Noticias Interior
Es

La Ertzaintza incrementa los controles en las carreteras secundarias para mejorar la seguridad global del tráfico

1 de diciembre de 2011

En los últimos meses el 80% de las víctimas mortales se han registrado en este tipo de vías

La Ertzaintza inicia desde hoy una campaña de refuerzo de sus controles en carreteras secundarias del País Vasco. Este tipo de vías ha recogido durante lo que llevamos de año el 80% de las víctimas mortales en accidentes de tráfico y concentra una parte sustancial de los tramos de mayor siniestralidad de nuestra red viaria. La campaña de refuerzo de los controles va a ser llevada a cabo por patrullas de la Ertzaintza pertenecientes a las comisarías, apoyadas por las Unidades Territoriales de Tráfico. El objetivo que se persigue es consolidar en el conjunto de la red viaria la política de prevención y vigilancia, promovida por la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco, para mantener la evolución favorable de la siniestralidad, que nos ha llevado a un descenso permanente a lo largo de los últimos años en el número de accidentes y de muertos en carretera.

Un informe realizado por la División de Tráfico de la Ertzaintza constata que a lo largo de los últimos ocho meses se han registrado en las carreteras secundarias de Euskadi un total de 3.027 accidentes de tráfico, con 1.482 víctimas, de ellas 33 mortales. Este último dato implica que el 80% de los fallecimientos en accidentes de circulación durante este periodo se han producido en este tipo de carreteras. Estas cifras contradicen la percepción mayoritaria de que son las grandes vías, destinadas esencialmente al tráfico intercomunitario e internacional, las que concentran el grueso de la siniestralidad. Por contra, las pequeñas carreteras de uso diario para desplazamientos cortos recogen una elevada proporción de los accidentes.

Para afrontar esta situación, las Divisiones de Tráfico y Seguridad Ciudadana de la Ertzaintza, inician desde hoy una campaña conjunta de prevención en las carreteras de la red secundaria vasca, que incluirá más controles de todo tipo y que se verá complementada por todo un abanico de medidas para incidir sobre los tres factores de la accidentalidad: conductores, vehículos y vías. La campaña incluirá evaluaciones periódicas, a lo largo del año, para testar los resultados y para reasignar los recursos en función de los resultados que se vayan consiguiendo expresados éstos en descenso de las cifras de siniestralidad.

Vías de tráfico interno

La Comunidad Autónoma Vasca tiene en total 3.602 kilómetros de carreteras secundarias, que suponen el 86% del total de la red de carreteras vasca. Frente a la red principal de autopistas, autovías y carreteras de varios carriles, el entramado de vías de un único carril para cada sentido de circulación supone, por tanto, la mayor parte de nuestra red viaria. Este tipo de carreteras, que comunican las localidades vascas entre sí, absorben la mayor parte de la circulación interna y de los desplazamientos de corto recorrido, que a la postre son los que de manera más habitual realizamos todos. Por eso, los accidentes que se producen en estas vías son protagonizados habitualmente por conductores y conductoras locales, frente a los siniestros de las autopistas y autovías, donde la presencia foránea es mucho mayor.

Durante los últimos años, la División de Tráfico de la Ertzaintza ha concentrado sus recursos de patrulla en el control de las grandes vías que atraviesan Euskadi (autopistas y autovías), cediendo la vigilancia de las carreteras de menor densidad a las patrullas de las diferentes comisarías diseminadas por la geografía vasca. Sin embargo, esta situación va a reorientarse en gran medida a partir de ahora. El estudio realizado durante estos últimos ocho meses por la División de Tráfico aconseja destinar también una parte del esfuerzo de las patrullas de las Unidades Territoriales de Tráfico de la Ertzaintza a las vías secundarias, en apoyo de las unidades de las comisarías, para trasladar al conjunto de la red viaria vasca una presión homogénea y más intensa, que permita una mejor vigilancia y control de las infracciones.

Las vías más peligrosas

El estudio sobre la tipología de los accidentes en la red secundaria indica que el mayor porcentaje de siniestros, el 60%, se produce por colisiones entre dos o más vehículos, seguido por el choque contra obstáculos en la calzada y por las salidas de la vía. En cuanto al día, los fines de semana, con casi el 44%, han concentrado durante este año cerca de la mitad de los accidentes con víctimas, aglutinándose la mayor parte de los siniestros en el tramo horario comprendido entre las diez de la mañana y las ocho de la tarde.

Analizadas las carreteras con mayor número de siniestros durante estos últimos ocho meses, la N-634, con 119 accidentes con víctimas, se significa como la de mayor accidentalidad, si bien ponderada al tratarse de una vía de gran longitud, 136 km., que atraviesa longitudinalmente la Comunidad Autónoma. Le siguen la GI-627 y la N-240, ambas con 26 accidentes, la BI-635, con 23 o la GI-631, con 22. Otras carreteras menores aglutinan porcentajes más preocupantes de siniestralidad, dado su escaso kilometraje; tal es el caso de la BI-604 o de la GI-2638.

Lugar Longitud en km. Accidentes / km. Accidentes con víctimas Fallecidos Heridos graves
Urbana  -  -  227  5  29
N-634  136  0,9  119  6  9
GI-627  34  0,8  26 3 4
N-240  44  0,6  26  3  5
BI-635  20  1,2 23  2  6
GI-631 36   0,6  22  0  5
BI-711  14  1,4  19  0  1
GI-632  35  0,5 19   1 10 
 BI-625  44  0,4 17   1  1
N-636   14 1,0  14  0  1 
 GI-2630  24  0,5  13  1
 BI-633  30  0,4 12   0  1
 GI-2132  16  0,8  12  0
 BI-631  16  0,7 11   0  1
 BI-604  5  2,0 10   0  0
GI-2638   5  2,0 10   0  2
 A-124  37  0,2  8  1  0
 N-124  15  0,5  1  4
BI-2120   10  0,5  5  1  0
 A-2126 20   0,2  3  1
 BI-3732  13  0,2  2
 A-3130  20  0,1  1  1
 BI-3601  5 0,2  1  1  0
GI-3162   5  0,2  1  1  0


En cuanto a demarcaciones locales, los municipios vizcaínos de Erandio, Galdakao, Mungia, Sopelana y Muskiz se significan como los que mayor número de accidentes con víctimas padecen en sus carreteras secundarias, seguidos por los guipuzcoanos de Arrasate y Oiartzun.

De las denuncias interpuestas por la Ertzaintza en las vías secundarias durante los últimos ocho meses, se desprende que las infracciones de tráfico que con mayor frecuencia se detectan en estas vías tienen que ver con las normas generales de comportamiento (uso del móvil, mala visibilidad desde el interior, retrovisores defectuosos, pérdida de atención, ...), seguidas de las irregularidades en los vehículos y en la documentación, la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas, los estacionamientos indebidos, etc.

Propuestas concretas para cada demarcación

Para solventar esta situación, el informe realiza una batería de propuestas específicas para mejorar los índices de seguridad en cada demarcación y en cada carretera, atendiendo a los tipos de accidentes que se producen en determinados tramos, horas y días de mayor peligro, así como en función de las condiciones meteorológicas, etc. Se trata, en todos los casos, de medidas diseñadas de manera concreta para mejorar los niveles de seguridad mediante el refuerzo de la acción preventiva, de los controles y de la vigilancia en general. 

Todas estas medidas de mejora serán puestas en marcha por las propias comisarías responsables de cada demarcación, pero contarán con el refuerzo de patrullas de las Unidades Territoriales de Tráfico. Así, durante los próximos meses veremos un incremento notable en las vías secundarias de los controles de velocidad, alcoholemia, detección de drogas, transportes, ITV, uso del cinturón, documentación, etc., sin que ello suponga una relajación de la presión en las vías principales, donde las Unidades Territoriales de Tráfico mantendrán su presencia habitual.

A estas iniciativas se añade un refuerzo durante los próximos meses de la formación de los agentes destinados en las comisarías en materia de legislación de tráfico, de forma que puedan añadir a su bagaje los conocimientos necesarios para afrontar todas las variables y novedades relacionadas con la compleja normativa de circulación y el transporte de mercancías. En este apartado, colaborarán la División de Tráfico de la Ertzaintza y la Academia de Policía de Euskadi.

Mayor disponibilidad de recursos

La campaña para potenciar el control del tráfico en las vías secundarias se incluye dentro de la reasignación de recursos que el Departamento de Interior está realizando actualmente para aprovechar las oportunidades que ofrece la nueva situación que se vive en el País Vasco, a raíz del cese de actividades por parte de la organización terrorista ETA. La reciente puesta al día de la norma que regula los procedimientos de trabajo y de seguridad de los ertzainas - laInstrucción 53 - permite liberar recursos con los que llevar adelante cometidos como el refuerzo de las políticas de tráfico, el incremento de las patrullas destinadas a la seguridad ciudadana y la prevención de los delitos o el refuerzo de la vigilancia y el control sobre determinados tipos de delincuencia, como la violencia contra las mujeres, ante los que nuestra sociedad se muestra especialmente sensible, al igual que sucede ante la siniestralidad causada por la circulación rodada.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación