Noticias Salud

Osakidetza continúa trabajando en la detección temprana del cáncer de mama para aumentar la supervivencia y calidad de vida de las mujeres

14 de octubre de 2022

 Desde su puesta en marcha hace 27 años, el Programa de Detección Precoz ha posibilitado detectar 11.708 cánceres en las más de 3 millones de mamografías realizadas en Euskadi

 El Departamento de Salud y Osakidetza en su apuesta por la inversión en innovación, ha adquirido mamógrafos de última generación que posibilitarán la renovación completa de la flota de maquinaria de la red pública para 2024

 

 Próxima la celebración del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, el 19 de octubre, Osakidetza insiste nuevamente en la importancia de la detección precoz para poder tratar a tiempo esta enfermedad, el tipo de tumor más frecuente en mujeres, y aumentar su calidad de vida.   Fue éste justamente el motivo por el que Osakidetza puso en marcha hace ya 27 años, el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama, que ha permitido detectar más de 11.700 cánceres en las más de 3 millones de mamografías realizadas en este tiempo. La mayor parte de los cánceres detectados han sido, afortunadamente, en estadios precoces, permitiendo llevar a cabo tratamientos más eficaces y menos agresivos.

El Programa de detección ha sido bien aceptado entre las mujeres de Euskadi a lo largo de los años, acudiendo a las pruebas casi el 80% de la población a la que va dirigido el Programa. Actualmente, la invitación a participar en el programa se realiza a las mujeres de entre 50 y 69 años, así como a aquellas entre los 40 y 49 años con antecedes familiares de cáncer de mama de primer grado (madre, hija, hermana). La prueba consiste en la realización de mamografías en ambas mamas y se repite cada dos años.  Los resultados se emiten mediante carta, en un plazo medio de 6 días. 

Gracias al programa de detección precoz de cáncer de mama, a   lo largo del pasado año 2021 Osakidetza detectó 687 cánceres (95 en Araba, 370 en Bizkaia y 222 en Gipuzkoa). La tasa de detección es la más alta desde que se completara la implantación del programa en el conjunto de Euskadi: una tasa de 6,1 cánceres detectados por cada 1000 mujeres exploradas.

A pesar de que la pandemia ha obligado a adoptar medidas de seguridad y de distancia social que ralentizaron el ritmo de las pruebas, a fecha actual Osakidetza ha logrado   retomar la actividad pre-pandémica. Así, durante este año 2022 y entre enero y septiembre, se ha invitado a 129.738 mujeres, un número algo superior a las 126.603 invitaciones en el mismo periodo del año 2019 previo a la pandemia. Actualmente se está llevando además un plan de choque para invitar próximamente a las mujeres más jóvenes de nueva incorporación. Osakidetza anima a las mujeres a que sigan acudiendo a las unidades de mamografía cuando reciban sus invitaciones, porque la prevención temprana sigue siendo un factor crucial en el abordaje de esta enfermedad.

El Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama de Osakidetza cuenta en la actualidad con 1 unidad de gestión, 11 unidades de cribado, 7 unidades de valoración y 6 hospitales de referencia cuyos Comités de Mama en sesiones clínicas semanales, establecen las pautas diagnóstico-terapéuticas y el seguimiento de las lesiones sospechosas.  Todo esto liderado por equipos multidisciplinares de profesionales dedicados a ofrecer el mejor servicio y una atención integral, ajustada a las características de cada tumor,- medicina de precisión-,  y a las condiciones y circunstancias de cada mujer,-medicina de personalización-.

RENOVACIÓN DE MAMÓGRAFOS

Precisamente, en línea con el objetivo de ofrecer el mejor servicio y realizar diagnósticos de mayor precisión, Osakidetza adquirió 14 nuevos mamógrafos de última generación que están siendo instalados este año 2022. Los nuevos equipos cuentan con tomosíntesis, una forma avanzada en 3D de la mamografía digital, que permite obtener una imagen más precisa, detectando más cánceres. La inversión realizada es de 4,9 millones de euros.

Los mamógrafos están sustituyendo los equipos de toda la red de Osakidetza de forma que todo hospital de referencia tenga al menos un equipo de última generación La distribución de los nuevos mamógrafos se realizará de la siguiente manera:

  • Hospital de Cruces (2)
  • Ambulatorio Repélega (Portugalete)
  • Ambulatorio Barakaldo
  • Hospital de Galdakao (2)
  • Centro de Alta Resolución de Gernika
  • Ambulatorio Doctor Areilza (Bilbao)
  • Hospital Universitario de Basurto
  • Hospital Universitario de Donostia
  • Ambulatorio de Gros (nuevo)
  • Hospital Alto Deba
  • Hospital Universitario de Araba (1 en Txagorritxu y 1 en Santiago)

En una segunda fase, entre los años 2023 y 2024, está previsto que se sustituyan el resto de equipos que aún no cuentan con tomosíntesis, un total de 4, de forma que para 2024, todo el equipo de mamógrafos de Osakidetza podrá realizar mamografías digitales de última tecnología. Recalcar asimismo la apuesta por la investigación y la innovación en torno a esta enfermedad con numerosas líneas abiertas en Osakidetza, desempeñadas a través de sus Institutos de Investigación Sanitaria.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto