Noticias Educación
qrcode

El Consejo Vasco de FP aprueba el VI Plan Vasco de Formación Profesional

7 de noviembre de 2022
  • El VI Plan Vasco de FP apuesta por el desarrollo humano sostenible, el impulso al talento de las personas y los modelos de aprendizaje avanzados, para dar respuesta a los retos de un nuevo entorno productivo tecnológico y digital
  • Consolida el papel de la FP vasca como agente de transformación e innovación, clave para la mejora de la empleabilidad de las personas, la competitividad de las empresas vascas y para el impulso al desarrollo sostenible
  • Contempla una inversión de más de 513 millones de euros para los próximos 3 años

El consejero de Educación Jokin Bildarratz, junto con el viceconsejero de FP, Jorge Arévalo, ha presidido esta mañana el pleno del Consejo Vasco de Formación Profesional (CVFP), celebrado en la sede del Gobierno Vasco en Lakua. En el encentro se ha dado luz verde al VI Plan Vasco de Formación Profesional, un plan que marcará las políticas que, sobre la Formación Profesional, llevará a cabo el Departamento de Educación en los próximos años.

El CVFP es un organismo interinstitucional que agrupa a todo el tejido social implicado en la Formación Profesional de nuestros ciudadanos y ciudadanas. Están representados en él varios Departamentos del Gobierno Vasco (Educación; Trabajo y Empleo; Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente), las Diputaciones Forales, representantes de las organizaciones empresariales y sindicales, así como delegados de los centros educativos públicos y privados.

Durante la sesión plenaria, el consejero Bildarratz ha agradecido a todas las instituciones y organismos integrantes del CVFP el trabajo y las aportaciones que han hecho para acordar este VI Plan Vasco de FP que, según ha afirmado el consejero, establece una visión muy clara para la Formación Profesional en los próximos años: “Avanzar hacia un desarrollo humano sostenible e inclusivo, impulsando el talento de las personas, a través de la incorporación de modelos de aprendizaje avanzados, que respondan a retos derivados de un nuevo entorno productivo, con más tecnología digital e inteligente, consolidando la FP vasca como agente de transformación e innovación, que apoya a las personas en la mejora de su empleabilidad y a las empresas vascas en el avance hacia una mayor competitividad, promoviendo e impulsando el desarrollo sostenible, en línea con la Agenda Basque Country 2030”.

Para ello, el 6º Plan va a impulsar 4 dimensiones fundamentales:

  • La dimensión orientada a las personas
  • La dimensión tecnológica
  • La dimensión dirigida a preservar el planeta
  • La dimensión que abarca a la totalidad del sistema

Los objetivos generales del VI Plan Vasco de FP son los siguientes:

  1. Impulsar una nueva trasformación del Sistema Vasco de Formación Profesional mediante un modelo renovado, avanzado y disruptivo, que permita dar respuesta a los retos que plantea el avance y desarrollo de la Cuarta Revolución Industrial.
  2. Fortalecer las competencias de las personas que estudian Formación Profesional con el objetivo de que alcancen un alto de nivel de cualificación y se conviertan en los y las profesionales con talento que necesita nuestro tejido productivo.
  3. Promover la igualdad de género entre el alumnado que accede a las diferentes familias profesionales en la Formación Profesional.
  4. Fomentar y extender la transformación digital en todo el sistema de la FP
  5. Reforzar las redes colaborativas de centros de Formación Profesional, estableciendo nodos de red inteligentes.
  6. Fomentar la colaboración entre los centros de Formación Profesional y las empresas, facilitando el trabajo en red, el desarrollo de una formación flexible, el impulso de la innovación y la inteligencia aplicadas, y el avance hacia la transformación digital.
  7. Facilitar la adecuación y la modernización de las infraestructuras, así como de la organización de los centros de Formación Profesional, que les permita convertirse en organizaciones inteligentes 5.0, ser ágiles y garantizar las capacidades de reacción, anticipación y disrupción necesarias.
  8. Promover el uso responsable de las tecnologías digitales para evitar posibles brechas con el objetivo de reforzar la cohesión social.
  9. Favorecer el desarrollo sostenible en línea con la Agenda Basque Country 2030.
  10. Garantizar una Formación Profesional inclusiva, adaptada a las necesidades de las personas, con el fin de que obtengan la cualificación profesional necesaria que les permita un buen desarrollo personal y profesional.
  11. Establecer e impulsar las competencias y cualificaciones profesionales necesarias para que las personas puedan responder a la triple transición indicada en este plan: transición tecnológico-digital, transición energético-climática y transición social-sanitaria.

El VI Plan Vasco de FP incluye para ello 15 áreas de intervención, 55 líneas de actuación y 297 acciones concretas de aplicación. Contará para todo ello con un presupuesto total de más de 513 millones de euros para los próximos tres años.

Preparar personas

En relación a los objetivos que se marcan en el nuevo Plan, el consejero Bildarratz se ha referido, durante su intervención en la reunión, a la oportunidad y los retos que la FP tiene ante sí, debido al contexto de transformación acelerada que estamos viviendo, a la revolución tecnológica en la que la sociedad actual está inmersa, y al modelo económico y social completamente diferente hacia el que ésta se dirige, basado en la tecnología, la digitalización y los sistemas inteligentes. “En los próximos 20 años vamos a ser testigos de cambios disruptivos que van a configurar un mundo que no va a tener nada que ver con lo que hemos conocido hasta ahora. Disrupción, complejidad e incertidumbre nos van a acompañar de manera habitual”, ha señalado.

Ante este reto, en palabras del consejero, “debemos ser conscientes de que el progreso pasa, más que nunca, por las personas. Porque el conocimiento, la creatividad y el talento lo tienen las personas y son ellas las que van a liderar los cambios necesarios a todos los niveles. Una rápida evolución tecnológica en un mundo sostenible y de sistemas inteligentes, va a necesitar un elevado grado de humanidad y de personas preparadas de otra manera”. Por ello, la FP vasca tiene el enorme reto de acompañar y preparar a las personas, “para que se adapten a esa transformación y para que desarrollen las competencias que la nueva realidad demanda”. Será éste, por tanto, uno de los principales ejes de actuación del VI Plan Vasco de FP.

En ese sentido, el Plan también incide sobre una formación humanista, con un enfoque centrado en el ser humano, ante el enorme potencial de la digitalización y la inteligencia artificial. “Cada vez que un robot, un sistema experto de inteligencia artificial o un automatismo sustituye en un proceso determinado a una persona, nace un escenario nuevo de relaciones entre tecnología y humanidad en el que el talento de las personas ganará aún más importancia”.

Pero en esa labor, resulta igualmente necesario que la Formación Profesional y los centros de FP se transformen. “Se necesita un nuevo tipo de centro, con la mirada puesta en el futuro, organizado y gestionado como una organización inteligente, con otra forma de hacer y trabajar, creando y compartiendo conocimiento y participando en redes colaborativas, con el objetivo prioritario de avanzar hacia un desarrollo humano sostenible”, ha explicado Bildarratz.

Impacto en el empleo

Jokin Bildarratz se ha referido igualmente al impacto directo que la 4ª Revolución Industrial tendrá sobre el trabajo y el empleo, cuestión que también aborda este 6º Plan. “Estamos definiendo cuáles van a ser los trabajos que se van a transformar, qué trabajos van a desaparecer y qué nuevos trabajos van a surgir. Por lo tanto, deberemos hablar de tareas sustituidas, de tareas complementadas, de ocupaciones modificadas y de nuevos trabajos. Intuimos un futuro con muchas posibilidades de trabajo en entornos diferentes a los actuales, bien por transformación o bien por nueva creación”. Ante este escenario, el consejero ha recordado que la FP vasca apuesta por la formación de alto rendimiento, “que permite al alumnado de FP adaptarse, y en muchos casos, adelantarse a las nuevas necesidades de nuestro tejido productivo. Pero ya no es suficiente con adquirir un buen nivel de competencias. La profesionalidad que va a ser necesaria requiere transformar la competencia profesional, en talento personal y profesional”.

En ese contexto, uno de los itinerarios formativos más importantes para conseguir la profesionalidad y el talento que las empresas requiere, ha señalado Bildarratz, es el que combina la FP Superior y los Grados universitarios. “Una relación entre dos niveles educativos diferentes, pero que unidos, pueden desarrollar y conseguir la formación necesaria para responder con garantía a las nuevas necesidades que requieran las personas y las empresas, definiendo nuevos perfiles profesionales de una mayor complejidad y con un alto nivel de cualificación”.

En relación al impulso a la igualdad entre hombres y mujeres, Bildarratz ha señalado que esta cuestión “no debe quedar atrás”, añadiendo que la nueva Formación Profesional “que ya empieza a estar presente en nuestros centros debe promover la igualdad y favorecer la inclusión de personas vulnerables, en todos los sectores a los que da respuesta la Formación Profesional”.

Finalmente, ha resalado que la Formación Profesional en Euskadi quiere contribuir a dar respuesta a los desafíos vinculados a los problemas del cambio climático, calentamiento global y contaminación ambiental, la mejora de la salud del planeta y de las personas y la recuperación de mares y océanos, empleando para ello como hojas de ruta el Pacto Verde Europeo y la Agenda 2030.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto