Noticias Interior
Es

Aprobada la Instrucción que regula la imagen corporativa de la Ertzaintza

29 de noviembre de 2011

La norma regula todo lo relacionado con la imagen de los agentes, la uniformidad, la atención a la ciudadanía y la conservación del material oficial

El Viceconsejero de Seguridad, Miguel Buen, ha aprobado hoy la Instrucción sobre Imagen Corporativa de la Ertzaintza, una norma interna que regula todos los aspectos relacionados con la uniformidad, la imagen de los agentes, su relación con la ciudadanía y el adecuado mantenimiento de los equipamientos y las dependencias policiales. La Instrucción supone una puesta al día de los preceptos recogidos en normas como la Ley de Policía o las sucesivas Ordenes que hasta ahora regulaban estos aspectos.

La Instrucción aprobada hoy parte del reconocimiento de la importancia que la imagen pública de una institución como la Ertzaintza y de quienes la integran tiene para su buen funcionamiento y para su plena aceptación por parte de la sociedad. "Junto a la función operativa, incidental o prestadora de servicios, el personal que compone la Ertzaintza desarrolla una función representativa y relacional de indudable trascendencia: es la imagen del cuerpo al exterior".

Uniformidad

La norma aborda la imagen corporativa desde cuatro aspectos. El primero de ellos, relacionado con el vestuario, determina la composición y uso de los diferentes tipos de uniformes: operativos, de oficina y de gala, este último reservado para actos protocolarios. En el texto se establece que "el uniforme facilita la identificación de los cuerpos de policía, favoreciendo al mismo tiempo la modernización y significación de su imagen, ... que resulta expresiva de los valores de profesionalidad, confianza, credibilidad y eficacia".

Para garantizar la correcta imagen pública de los ertzainas la norma establece una serie de disposiciones obligatorias sobre el uso de los uniformes. Así, por ejemplo, se prohíbe, la colocación sobre las prendas oficiales de objetos tales como pins, emblemas, etc., se determina que el vestuario oficial no podrá incluir prendas particulares o se detallan algunos usos de las prendas oficiales (el niky por dentro del pantalón, el cuello doblado correctamente, la cremallera del buzo abierta un máximo de 10 cm., etc).

La Instrucción también establece el uso de la gorra con el uniforme de calle mientras reserva la txapela y el resto de las prendas del uniforme tradicional exclusivamente para su uso en oficinas regula la utilización de las prendas de cabeza (gorra para uso operativo y txapela para oficinas. El uniforme de gala se destina a uso exclusivo en actos ceremoniales siendo el único sobre el que se pueden portar condecoraciones.

Además de con la correcta imagen de los agentes, las disposiciones de la Instrucción tienen que ver también, de manera fundamental, con su seguridad. Así se establece, por ejemplo, que las perneras del buzo ignífugo deberán colocarse por encima de las botas para asegurar la protección integral frente al fuego o que la camiseta a utilizar habitualmente deberá ser la ignífuga de dotación, si bien podrá alternarse con otras de colores determinados. En cuanto al verduguillo, sólo se podrá utilizar el de dotación (también ignífugo), siendo su utilización obligatoria en determinadas actuaciones de riesgo.

La Instrucción determina que serán los jefes de unidad los responsables de supervisar la correcta utilización del vestuario y, en su caso, de interpretar las disposiciones.

Imagen y aspecto personal

El segundo punto que regula la Instrucción tiene que ver con la imagen y el aspecto personal de los agentes. "Los valores que desde la creación de la Ertzaintza se pretenden transmitir, tales como profesionalidad, confianza, credibilidad, integridad, ... no pueden ser contradictorios con expresiones externas de tipo visual, estético o conductal".

Este apartado delimita detalles relacionados con la higiene y el aspecto personal como, por ejemplo, llevar siempre el cabello limpio y recogido, compatible con la prenda de cabeza, recoger el pelo largo con una coleta, lucir un afeitado correcto o en su caso una barba o bigote arreglado, utilizar un maquilaje discreto en el caso de las mujeres, etc. También se establece que no se podrán llevar tatuajes que queden a la vista, ni portar collares, pulseras, pendientes, piercings u otros ornamentos que, por su forma o tamaño, pudieran obstaculizar el servicio o constituir un riesgo para los ciudadanos o los propios agentes. Tampoco se podrán exhibir móviles u otros objetos particulares.

También relacionada con la imagen de los agentes es la regulación de aspectos como las pausas en el servicio o las gestiones personales durante el mismo. En concreto, se prohíbe a los ertzainas realizar durante el servicio trámites relacionados con asuntos personales en oficinas, comercios, etc., se autoriza un tiempo máximo de 10 minutos para tomar café u otras consumiciones (nunca alcohol) en establecimientos públicos, se prohíbe fumar o consumir alimentos durante las patrullas, estacionar el vehículo innecesariamente en lugares apartados, utilizar dispositivos audiovisuales de ocio, material de lectura, etc.

El saludo policial

El tercer aspecto regulado en la norma aprobada hoy tiene que ver con el saludo policial y el trato al ciudadano. "El saludo, como expresión de cortesía y manifestación externa de educación cívica y respeto hacia las personas, debe constituirse en un acto de obligado cumplimiento para los miembros de la Ertzaintza."

En la Instrucción se determina que los agentes de uniforme deberán saludar siempre a los ciudadanos que se dirijan a ellos poniéndose en pié y llevando su mano derecha hasta el lateral de la prenda de cabeza, al tiempo que se expresa un "egunon, buenos días" o la fórmula que proceda. El mismo gesto deberá repetirse al culminar la conversación. El trato deberá ser de usted y el tono de la conversación en todo momento educado y cortés, observando siempre el debido interés por lo que manifiesta el ciudadano. En lugares cerrados, en los que los agentes no porten prenda de cabeza, el tratamiento será el mismo, salvo que se prescindirá del gesto de saludo con la mano.

El saludo será obligatorio en el trato tanto con los ciudadanos y ciudadanas como con los superiores, subordinados o iguales y con las propias autoridades. Igualmente se establece la obligatoriedad de mantener el gesto de saludo durante la interpretación de los himnos de Euskadi y de España, o de otras Comunidades y Estados.

Las dependencias policiales

El cuarto y último bloque de disposiciones está relacionado con el cuidado del material y de las dependencias públicas. En las comisarías "...deben exigirse unos estándares de apariencia e identidad corporativa acordes con la imagen de calidad, seriedad y profesionalidad que se deben transmitir a los ciudadanos".

Aquí, la norma determina la obligación de los agentes de extremar el cuidado y la conservación de las dependencias policiales, especialmente las destinadas a la atención al público, verificando que las mismas se encuentren en perfecto estado y, en su caso, comunicando inmediatamente cualquier anomalía detectada. La norma, que se extiende a los vehículos oficiales, también prohíbe la colocación de cualquier accesorio o elemento decorativo ajeno al propio mobiliario oficial de dotación.

Por último, la Instrucción recuerda la obligatoriedad de colocar cualquier información de carácter laboral o particular exclusivamente en los correspondientes tablones de anuncios.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)