Noticias Industria, Innovación, Comercio y Turismo
Es

Los Gobiernos Vasco y Central crean la nueva sociedad para la explotación de la primera planta española de investigación de energía marina (bimep)

28 de diciembre de 2011

El Ente Vasco de la Energía (EVE), agencia energética del Gobierno Vasco, y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) han acordado la creación de una nueva sociedad pública que será la propietaria de la infraestructura para la investigación de la energía marina que se ubicará en Armintza, en el término municipal de Lemoiz (Bizkaia), la primera en España y la segunda existente en Europa. La sociedad nace con un capital social de 10 millones de euros, un 80% proveniente de la agencia energética vasca y un 20% de la estatal.

El proyecto de instalación de una infraestructura de investigación, demostración y explotación de sistemas de captación de las olas en mar abierto en Euskadi ha avanzado un paso más con la creación de la sociedad pública que gestionará su construcción, puesta en marcha y explotación. Se trata del Biscay Marine Energy Platform S.A (bimep) participada por el Gobierno Vasco a través del Ente Vasco de la Energía que aportará un 80% del capital, y el IDAE, Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía dependiente del Ministerio de Industria, con un 20% de la participación. El acuerdo de creación de la sociedad ha sido suscrito hoy en Madrid. Solo existe una instalación de este tipo en Europa, ya en funcionamiento, que está ubicada en Escocia.

El objeto social de la nueva empresa se centra en cuatro prioridades:

  • El desarrollo e instalación de una infraestructura de ensayo y demostración de convertidores de energías renovables marinas.
  • La investigación, ensayo, demostración y operación de esos convertidores a escala real, así como de sus componentes y elementos auxiliares.
  • La investigación asociada al desarrollo del sector de las energías renovables marinas en sus distintas facetas (ambiental, tecnológica, naval...).
  • La explotación comercial de esa infraestructura y la producción de energía eléctrica.

El proyecto se encuentra en estos momentos en fase de ejecución y se espera inaugurar para finales de 2013. Se trata de una de las principales apuestas del Gobierno Vasco para potenciar las energías renovables en el futuro. El bimep tiene, además, en conexión directa con la Estrategia Energética de Euskadi (3E2020), aprobada por el Consejo de Gobierno hace dos semanas, y entre cuyas prioridades figura incrementar el aprovechamiento de las energías renovables en un 87%, de modo que se pueda alcanzar una cuota de renovables en consumo final del 14%.

El bimep será una referencia mundial, tractor de tecnología e inversiones a Euskadi. La apuesta por el desarrollo energético marino ha puesto a Euskadi en primera línea de los países que apuestan por esta novedosa fuente energética. El Ente Vasco de la Energía adjudicó en febrero de este año la instalación de las líneas eléctricas y de comunicación submarina del bimep. El contrato supone una inversión de 10,4 millones de euros.

La inversión asociada al desarrollo completo del proyecto asciende a 20 millones de euros. En este momento ya se ha contratado el suministro e instalación de los cables submarinos, y se prevé su puesta en marcha entre 2012 y 2013. Se estima que en los primeros cuatro años tras la puesta en marcha del bimep hasta 30 investigadores trabajarán en la investigación de diversas tecnologías en sus instalaciones.

La energía del mar tiene un gran potencial como recurso energético. Se calcula que en todo el mundo se podrían aprovechar 80.000 TWh/año, equivalente a cuatro veces el consumo bruto de energía europeo del año 2009. En lo que a la costa vasca se refiere, con el grado de desarrollo tecnológico actual se podrían alcanzar los 2.000 GWh/año de aprovechamiento, o lo que es lo mismo, Euskadi podría abastecer el 10% de su consumo eléctrico mediante la energía generada de forma renovable por las olas del mar.

Mutriku, ya en funcionamiento

Dentro de las energías renovables marinas, el EVE también ha puesto en marcha este año 2011 un primer proyecto en Mutriku. Es una instalación ubicada en el dique de protección del puerto para el aprovechamiento energético de las olas y se trata de la primera planta europea conectada a la red eléctrica general.

El Gobierno Vasco ha invertido 2,3 millones de euros en ese proyecto, que cuenta con una potencia de 296 kW y se estima una producción anual de 600.000 kWh, equivalente al consumo de 600 personas y su producción renovable tendrá el efecto depurativo de 80 hectáreas de bosque.

Esta novedosa instalación, inaugurada en julio por el Lehendakari Patxi López, es un referente mundial, porque abre las puertas a nuevos desarrollos marinos y a la creación de un nuevo sector productivo generador de riqueza y empleo.

Cuatro cables submarinos

El bimep dispondrá de un área de 5,3 km2 en el mar, acotada por boyas, situada a 1.700 metros de la costa, frente al puerto de Armintza. Para trasladar a la costa la energía de los dispositivos en estudio amarrados en este área del bimep se dispondrá de 4 cables submarinos de 5 megavatios de potencia cada uno. A través de ellos, se trasladará toda la energía producida por los convertidores de olas hasta tierra y se inyectará directamente a la red de distribución eléctrica general.

A su vez, los cables también incluirán fibra óptica que trasladará datos sobre el funcionamiento y rendimiento de los dispositivos esenciales para la investigación. Un centro de investigación y control situado en Armintza gestionará el área de ensayos y potenciará el desarrollo tecnológico en aquellos campos de conocimiento que resulte necesario.

Las líneas eléctricas del bimep estarán soterradas tanto en su tramo de tierra eliminando todo impacto visual como en el lecho marino para evitar que resulten dañadas por el fondeo de embarcaciones o por las artes de pesca utilizadas en la zona. La entrada de los cables en el mar se realizará mediante perforaciones horizontales dirigidas que evitarán afectar a los acantilados.

 

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados