Noticias Seguridad

La Ertzaintza registra 4.591 delitos de violencia contra las mujeres en Euskadi, un 14,6% más que en 2021

20 de noviembre de 2022
  • El mayor número de denuncias siguen recogiéndose por casos de violencia ejercida por la pareja o expareja, 3.327, cuyas denuncias continúan en aumento, un 17,2% más que en 2021. La mayoría son malos tratos habituales físicos o injurias y vejaciones
  • El segundo principal entorno en el que se dan las agresiones a las mujeres es la violencia intrafamiliar donde se han dado 867 casos en lo que va de año, cifra similar a la de 2021
  • En tercer lugar, en número de denuncias, destaca el aumento del 27,2% los delitos contra la libertad sexual que su forma de denuncia por “agresión sexual” ha aumentado hasta un 75,7%
  • En este momento, 5.144 mujeres reciben algún tipo de protección por parte de la Ertzaintza

Entre enero y septiembre de 2022, la Ertzaintza ha registrado 4.591 delitos en las diferentes formas de violencia contra la mujer ejercida por parte de la pareja o expareja, en el seno del hogar o contra su libertad sexual. Comparando con el mismo periodo del año anterior, este tipo de delitos han crecido un 14,6%. Durante ese periodo, la Ertzaintza contabiliza 3.696 mujeres víctimas de estos delitos, lo que supone un crecimiento del 13,2% respecto al mismo periodo de 2021.

Por territorios históricos, el mayor número, tanto de casos como de mujeres víctimas, se registra en Bizkaia; sin embargo, en porcentaje, donde más crecen los delitos de estas tipologías en su conjunto es en Gipuzkoa, con un aumento del 20%. Información exhaustiva en la tabla 0 adjunta.

Tipología delictiva contra la mujer: tablas 1, 2 y 3

En lo que va de año no se han contabilizado homicidios en Euskadi con autoría de la pareja o expareja (violencia de género), aunque sí se han contabilizado 4 intentos (igual que en 2021) calificados en grado de tentativa. En cambio, sí se ha registrado 1 homicidio consumado y 1 tentativa más dentro del hogar (violencia intrafamiliar). En abril de este año, Felisa, de 90 años, falleció en el Hospital de Cruces a consecuencia de las lesiones que le habría causado su hijo, con el que convivía en su domicilio de Barakaldo.

El mayor número de denuncias de la Ertzaintza de ese periodo siguen recogiéndose en 2022 por casos de violencia ejercida por la pareja o expareja, 3.227, lo que supone un aumento del 17,2% con respecto al año anterior. De ellas, la mayoría son malos tratos habituales físicos, injurias, vejaciones y lesiones, seguido de los delitos contra la libertad como amenazas, coacciones, o acoso.

El segundo principal entorno en el que dan las agresiones a las mujeres es en el entorno del hogar (violencia intrafamiliar, excluyendo la pareja o expareja) donde se han dado 867 casos en lo que va de año, lo que supone un ligero aumento del 1,6% respecto a los 853 casos del año anterior.

Finalmente, se registra un importante crecimiento en la comparativa de los periodos 2022 y 2021 en el ámbito de los delitos contra la libertad sexual: se han dado 397 casos frente a los 312 del año anterior, un 27,2% más. La mayoría han sido “abusos sexuales” (según catalogación previa al cambio del Código Penal), aunque destaca que son los casos de agresión sexual los que más crecen de todos, pasando de 33 a 58 casos registrados en Euskadi, un 75,76% más que el año anterior. Además, las agresiones sexuales más graves también continúan en ascenso, frente a las 33 del año 2021, este año 2022 se han producido 62, un 40,9% más.

Protección personal e integral: 5.144 mujeres

Uno de los principales ejes de actuación de la Ertzaintza es el dirigido a la protección integral de las mujeres víctimas de la violencia machista. En todas las comisarías de la Ertzaintza hay equipos que se dedican única y exclusivamente a atender a las mujeres víctimas de estas violencias, pero, además, cada agente de protección ciudadana dedica una parte de su jornada laboral diaria a actuaciones y seguimiento de los casos de violencia contra las mujeres de su demarcación.

La evaluación del riesgo de cada mujer se clasifica en 4 niveles (básico, moderado, alto y especial) en base a los cuales se asignan las medidas de protección adecuadas. En estos momentos, 5.144 mujeres reciben algún tipo de protección de la Ertzaintza tras denuncia o conocimiento policial. De ellas, 3.391 lo son por orden judicial, mientras que las 1.753 mujeres restantes reciben esa protección atendiendo a los protocolos policiales que analizan el riesgo de cada víctima:

  • Los casos más graves se realizan con un servicio de escolta permanente o puntual a las mujeres con mayor riesgo (50 mujeres en estos momentos, 37 en Bizkaia, 9 en Gipuzkoa y 4 en Araba)
  • Servicio de contravigilancia (188 mujeres, 121 en Bizkaia, 36 en Gipuzkoa y 11 en Araba)
  • Medios electrónicos (109 mujeres tienen la aplicación Bortxa instalada por la Ertzaintza en sus terminales y otras 106 disponen de un teléfono de la Ertzaintza con Bortxa).
  • 71 hombres llevan pulsera de localización por orden judicial: 37 en Bizkaia, 29 en Gipuzkoa y 5 en Araba.

Procedimiento policial

Cada vez que se detecta un nuevo caso, la Ertzaintza procede a su registro en un expediente informático. Desde ese momento, con independencia del nivel de riesgo asociado a la víctima, e incluso de la posible resolución judicial del caso, la Ertzaintza pasa a prestar protección activa a la víctima. Cada expediente aglutina cronológicamente todo el historial del caso, como entrevistas, denuncias, órdenes judiciales o datos procedentes de otras aplicaciones informáticas, entre otras informaciones. Para alcanzar mayor protección y facilitar los trámites judiciales, en los casos más graves se ofrece a la mujer maltratada el acompañamiento de agentes al juzgado para los primeros trámites judiciales. Además, hay canales de comunicación con los servicios sociales para ofrecer atención a hijos e hijas menores cuando se registran los episodios de maltrato.

El riesgo se clasifica en cuatro niveles: básico, moderado, alto y especial. Su evaluación es continúa, por lo que puede variar si cambian las circunstancias de la víctima o el agresor. La primera medida de seguridad común a todas las víctimas es la formación en autoprotección, que incluye dentro de una sesión personal la emisión de un vídeo y la entrega de un folleto informativo. A esa primera acción sigue una supervisión con contacto telefónico de forma periódica.

Presupuesto 2023 para protección de las mujeres

  • 6,7 Mill/€ para la protección personal de las mujeres víctimas: este importe se destina a la protección de los casos más graves de violencia machista, cuando es necesario llegar a la protección personal mediante un servicio de escolta para las mujeres debido al alto riesgo.
  • 33.749€ para la Aplicación Bortxa. Es una aplicación de telefonía móvil, de instalación exclusivamente por parte de la Ertzaintza, que se integra en el terminal de la víctima. Permite realizar llamadas rutinarias a los teléfonos preconfigurados (su comisaría de referencia, emergencias, etc.) pero, además, dispone de un botón de situación crítica que envía los datos de su posicionamiento inmediatamente a los servicios de emergencia y podrá escuchar lo que está ocurriendo para una rápida y eficaz respuesta. También está en comunicación con el servicio SATEVI que atiende, psicosocialmente a las víctimas de la violencia machista durante las 24h en el teléfono 900 840 111. En estos momentos, 328 mujeres llevan integrado en un teléfono personal ese tipo de aplicación.
  • 155.461€ para mantener y mejorar el “Proyecto EBA” (Emakumeen eta Etxekoen Babesa). Es un sistema digital de gestión compartida de todos los expedientes de delitos de violencia contra las mujeres de la Ertzaintza y policías locales. Desde su implantación este año, se crean y comparten, en un mismo formato, todos los expedientes. Además, la herramienta permite homologar las evaluaciones de riesgo de cada mujer, cualquiera que sea el cuerpo policial que se ocupe del caso, evaluar el riesgo de sus hijos e hijas, establecer la protección adecuada según el grado de riesgo que se diagnostique, etc.
  • 72.600€ para implantación y seguimiento de protocolos de coordinación en la atención a la violencia machista entre las policías vascas. Esta partida permite continuar creando e implementando protocolos de intervención policial coordinada y homogénea en todas las policías de Euskadi. Son pautas comunes de actuación entre la Ertzaintza y las policías locales de Euskadi de manera que se pueda, por un lado, prestar una atención integral a las víctimas y, por otro, evitar su revictimización peregrinando entre las diferentes instancias.

NOTA: victimizaciones son casos/denuncias, no mujeres. Es muy frecuente que una mujer denuncie varios delitos 

Un comentario
  • @TribunaLibreES
    20 de noviembre de 2022

    Comentario de Twitter:
    ✳ En este momento, 5.144 mujeres reciben algún tipo de protección por parte de la Ertzaintza

    https://t.co/r15maQ2elS

Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto