Alexander Boto, director general de Ihobe: “La economía circular es competitividad, es economía”

24 de noviembre de 2022
  • La segunda jornada del Basque Circular Summit da el protagonismo a las pymes vascas y les acerca los diferentes desafíos y oportunidades que plantea la economía circular en cada sector
  • La exposición ‘Circulares/Zirkularrak’, que estará abierta hasta el 27 de noviembre en Ficoba, recoge 175 productos ecodiseñados por 115 empresas vascas

  • El Ayuntamiento de Bergara, el Espacio Open, la marca NEUK y St. George’s British International School serán los candidatos vascos a la Semana Europea de Prevención de Residuos 2022

Basque Circular Summit da hoy el protagonismo a las pymes en su segunda jornada, vitales para la economía de la UE ya que representan el 99 % de las empresas europeas y dos tercios de los empleos del sector privado. Alexander Boto, director general de Ihobe, ha remarcado hoy en la mesa redonda ‘La apuesta por la economía circular en Euskadi’ que “la economía circular es competitividad, es economía”, y ha señalado como reto para la administración la fiscalidad ambiental, porque “Euskadi tiene el 1,6% de su PIB en impuestos ambientales y la media europea es del 2,4%”.

El director de Ihobe ha resaltado instrumentos como el Programa PYME Circular, mediante el cual el Gobierno Vasco quiere facilitar a las pymes vascas el proceso de transición hacia un modelo circular con herramientas y apoyo económico para mejorar su competitividad.

Por su parte, la viceconsejera de Sostenibilidad Ambiental del Gobierno Vasco, Amaia Barredo, ha recordado que “Euskadi lleva alrededor de 20 años trabajando en materia de economía circular, siendo en estos momentos una región referente”. Ha apoyado esa afirmación en datos: la economía circular en la región supone hoy en día el 1,12 % del PIB, con unos ingresos brutos anuales de 764 millones de euros. En términos de empleo, los relacionados con economía circular representan el 2,08 % del total de empleo en la CAPV. Este valor es superior al de España y al de Alemania, con un 2 % y un 1,71 % respectivamente.

Jornada centrada en las pymes

El Basque Circular Summit introdujo ayer los grandes temas que se están planteando en Europa, como el pasaporte digital de producto, la búsqueda de una menor dependencia hacia las materias primas, las finanzas sostenibles o nuevas normativas de ecodiseño. Alejando Villanueva, jefe adjunto de Economía Circular y Liderazgo Industrial en el Joint Research Centre (JRC) de la Comisión Europea, señaló que “el ecodiseño combinado con la etiqueta energética es el instrumento que mejor ha funcionado para motivar a las empresas fabricantes a diseñar productos mejores y a las personas consumidoras a elegir mejor esos productos: se ha ahorrado en Europa la energía equivalente al consumo de Italia en 2020. Pronto habrá, además, una propuesta de directiva sobre etiquetas ‘verdes’, ya que hay más de 200 diferentes en Europa y entre el 40 y el 50% son ‘ecopostureo’”.

Jorge Fernández, coordinador del Environment & Energy Lab de Orkestra-Basque Institute of Competitiveness, ha señalado hoy que los retos para la cadena de valor giran en torno a “la transparencia y posicionamiento en los mercados, el ecodiseño para una economía circular, las materias primas secundarias y la gestión de residuos, la descarbonización con enfoque de ciclo de vida, contaminación cero y finanzas sostenibles”. Esta segunda jornada busca prever cómo afectarán esos desafíos a cada sector de la industria vasca, a través de once mesas temáticas con la participación más de 70 empresas y testimonios sobre las buenas prácticas de las pymes.

Antonio Novo Guerrero, presidente de la Alianza Europea de Clusters, ha abierto las sesiones destacando la importancia de implicar a toda la cadena de valor mediante la colaboración entre los diferentes agentes implicados: “Se ha demostrado que es fundamental para la economía circular. Y en mi opinión el sistema clúster de Euskadi es de los más maduros de Europa”. Luis Lehmann, especialista en soluciones de economía circular, ha sentenciado que “la salida de las sucesivas crisis debe promover un cambio de paradigma con nuevos modelos. Y debemos tener una cosa en cuenta: la economía circular, antes que nada, es economía. Y debe dar beneficio promoviendo el desarrollo a partir del desacople de la utilización de recursos”.

Ejemplos reales de la circularidad en Euskadi

Un dentífrico en pastillas, un carrito de la compra hecho de lonas publicitarias o una salsa de queso a base de un ingrediente que de otra forma se desecharía son algunos de los ejemplos que recoge la exposición itinerante ‘Circulares/Zirkularrak’. Recoge 175 productos sostenibles en Euskadi provenientes de 115 empresas de diversos sectores industriales y propone una visión integral del potencial del ecodiseño y la economía circular en todos los ámbitos de la actividad empresarial vasca: la automoción, la maquinaria, el metal, la movilidad, el sector químico, la alimentación, el mobiliario, los productos de consumo, los materiales para la construcción y el sector eléctrico electrónico. 

Son productos que han reducido sustancialmente su impacto ambiental con metodologías de ecodiseño y enfoque de ciclo de vida. Entre ellos se encuentra una estructura solar fotovoltaica flotante de Emica Solar que, además de las propias ventajas de la generación solar fotovoltaica, el hecho de ser flotante le aporta importantes mejoras como la nula ocupación de suelo o una mejor refrigeración. 

Un producto del centro tecnológico Azti se centra en el aprovechamiento de desperdicios alimentarios: se trata de una salsa de aroma a queso maduro de oveja, producida a base del lactosuero generado en la elaboración de queso Idiazabal que, de otra forma, sería desechado. Dentro de los bienes de consumo, uno de los productos mostrados es un dentífrico en pastillas. Se trata de un sistema totalmente novedoso desarrollado por Onak que, al ser en pastilla, reduce el consumo de agua en un 70% y utiliza envases recargables y totalmente reutilizables. También hay un carrito de la compra hecho de lonas publicitarias, de Sindesperdicio. Otro de los ejemplos, este del sector de la maquinaria, se expone la impresora 3D NX PRO dual filamento-pellet, de Indart 3D. Puede trabajar con 100% de materia reciclada y las piezas impresas pueden volver a introducirse en la impresora. Estos son solo algunos de los 175 ejemplos que se pueden visitar en Ficoba gratuitamente hasta el 27 de noviembre.

Semana Europea de la Prevención de Residuos 

En esta segunda jornada de Basque Circular Summit también se presentan las candidaturas vascas a la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2022. Se trata de una iniciativa que anima a toda la ciudadanía europea a llevar a cabo acciones de concienciación sobre la gestión sostenible de los recursos y los residuos. “Casi 120 acciones se han presentado este año en Euskadi, cifras que ponen al territorio en los puestos de cabeza del ranking europeo en cuanto al ratio de acciones presentadas por cada 100.000 habitantes”, ha destacado la viceconsejera Barredo.

Las cuatro entidades seleccionadas han sido la exposición ‘Residuos sostenibles: ¿Ficción o realidad?’, promovida por el Ayuntamiento de Bergara; un evento ‘vintage’ en Bilbao para dar una segunda vida a la ropa, impulsado por Espacio Open; una nueva propuesta para consumir moda responsablemente basada en parches intercambiables, de manos de la marca de ropa de Sopelana NEUK; y un proyecto para insonorizar el comedor St. George’s British International School de Leioa haciendo paneles acústicos con toallas viejas y pedazos de tela reciclados.

 

2 comentarios
  • 27 de noviembre de 2022

    Ondo dago hori esaten da farola bateriak argiztatzeko ere jada ezin dira ibilgailuetan erabili, baina bateriaren bizi-zikloa ez dago agortuta beste erabilera batzuetarako. Baliteke norbaitek aprobetxatzea ibilgailuaren sorgailuak bateria kargatzeko ekarpenik egiten ez duen arte eta birak beste karga batzuetarako erabil daitezkeen arte.

  • 27 de noviembre de 2022

    Está bien eso se dice aprovechar incluso para iluminación farolas baterias ya no puedan usarse en vehículos sin embargo el ciclo de vida de la bateria todavía no esté agotado para otros usos.Quizás haya quien aproveche hasta cuando el generador del vehículo ya no aporte para cargar la batería y puedan usarse las revoluciones para otras cargas puede incluso domésticas.

Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto