qrcode

El Gobierno Vasco aprueba en consejo el II Plan Estratégico de Servicios Sociales, con una inversión de 1.491 millones de euros en 2025 (Consejo de Gobierno 3-10-2023)

3 de octubre de 2023
  • El objetivo es planificar las prestaciones, servicios, programas y actuaciones necesarios para cumplir los objetivos del Sistema Vasco de Servicios Sociales
  • Se enfatiza sobre la necesidad de adaptar los recursos y servicios a las tendencias demográficas, en particular al envejecimiento de la sociedad vasca y al impacto que la generación del ‘baby boom’ tendrá en la próxima década
  • Asimism, recoge las aportaciones del Consejo Vasco de Servicios Sociales; de Confebask, de FEVAS-Plena Inclusión Euskadi, EAPN, Gizatea, Hirekin y Fedeafes
  • El plan se basa en cinco objetivos estratégicos: potenciar la autonomía, fomentar la integración, buscar un equilibrio en los cuidados, mejorar la articulación de servicios y adoptar un enfoque de género e interseccional

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy, a propuesta de la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Nerea Melgosa, el II Plan Estratégico de Servicios Sociales del País Vasco para el periodo 2023-2026, con el objetivo de planificar las prestaciones, servicios, programas y otras actuaciones necesarias para alcanzar la máxima eficacia y eficiencia en el Sistema Vasco de Servicios Sociales.

El plan prevé situar el gasto corriente público del Sistema Vasco de Servicios Sociales en 1.491 millones de euros anuales en 2025 y en 1.695 millones de euros para 2030. Estas cuantías se han estimado tomando en cuenta las necesidades de financiación y evolución del contexto social.

A diferencia del anterior Plan Estratégico, centrado en consolidar y desplegar el Sistema Vasco de Servicios Sociales, garantizando el acceso a los beneficios y servicios del sistema (especialmente en medio de una crisis financiera), el plan actual se orienta a adaptar los recursos al envejecimiento de la sociedad vasca, teniendo en cuenta el impacto demográfico que producirá la generación del baby boom en la próxima década.

Además, se ha orientado a responder a las situaciones urgentes surgidas de la pandemia, con un enfoque especial en los cuidados sociales, particularmente aquellos de responsabilidad pública.

El plan busca adaptar los servicios sociales a las transiciones demográficas y sociales mediante proyectos clave y establece cinco objetivos estratégicos:

  1. Autonomía: Busca invertir la pirámide de atención, reforzando la primaria y secundaria en la comunidad para todas las contingencias (discapacidad, dependencia, exclusión, desprotección). Se promueve la vida independiente de las personas con discapacidad y se plantea transformar los centros residenciales para las personas mayores.
  2. Integración: Se enfoca en reforzar la red de exclusión, avanzando en la articulación y continuidad de la atención, tanto primaria como secundaria, y en su descentralización de acuerdo con el modelo comunitario. Se impulsarán los apoyos para la integración social.
  3. Equilibrio: El plan promueve la organización social de los cuidados desde un liderazgo público. Busca un nuevo equilibrio entre el cuidado institucional (de responsabilidad pública) y el cuidado familiar, favoreciendo al primero.
  4. Articulación: Impulsar la gestión del Sistema Vasco de Servicios Sociales y avanzar en la gestión integrada y colegiada del sistema.
  5. Enfoque de género e interseccional: Detectar y combatir situaciones de discriminación por género, edad, origen y nivel de autonomía, adaptando la atención a la diversidad.

El plan incluye un mapa de Servicios Sociales que dimensiona el sistema en términos de plazas, personas usuarias y horas de Servicio de Ayuda a Domicilio, entre otros.

Principales aportaciones

El nuevo documento recoge las aportaciones de diferentes agentes al borrador presentado este mismo año. Así, el texto introduce aportaciones del Consejo Vasco de Servicios Sociales; la Confederación Empresarial Vasca (Confebask); la Asociación de Personas con Discapacidad Intelectual (FEVAS-Plena Inclusión Euskadi); la Red de lucha contra la pobreza y la exclusión social (EAPN); la Asociación de Empresas de Inserción del País Vasco (Gizatea); la Asociación Empresarial del Tercer Sector de Intervención Social de Euskadi (Hirekin); y la Federación de Salud Mental Euskadi (Fedeafes).

Uno de los puntos esenciales introducidos es la apuesta por la inclusión, enfatizando en la transversalidad de los apoyos y en el impulso al modelo de vida independiente, especialmente para personas con discapacidad.

Se han incorporado, asimismo, referencias a normas internacionales y estatales sobre los derechos de las personas con discapacidad, enfatizando la importancia de una gestión pública directa y una cooperación efectiva.

Se ha buscado reforzar la atención a personas jóvenes con enfermedad mental y proporcionar respuestas adecuadas a las personas con discapacidad intelectual, haciendo mención especial a la necesidad de que el sistema de Salud se ocupe más ampliamente de las personas con problemas de salud mental.

Se ha destacado la relevancia de la atención residencial, considerando el envejecimiento de las personas con discapacidad, la calidad de atención en centros y la cooperación público-privada.

A esto se suma la preocupación por los objetivos en el ámbito de la exclusión y la necesidad de hacer una revisión sobre las prestaciones económicas.

Se reconoce la importancia de considerar a las mujeres mayores cuidadoras, así como de adoptar un enfoque preventivo frente a problemas como la pobreza grave, la desigualdad y el sinhogarismo.

La pandemia ha dejado una huella evidente, influyendo en las necesidades sociales y en el coste de los suministros. También se destacan la formación en cuidados y el impulso de la cultura de evaluación.

Por otro lado, se establecen puntos clave como la necesidad de establecer mecanismos de coordinación con el Sistema Vasco de Servicios Sociales, clarificar conceptos sobre la atención residencial y comunitaria, así como garantizar una financiación sostenible para ejecutar acciones, desarrollar los servicios y facilitar prestaciones.

En resumen, las modificaciones buscan garantizar una atención inclusiva, eficaz y coordinada, considerando los derechos y necesidades de las personas, y alineándose con los objetivos gubernamentales y de desarrollo sostenible.

 

2 comentarios
  • Foto Xaver
    4 de octubre de 2023

    Mendekotasuna duten pertsonen artean ahal duten heinean, konfiantzazko sare ziurtatuak eta gainbegiratuak sortzeari dagokionez, ondo dago elkarri laguntzea, parte hartzen saiatu gabe ez laguntzearen pasibotasunaren aurrean; batzuetan, laguntza esperientziari zor zaion orientazioa ere izan daiteke.

  • Foto Xaver
    4 de octubre de 2023

    Eso de crear redes de colaboración de confianza certificada y supervisada de ayuda en lo que vayan pudiendo entre personas dependientes está bien el apoyo mutuo frente a la pasividad de no colaborar quedarse mirando sin intentar poner parte, a veces la ayuda puede ser incluso la orientación debida a la experiencia.

Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación