Los peregrinos del Camino de Santiago depositaron 18 toneladas de envases en las papeleras de los albergues de Euskadi durante este verano

20 de enero de 2023
  • En total, se han depositado 4.683 kg de residuos en el contenedor amarillo (envases de plástico, latas y briks) y 13.112 kg en el contenedor azul (envases de papel y cartón) entre los meses de junio y septiembre en los tramos vascos
  • El número de ecoalbergues vascos que han participado por primera vez en esta edición asciende hasta los 42, y se repartieron un total de 4.600 bolsas reutilizables fabricadas con PET reciclado para luchar contra la basuraleza
  • El objetivo del proyecto Camino del Reciclaje es, desde su nacimiento, conseguir que este Año Jacobeo se recordase como el más comprometido con el medio ambiente y el reciclaje de la historia

Teniendo como premisa que es innegable el atractivo, turístico e histórico que supone el Camino de Santiago, peregrinos de todos los rincones del mundo se congregan año tras año para llevar a cabo este recorrido, que culmina en la emblemática Catedral de Santiago de Compostela. Por ello, esta ruta, que se ha convertido en uno de los parajes naturales más atractivos del país, conlleva la necesidad de que proyectos como “Camino del Reciclaje” se fomenten con el objetivo de cuidar el Camino de forma responsable e impulsar el compromiso de luchar contra la basuraleza que en él se genera.

Por este motivo, Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases, junto con el Gobierno Vasco, puso en marcha una nueva edición del proyecto “Camino del Reciclaje” cuyo objetivo es, por un lado, concienciar a los peregrinos sobre la importancia de conservar la ruta del apóstol libre de “basuraleza”, y, por otro, lograr que este Año Jacobeo sea recordado como el más comprometido con el Medio Ambiente de la historia.

En este sentido, y gracias a la encomiable labor de los ecoperegrinos, se depositaron 18 toneladas de envases sólo en los albergues vascos durante la temporada estival (de junio a septiembre), comunidad que se ha incorporado este año al proyecto. En concreto, se depositaron 4.683 kg de residuos en el contenedor amarillo (envases de plástico, latas y briks), y 13.112 kg en el contenedor azul (envases de papel y cartón).

Si sumamos esas cifras a las del resto de comunidades que participan en la campaña alcanzamos las 276 toneladas, un 49% más que en el 2021. Estas cifras se deben al aumento de albergues participantes (555 frente a 358 del 2021) así como al aumento de compromiso por parte de los caminantes.

42 ecoalbergues en País Vasco:

 En esta edición, los 42 ecoalbergues vascos que han participado por primera vez en el proyecto han demostrado su amor por este entorno tan especial y por el medio ambiente a través de un profundo trabajo de concienciación con los caminantes.

Y es que ya son 555 ecoalbergues si sumamos a los de País Vasco (nuevos este año) los de Castilla y León, Asturias, Cantabria, La Rioja, Navarra y Galicia. Un año donde no hemos parado de crecer al llegar también a los hospedajes del Camino Portugués de la Costa en Galicia cubriendo ya siete Caminos (Francés, Inglés, Norte, Primitivo, Portugués, Portugués de la Costa y el Lebaniego).

Con el objetivo de apoyar esta labor, se repartieron entre los ecoalbergues vascos participantes un total de 4.600 bolsas reutilizables fabricadas con PET reciclado, una herramienta que ha servido de ayuda para los ecoperegrinos en la lucha contra la “basuraleza”, permitiéndoles recoger los residuos que generaban o que encontraran a lo largo de la ruta y depositándolos en las papeleras amarillas y azules instaladas en los ecoalbergues.

Amaia Barredo, Viceconsejera de Sostenibilidad Ambiental del Gobierno Vasco ha destacado que “una de las formas más efectivas de reducir la contaminación y la generación de residuos es a través de acciones que favorezcan la conciencia ambiental”. Barredo ha subrayado que “mediante la colaboración público privada y la sensibilización e información a la sociedad entendemos mejor la necesidad de cambiar nuestros hábitos de vida y consumo, modificando de esta manera nuestras actuaciones diarias hacía para favorecer el reciclaje de residuos y alcanzar, entre todas y todos, la meta de salvar nuestro planeta”.

Resulta muy gratificante echar la vista atrás y ver todo lo que hemos conseguido desde que este proyecto viera la luz en 2015. Empezamos poco a poco, haciendo “camino” hasta llegar a cubrir más de 550 albergues en 7 comunidades. Y, la verdad, es que no podemos estar más orgullosos de todos los logros conjuntos conseguidos. La implicación del Gobierno Vasco, así como la de los hospitaleros y ecoperegrinos ha sido clave para lograr un Camino libre de basuraleza y concienciado con el reciclaje.”, ha asegurado Carolina Martín, responsable del proyecto Camino del Reciclaje en Ecoembes. “Sin duda, terminamos este año Jacobeo recordando la importancia de poner el foco para que sea el Camino el que deje huella en nosotros y no nosotros en él”, ha recalcado.

Agradecimiento a los ecoalbergues vascos

Esta edición de “El Camino del Reciclaje” ha contado por primera vez con un total de 42 ecoalbergues vascos situados en las diferentes etapas del camino, que han contribuido a formar a los peregrinos sobre la importancia de cuidar el Camino del Santiago y de luchar contra la “basuraleza” en esta ruta.

Para conseguir estas buenas cifras, además de la entrega de bolsas reutilizables, los ecoalbergues han sido especialmente equipados con una media de dos a cuatro puntos de reciclaje amarillos y azules. Asimismo, se ha dotado a los ecoalbergues de material didáctico, compuesto, entre otras cosas, por carteles informativos, un sello identificativo para el albergue que les acredita como colaborador de la campaña.

Todavía no hay comentarios
  • ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto