Elecciones 2024
qrcode

Euskadi se consolida como un ecosistema emprendedor de referencia con importantes retos de impulso de cultura emprendedora

4 de octubre de 2023
  • El ecosistema emprendedor vasco lidera un año más el ranking estatal, con una valoración que supera la media UE y similar a la de EEUU

 

El Observatorio de Emprendimiento Vasco - Euskal Ekintzailetzaren Behatokia, EEB-OVE, ha presentado los datos del nuevo Informe Global Entrepreneurship Monitor Comunidad Autónoma del País Vasco 2022-2023. El acto ha contado con la participación de María Saiz, presidenta de EEB-OVE, quien ha expuesto las principales conclusiones de esta investigación. El informe GEM muestra los indicadores determinantes del ecosistema emprendedor vasco, en el contexto internacional, en un año de pandemia global que ha aportado muchas dificultades al colectivo emprendedor.

El diagnóstico que ofrece este informe Global Entrepreneurship Monitor sobre el ecosistema vasco de emprendimiento 2022-2023 nos traslada una doble realidad: por un lado, se observa una mejora generalizada y estable de resultados del emprendimiento vasco tanto en cantidad como en calidad, y por otro, nos encontramos con un contexto para emprender referente en el ámbito estatal y europeo que no consigue impulsar de manera decidida valores de cultura emprendedora. En definitiva:

  •  El ecosistema emprendedor vasco lidera un año más el ranking estatal, con una valoración que supera la media UE y similar a la de EEUU.
  • Los datos de actividad emprendedora muestran una mejora generalizada con un incremento del impulso innovador y de creación de empleo.
  • Los valores de cultura emprendedora suponen el mayor déficit del ecosistema emprendedor vasco, siendo el miedo al fracaso el factor barrera más importante para lograr un impulso definitivo de la actividad emprendedora en el territorio.

 Euskadi, un ecosistema emprendedor referente en el entorno estatal y europeo.

El contexto emprendedor de la CAPV se mantiene en una posición que lo identifica como ecosistema emprendedor referente, tanto en el ámbito estatal como en el internacional.

Por segundo año consecutivo, la CAPV ocupa una posición de claro liderazgo con respecto al resto de regiones españolas, en el entorno europeo ostenta la tercera posición tras Países Bajos y Letonia y en la comparativa internacional recibe una valoración similar a la de EEUU. En definitiva, en un año que ha mostrado una reducción generalizada de las condiciones del entorno para emprender, Euskadi conserva estable su posición de liderazgo como contexto emprendedor a imitar, un factor de oportunidad que podría aprovecharse para la atracción de talento e iniciativas emprendedoras exitosas al territorio.

Así, los retos fundamentales del ecosistema emprendedor vasco suponen mantener la intensidad de impulso que se ha desarrollado de forma decidida durante los últimos años, con especial foco en acciones de desarrollo del talento emprendedor que favorezca una mayor asunción de riesgos empresariales en la población y la legitimación del Emprendimiento como una opción profesional valiosa y accesible.

Presentación

El nuevo Informe 2022-2023 ha sido elaborado por el equipo de investigadores, expertos en emprendimiento de EEB-OVE, cuyos miembros pertenecen a la Universidad de Deusto, a la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea y a la Universidad de Mondragon. Sus datos orientan el diseño de las políticas institucionales necesarias para favorecer la actividad y la cultura emprendedora.

La investigación se ha basado en los datos arrojados por la encuesta realizada a más de 4300 personas en nuestro territorio. Se recogen además las principales características de las personas emprendedoras, las tendencias globales del ecosistema emprendedor vasco y los sectores de actividad donde se desarrollan los nuevos proyectos del tejido emprendedor vasco en un momento de incertidumbre bélica y energética que está dificultando la puesta en marcha de cualquier proyecto emprendedor. Todo ello, bajo una perspectiva comparativa internacional que permite observar mejor los puntos fuertes y débiles del entorno emprendedor en la CAPV.

Durante la presentación han intervenido Dña. Leyre Madariaga, directora de Transformación Digital y Emprendimiento de Gobierno Vasco, D. Joseba Mariezkurrena, director de Emprendimiento y Competitividad Empresarial de la Diputación Foral de Bizkaia, Dª. Noemí Peña, directora de Emprendimiento y Transferencia del Campus de Bizkaia UPV/EHU y d. Eduardo Castellano, Coordinador de I+D+i de MU y director general de MIK.

 Datos destacados:

 Condiciones del entorno para emprender en la CAPV

  • El contexto emprendedor de la CAPV se mantiene en una posición que lo identifica como ecosistema emprendedor referente, tanto en el ámbito estatal como en el Por segundo año consecutivo, la CAPV ocupa una posición de claro liderazgo con respecto al resto de regiones españolas, en el entorno europeo ostenta la tercera posición tras Países Bajos y Letonia y en la comparativa internacional recibe una valoración similar a la de EEUU.
  • Las tradicionales fortalezas del ecosistema de emprendimiento vasco son cada año más sólidas, con especial mención a las infraestructuras del territorio y a la calidad de los programas de emprendimiento impulsados por el sector público. Esas excelentes infraestructuras y programas para emprender conviven con un déficit histórico en el ámbito La educación primaria y secundaria es el factor más débil del contexto emprendedor vasco.

Dinámica y comportamiento emprendedor de la población adulta en la CAPV

  •  La Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) en la CAPV aumenta ligeramente respecto al año anterior. En 2022, un 5,2% de la población entre 18 y 64 años ha estado involucrada en la creación de un nuevo negocio de hasta 3,5 años de vida (4,9% en 2021). Si se compara con la media histórica de este indicador desde el año 2004, la TEA 2022 en Euskadi se sitúa seis décimas porcentuales por encima de esa media (4,6%), lo que afianza una senda estable de recuperación tras una década de 2010 donde eran habituales tasas de actividad emprendedora por debajo del 4%.
  •  La población emprendedora en fase consolidada desciende por tercer año consecutivo hasta situarse en el 4,9%, casi dos puntos porcentuales por debajo de la media de este indicador en el periodo 2004-2022 (6,7%).
  •  Pese a descender ligeramente respecto al año anterior, la tasa de emprendimiento potencial sigue siendo alta (7,6%) si se compara con la evolución histórica. De hecho, está dos puntos porcentuales por encima de esa media en el periodo 2004-2022 (5,6%).
  • El 1,7% de la población del País Vasco abandonó un negocio en 2022, si bien una parte significativa de estos (38,1%) siguieron funcionando bajo una nueva propiedad. Esto sitúa la tasa real de cierre en 2022 en el 1%. Como principal razón que esgrimen para explicar ese abandono, destaca la falta de rentabilidad (40,4%), motivo que aumenta muy significativamente respecto año anterior (23,4%).
  • Se consolida la desaparición de la brecha de género en la actividad emprendedora. Por tercer año consecutivo, no son relevantes las diferencias entre la TEA hombre y la TEA

 Perfil de las personas que emprenden en la CAPV

  • Se mantiene estable la edad promedio de la población emprendedora en fase inicial en la CAPV. Se sitúa en 2022 en 43 años, uno menos que en 2021, si bien está tres años por encima de la media histórica en el periodo 2005-2022 (40 años). No obstante, 2021 y 2022, con 43 y 44 años respectivamente, han sido los dos años de la serie histórica (2005-2022) que han concatenado la mayor edad medad media de la población TEA en la
  • Se consolida el progresivo envejecimiento de la población emprendedora en fase Con 51 años de media, está significativamente por encima de la edad promedio en la serie histórica 2005-2022 (48 años).
  • La población con intención de emprender es la única etapa del proceso emprendedor que no presenta una edad media en 2022 (37 años) por encima de su dato promedio en la serie histórica (38 años).
  • En la comparativa internacional, la CAPV destaca por tener una población emprendedora en fase inicial con una edad particularmente avanzada. En relación al grupo de países con ingresos altos, la CAPV ocupa la primera posición en porcentaje de TEA en la franja de 35-44 años –un 41,3% del TEA se sitúa en esta horquilla-, la tercera posición en la proporción de TEA 55-64 años, y la penúltima posición en la parte del TEA correspondiente a la franja de 25- 34 años –solo superado por Japón-.
  • Aumenta la proporción de población emprendedora (potencial y TEA) que cuenta con estudios superiores y de Un 62,6% del TEA CAPV tiene estudios universitarios (58,8% en 2021). En el caso de las personas emprendedoras potenciales, esta proporción se sitúa en el 58,6% (52,6% en 2021). Además, casi un 40% del TEA califica de avanzado su nivel de formación en cuestiones específicas relacionadas con la creación de una empresa. No obstante, este porcentaje desciende al 23,2% cuando nos circunscribimos al nivel de conocimiento en temas financieros.
  • Dentro de la población emprendedora no se aprecian diferencias destacables entre hombres y mujeres en cuestión de edad y nivel de
  • Sigue sin descender la proporción de personas que han emprendido como vía para ganarse la vida ante la ausencia de otro trabajo (69,2%), a gran distancia del peso que representaba este motivo en el año 2019 (32,2%). Por el contrario, la creación de riqueza o la posibilidad de generar una renta muy alta fue una razón esgrimida por el 27,2% de la población emprendedora (34,7% en 2021), muy lejos del 67,7% que alcanzaba en
  • En relación con otros motivos que explican la decisión de emprender, “marcar una diferencia en el mundo” se mantiene estable (36,3%) y cabe destacar que “continuar con la tradición familiar” aumenta notablemente su peso respecto a años anteriores. De hecho, alcanza un porcentaje récord en la serie histórica de datos (29%), cuando en 2019 apenas fue una razón esgrimida por tan solo un 4,3% de la población

 Características de los negocios creados por personas que emprenden en la CAPV

Actividad económica

  • Se mantiene relativamente estable la distribución sectorial de los proyectos en fase Un 62,4% se concentran alrededor de servicios tradicionales –no intensivos en conocimiento- y casi uno de cada cuatro negocios creados (23,3%) se basan en la prestación de servicios intensivos en conocimiento.
  • Aumenta el peso de los proyectos de emprendimiento en el sector industrial (7,7% frente al 4,3% en 2021) y se mantienen los datos de negocios creados en el sector primario (1,3%).
  • Se observan algunas diferencias notables por cuestión de género. Son proporcionalmente muchas más las mujeres que han emprendido en servicios tradicionales (70,3% frente al 55,2% en hombres). Por el contrario, hay más hombres que han creado negocios que ofrecen servicios intensivos en conocimientos (29,2% frente al 16,9%).

 Tamaño y creación de empleo

  • Aumenta la proporción del TEA que cuenta algún empleado (33,8% frente al 29,3% en 2021). En el caso de los hombres con negocios en fase inicial este porcentaje alcanza el 40,6% (frente al 26,5% en el caso de las mujeres).
  • Récord en la proporción de negocios en fase inicial que cuentan con más de 5 empleados (10,6% frente a un promedio del 5,9% en el periodo 2011-2022).
  • Aumento notable de los negocios en fase inicial que han realizado alguna contratación en el último año (31% frente al 24,7% en 2021). Frente a los negocios consolidados, es mayor la proporción del TEA que ha contratado en el último año (31,3% frente al 25,3%).
  • Del total de empleos creados por la población emprendedora en el último año, un 64,2% son contratos a tiempo completo y un 72,7% en la modalidad de contratación
  • Se mantiene la proporción del TEA que espera contratar en los próximos cinco años (50,9%). Casi un 5% de la población emprendedora espera crear más de 20 empleos en ese horizonte

 Innovación

  • Un 34,7% de los negocios creados innova en producto/servicio –máximo en la serie histórica disponible-. Un 24,7% incorpora un nivel de innovación de alcance local y un 10% del tejido emprendedor basa sus negocios en innovaciones de escala nacional y
  • Se detecta una importante brecha de género en innovación de producto/servicio. Mientras un 42,3% de los hombres que han emprendido lo han hecho en negocios que innovan en esta materia, en el caso de las mujeres este porcentaje es solo de un 26,5%.
  • Si consideramos innovaciones en tecnologías o procesos empleados, un 25,1% del TEA habría incorporado alguna novedad en este sentido. Además, aumenta la proporción de negocios que han innovado con mayor intensidad en este ámbito, tanto a escala nacional (8% frente al 5,2% en 2021) como global o mundial (3,9% frente al 2,9% en 2021).
  • Desciende la proporción de negocios en fase iniciales que ha vendido al exterior (20,4% frente al 24,7% en 2021). No obstante, el conjunto de proyectos que exporta más de un 75% de su facturación aumenta su peso relativo (4% frente al 1% en 2021).

 Financiación del proceso emprendedor

  • 000 euros ha sido la mediana del dinero utilizado por la población emprendedora en la CAPV sus primeros 3,5 años de vida. Se mantiene el dato respecto al año anterior.
  • Disminuye ligeramente la proporción de negocios iniciales que ha emprendido con menos de 000 euros (29,5% frente al 33,2% en 2021).
  • Se mantiene alta la proporción de negocios que han arrancado su actividad movilizando más de 000 euros (16% frente al 18,6% en 2021 y el 8,1% en 2020).
  • Un 72,6% ha utilizado ahorros personales –un 33,8% solo ha empleado esta vía- y uno de cada cuatro (26,1%) se ha financiado mediante aportaciones procedentes del núcleo familiar/amistades.
  • Las entidades financieras siguen desempeñado también un papel relevante en la financiación del proceso emprendedor en la CAPV. Prácticamente uno de cada tres proyectos (31,1%) ha accedido a estos fondos, cubriendo con ellos casi un 70% de sus necesidades financieras globales.
  • Uno de cada cuatro ha conseguido dinero a través de programas de ayudas públicas/subvenciones. A través de esta vía, han conseguido financiar de media un 27,1% de sus necesidades totales.
  • Casi un 5% de los negocios creados se ha financiado acudiendo a inversores especializados o plataformas de crowdfunding (0,8% en 2021).
  • En términos generales, la proporción de proyectos que han utilizado las distintas fuentes financiación –al margen de los ahorros personales- ha sido más alta si se compara con años anteriores.
  • Máximo histórico de la tasa de inversión informal que se ha situado en la CAPV en el 4,8% de su población
  • Se bate un nuevo máximo en la proporción de inversión informal atribuida a personas que responden al perfil business angel o inversión profesional (14,9% del total frente al 7,4% en 2021).

 Digitalización y orientación a la sostenibilidad y ODS

  • Un 39,1% de los negocios en fase inicial considera que la crisis de la pandemia ha generado oportunidades, diez puntos por encima de lo que opinan quienes lideran negocios consolidados (29,2%).
  • Casi uno de cada cuatro negocios en fase inicial (23,4%) ha incorporado nuevos procesos de digitalización con motivo de la En fase consolidada, este porcentaje tan solo alcanza el 7,4%. Además, un 45% del TEA espera adoptar nuevas tecnologías digitales en los próximos 6 meses (26,6% en negocios consolidados).
  • No obstante, una cuarta parte de los negocios iniciales (24%) opina que pueden funcionar sin tecnologías digitales. Este porcentaje es más alto si consideramos la población emprendedora de más de 45 años (30,4%).
  • La consideración de implicaciones medioambientales y sociales es alta en la población Un 75% contempla tales implicaciones en el ámbito medioambiental, un 61,8% lo hace en el ámbito social y un 56,1% prioriza tales impactos en sus modelos de negocio.
  • Más de la mitad del tejido emprendedor (55%) ha adoptado medidas para minimizar el impacto ambiental y un 41,1% lo ha hecho para tratar de maximizar el impacto social de su proyecto. Este último es además significativamente superior si se compara con la población de negocios consolidados (29,7%).
  • Prácticamente un tercio de la población emprendedora –tanto en fase inicial como consolidada- conoce lo que son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Sin embargo, de entre quienes sí conocen lo que son, prácticamente tres cuartas partes de los negocios iniciales han definido objetivos, acciones e indicadores relacionados con los En los negocios consolidados, este porcentaje es tan solo del 21%.

 

Percepción de la población del CAPV en torno al emprendimiento

  • Cuatro de cada diez personas adultas en la CAPV (40,1%) percibe contar con el conocimiento y las habilidades necesarias para emprender. No obstante, entre quienes emprenden es mucha mayor la proporción de quienes opinan tener ese conocimiento (79,1%).
  • Seis de cada diez personas adultas manifiestan que el temor al fracaso supone una barrera para poner en marcha un En la población emprendedora, este porcentaje se reduce hasta el 39,5%. Además, entre quienes perciben tener los conocimientos y habilidades necesarios para emprender, el miedo al fracaso en la población adulta en la CAPV se reduce a menos de la mitad (20,3%).
  • Pese a no experimentar un aumento, el miedo al fracaso como factor inhibidor sigue siendo importante cuando se compara con otros países del entorno.
  • Un 26,2% de la población adulta detecta oportunidades para emprender en el corto Es un dato que se encuentra diez puntos por encima del que se registró en plena pandemia (16,5%) pero por debajo aún del dato correspondiente al año 2019 (40,1%). Se trata también de un dato bajo si se compara con la media en la UE (47,3%).
  • La percepción de que es fácil iniciar un negocio se resiente respecto al año anterior. Un 36% de la población adulta así lo considera (42,5% en 2021). Entre quienes emprenden, esta proporción es similar (37%).
  • El conocimiento de personas que han emprendido es significativamente mayor en la población emprendedora (54,1%) si se compara con la población adulta en su conjunto (35,3%). Además, un 43% opina que emprender es una buena opción profesional, porcentaje que no aumenta cuando nos circunscribimos a la población emprendedora (41,6%).
  • En comparación con los hombres, las mujeres adultas en la CAPV perciben en menor proporción que cuentan el conocimiento y las habilidades para emprender (36,2% frente al 44,1%), es mayor el temor al fracaso como obstáculo para iniciar un negocio (62,4% frente al 56,6%) y son menos las que conocen a alguien que ha emprendido (32,9% frente al 37,8%). No obstante, estas diferencias desaparecen cuando se analiza la población
Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto