El Gobierno Vasco destinará 101 millones de euros para la regeneración urbana, medioambiental, social y económica de 14 barrios vulnerables de Euskadi

20 de octubre de 2022
  • El Departamento de Planificación Territorial inyectará 93 millones para ampliar del programa de regeneración urbana de barrios que tras sumar estos nuevos proyectos alcanzará a un total de 21 municipios
  • El Departamento de Trabajo y Empleo destinará ocho millones de euros para el impulso de la formación y el empleo en estos mismos barrios

 

El Gobierno Vasco actuará en 14 barrios vulnerables de Euskadi para abordar su regeneración integral desde la perspectiva urbana, medioambiental, social y económica. Los responsables del Gobierno Vasco de Trabajo y Empleo, la Vicelehendakari Idoia Mendia, y Planificación Territorial, Iñaki Arriola, se han reunido hoy con los ayuntamientos donde se ubican estos barrios para abordar los planes con los que impulsarán al mismo tiempo la transición energética, la mejora de la habitabilidad de edificios y viviendas, así como el fomento de la inserción laboral de sus habitantes. El objetivo de las intervenciones es que los avances de la lucha contra el cambio climático y la preparación ante los nuevos retos sociales lleguen a todas las personas de Euskadi, independientemente de dónde vivan y de los recursos que tengan.  

Las actuaciones forman parte del Plan Interinstitucional de Inversiones Estratégicas (PIIE) aprobado por el Ejecutivo autonómico y las tres Diputaciones forales para el periodo 2022-2024. En este contexto, se considera prioritaria la regeneración urbana integral en barrios vulnerables, un plan en el que el Gobierno Vasco trabaja desde hace más de seis años y que, al sumar estos 14 barrios de doce localidades, alcanza ya a un total de 21 municipios. Para abordar las actuaciones en estas localidades, se destinarán 101 millones de euros, ocho por parte de Trabajo y Empleo y 93 por parte de Planificación Territorial.

La Vicelehendakari Idoia Mendia ha puesto en valor este “programa nuevo, distinto a otros que estamos impulsando, pero que tiene una característica común con todos los demás, el alineamiento entre los distintos ámbitos de gobierno, en este caso dos departamentos del Gobierno vasco y los ayuntamientos”. En este sentido, ha asegurado que proporciona “respuestas nuevas ante situaciones nuevas, en este caso al reto de la transición energética y de transformación urbana, que es también de transformación social”, además de ofrecer oportunidades para personas con dificultades para el empleo, para empresas que buscan perfiles adecuados, y para los municipios que quieren un entorno amable y sostenible para sus vecinas y vecinos.

El Departamento de Trabajo y Empleo, con un presupuesto inicial de ocho millones de euros, se va a encargar de la formación, contratación, orientación y acompañamiento de 167 personas disponibles para el empleo y adaptadas a esas nuevas exigencias del sector de la construcción. Esta experiencia se va a abrir a demandantes de empleo de cada municipio, pero prioritariamente a personas perceptoras de RGI o IMV que residan en un radio de 50 kilómetros de los municipios que participan en el proyecto, y que sean paradas de larga duración.

En concreto, van a recibir formación específica durante dos meses, en los que seguirán percibiendo su derecho a la renta garantizada según les corresponda, y contarán después con un contrato de 10 meses de formación en alternancia, en los términos recogidos en la última reforma laboral. El contrato de formación en alternancia dedicará el 35% de su duración a formación y el 65% a empleo, y la retribución mínima a percibir será del 75% del salario bruto total. Además, durante todo el proceso dispondrán de orientación, acompañamiento, asesoramiento e información profesional para la búsqueda de empleo por cuenta ajena.

Los nuevos barrios contarán con oficinas de barrio, siguiendo el modelo del proyecto europeo Opengela, a las que se podrá acudir para consultar ayudas y actuaciones de reforma de viviendas en términos de accesibilidad, habitabilidad o eficiencia energética. En algunos de los barrios, el proyecto incorpora la rehabilitación de edificios públicos para generar equipamientos para el vecindario. En Álava se trabajará con el barrio de Zaramaga de Vitoria, en Bizkaia en tres barrios de Bilbao (Párroco Unzeta, Torre Urizar y Uretamendi), en Bermeo (Iparragirre y Txibitxiaga) y en Sestao (Vista Alegre); y en Gipuzkoa en Arrasate (barrio Santa Teresa), San Sebastián (Altza), Eibar (Hijos de Gabilondo), Elgoibar (viviendas Sigma), Errenteria (Beraun), Leaburu (Txarama), Soraluze (Ezozia) e Irún.

El consejero de Planificación Territorial, Iñaki Arriola, ha indicado que “conforme a las características de los proyectos presentados en torno a 1.700 familias van a poder recibir subvenciones de entre un 70% y un 100% en los casos de mayor vulnerabilidad, con el objetivo de que todas ellas tengan la oportunidad de afrontar la descarbonización de sus viviendas y mejoren su calidad de vida, con hogares más habitables y entornos urbanos adaptados a los nuevos retos sociales y medioambientales. Con estas medidas, además, combatimos la desigualdad y fomentamos una mayor cohesión social en nuestros pueblos y ciudades”.

Barrio a barrio

Arrasate impulsará la regeneración del barrio de Santa Teresa mejorando las envolventes de los edificios, los sistemas de calefacción y la accesibilidad, con ascensores tanto en los edificios como en espacios públicos. Además, se instalarán placas fotovoltaicas avanzando en la constitución de comunidades de autoconsumo compartido y se pondrán en marcha en el entorno urbano equipos para favorecer la electromovilidad. Planificación Territorial aportará al proyecto 7,37 millones de euros y se estima que se trabajará en 96 viviendas.

Bermeo actuará sobre Iparragirre y grupo Txibitxiaga, donde se trabajará en los edificios y viviendas para aliviar los problemas de accesibilidad e impulsar la rehabilitación energética. Con estos trabajos, se espera alcanzar a 90 viviendas. Además, se abordará la renovación urbana del ámbito de Kurtzio, Zarragoitxi, Itxasbegi e Iparragirre, área declarada como zona degradada, donde se reurbanizarán calles, se harán mejoras de accesibilidad o se construirá un sistema de drenaje sostenible, entre otras cuestiones. Planificación Territorial aportará 5,84 millones de euros para impulsar el proyecto.

Bilbao actuará en Párroco Unzeta de Santutxu, en el grupo Torre Urizar, un conjunto con un marcado carácter cultural e histórico en el barrio de Irala, y en Uretamendi con la implantación de una oficina de proximidad. En total, en estos tres barrios de la capital vizcaína Planificación Territorial invertirá 16,53 millones de euros y la previsión apunta a rehabilitaciones en 399 hogares.

Eibar reconvertirá la casa-fábrica Hijos de Gabilondo en edificio de equipamiento y en su entorno se crearán nuevos espacios verdes, zonas peatonales, se llevarán a cabo mejoras en el alumbrado. Se apuesta así por poner en valor el patrimonio industrial al mismo tiempo que se impulsa la regeneración urbana, con una inversión de 4,98 millones de euros por parte de Planificación Territorial.

Elgoibar abordará las mejoras del barrio de viviendas Sigma, impulsada en los años 60 por la empresa de ese nombre para sus personas trabajadoras, incorporando energías renovables, acciones de accesibilidad –con un ascensor exterior a una vivienda y otro interior- y construcción de balcones, así como con el impulso del entorno renovando el alumbrado y rehabilitando parques o creando zonas de calmado de tráfico.  El presupuesto de Planificación Territorial es de 3,27 millones de euros y está previsto realizar mejoras en 72 hogares.

Errenteria impulsará la regeneración urbana y la mejora de la eficiencia energética en viviendas en Beraun, donde se instalará la oficina de proximidad para acompañar a las comunidades en los procesos de rehabilitación, que abordarán también la mejora de la accesibilidad y la creación de comunidades energéticas para autoconsumo. En los espacios públicos se profundizará en avanzar en materia de accesibilidad, moviidad sostenible y zonas seguras para peatones. Para esta experiencia piloto contará con una inversión de 3,25 millones de euros de Planificación Territorial y la previsión de alcanzar a 102 hogares.  

Irún, dentro del proyecto de regeneración urbana y ferroviaria Vía Irun, va a reconvertir el edificio de la antigua Aduana en el núcleo de su distrito urbano innovador. Se trata de un grupo de antiguas naves y un edificio cabecera que serán equipamiento público y para lo que precisan de impulsos a la accesibilidad y la rehabilitación energética –envolvente, energías renovables-. Un proyecto que recibirá 4,98 millones de euros del área de Planificación Territorial.

Leaburu activará la rehabilitación eco-sostenible de los edificios y viviendas que puedan estar deteriorados en el barrio Txarama, para mejorar la habitabilidad de estas comunidades, y realizará una intervención urbana para calmar el tráfico y otra para restaurar la red de caminos y recuperar las riberas y los márgenes fluviales. Con 1,5 millones de euros de Planificación Territorial, se espera que las actuaciones en los edificios residenciales alcancen a 78 familias.

San Sebastián abordará la primera fase de la transformación urbana del barrio de Altza mejorando la eficiencia energética en los edificios actuando sobre las fachadas e incorporando placas fotovoltaicas –con un proyecto piloto para una comunidad energética-. A estas se sumarán intervenciones de reurbanización, accesibilidad e infraestructuras verdes en las que se renaturalizarán las plazas. Asimismo, se incorporará un sistema de drenaje sostenible y se recuperarán suelos contaminados. Para este proyecto Planificación Territorial destinará 9,46 millones de euros y se prevé alcanzar a 124 viviendas.

Sestao actuará sobre el barrio de Vista Alegre mejorando la eficiencia energética de sus edificios –envolventes con aislamientos más avanzados, producción de energías renovables- y su accesibilidad, e impulsando la urbanización de su entorno, con mejoras en el alumbrado y parques, incorporando peatonalizaciones, creando sistemas de drenaje sostenible e instalaciones energéticas a escala de barrio. Son 4,39 millones de euros del área de Planificación Territorial para llegar a 110 hogares.

Soraluze-Placencia de las Armas intervendrá en el barrio de Ezozia con la rehabilitación integral de edificios, actuaciones para la colocación de ascensores, la recuperación de un espacio de antiguo uso industrial cubierto para ser utilizado por la ciudadanía junto al río (Sapa). También se actuará en el espacio público mejorando el alumbrado o peatonalizando calles. La inversión de Planificación Territorial asciende a 5,84 millones de euros y se prevé apoyar las mejoras en 132 viviendas.

Vitoria-Gasteiz regenerará el barrio Zaramaga a través de rehabilitaciones energéticas del parque edificado (envolventes para las fachadas, sistemas de calefacción eficientes, etc.), la mejora de la accesibilidad (ascensores), el incremento de infraestructura verde y la primera fase de la instalación de una red de calor que aproveche el calor residual. Se mejorarán los carriles bici y las zonas peatonales y se instalarán puntos de recarga de vehículos eléctricos. También se propone crear un centro de alojamiento y atención diurna para personas mayores y la apertura de un centro de cuidados y un coworking. Asimismo, se realizarán actuaciones para fomentar la instalación de placas fotovoltaicas en cubiertas municipales y pérgolas en el espacio público para su cesión parcial a las viviendas. El proyecto recibirá 25,59 millones de euros de Planificación Territorial, y requiere el concurso de los vecinos para poder intervenir en alrededor 500 hogares.

Tercera fase para la ampliación del plan de regeneración urbana integral de barrios vulnerables de Euskadi

Estos 14 barrios se suman a los que ya trabajan para que la regeneración urbana integral de barrios vulnerables sea una realidad en Euskadi. El proyecto comenzó hace seis años con la creación de los programas piloto en Txonta (Eibar) y Otxarkoaga (Bilbao), en los que se instalaron gracias a fondos europeos las oficinas de barrio, conocidas como opengelas.

Tras la buena acogida de estas primeras iniciativas, se han sumado otros barrios, Aramotz en Durango, Basaundi-Bailara en Lasarte-Oria, y Andonaegi en Pasaia. En los últimos meses se están incorporando al plan otros como el barrio de Peñucas (Abanto-Zierbena), La Florida (Portugalete) o San Andrés (Valle de Trápaga), Aurora Vildosola (Santurtzi), Landata y Dolores Madaria (Orduña) y Goikolarra (Amurrio).

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto