina ni tampoco a los intereses de Israel”.

En su análisis, Núñez ha destacado que “nada de lo que está ocurriendo actualmente permite imaginar que la solución a este conflicto esté a la vuelta de la esquina, lo que augura más sufrimiento para la población afectada por la violencia y más radicalización en ambos bandos. En esas circunstancias el esfuerzo más realista a corto plazo debe volcarse en el campo humanitario, tratando al menos de paliar los efectos más perversos de la guerra”.

Antecedentes de la Mesa

La Mesa interdepartamental de seguimiento de las consecuencias humanitarias y socioeconómicas del conflicto en Oriente Próximo y Medio quedó constituida el pasado 24 de octubre. Los objetivos de esta mesa se sintetizan en tres puntos:

-en primer lugar, compartir y valorar la información disponible para hacer un seguimiento estrecho de la situación, evolución y consecuencias del conflicto en Oriente Próximo y Medio;

-en segundo lugar, proponer, valorar y, en su caso, articular las contribuciones que desde Euskadi pudieran plantearse frente a la crisis humanitaria, tanto sobre el terreno como en el caso de que sea necesario participar en programas de acogida de personas refugiadas;

-y en tercer lugar, analizar los efectos socio-económicos internos que, eventualmente, pudieran afectar negativamente a la sociedad vasca y, en su caso, valorar medidas y actuaciones para contrarrestarlos.

La Mesa quedó conformada a nivel de viceconsejeros o viceconsejeras de la siguiente manera: Rodrigo Gartzia, Viceconsejero de Seguridad, Lide Amilibia, Viceconsejera de Políticas Sociales; Jorge Arévalo, Viceconsejero de Formación Profesional; José Luis Quintas Quintas, Viceconsejero de Salud; Alfonso Gurpegui, Viceconsejero de Empleo; Mikel Amundaraín, Viceconsejero de Industria; Pedro Jauregui, Viceconsejero de Vivienda, Itziar Agirre, Vicenconsejera de Hacienda; Paul Ortega, Director de la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo, Marian Elorza, Secretaria General de Unión Europea y Acción Exterior; Jonan Fernandez, Secretario General de Transición Social y Agenda 2030, y Manu Castilla, Secretario General de Coordinación y Comunicación social.

Un comentario
  • Foto SN Robot
    @eLankidetza
    15 de diciembre de 2023

    Comentario de Twitter:
    Ekialde Hurbil eta Ertaineko gatazkaren ondorio humanitario eta sozioekonomikoen jarraipen-mahaian izan gara. Lehendakariak esan bezala, lehentasunak dira su-etena, bahituak askatzea eta laguntza humanitarioei debekua kentzea.

    https://t.co/b2Y5iAdF1b https://t.co/WZcqCPdBg5

Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto