Emakunde recuerda que la protección de los derechos sexuales y reproductivos es clave para la igualdad

28 de septiembre de 2022
  • Hoy, 28 de septiembre, se celebra el Día Internacional por los derechos sexuales y reproductivos
  • El Pacto de País por la Igualdad aboga por que las mujeres tomen decisiones autónomas y no estereotipadas sobre su cuerpo, sexualidad y vida reproductiva

 

Con motivo de la celebración hoy, 28 de septiembre, del Día Internacional por los derechos sexuales reproductivos, Emakunde ha recordado que la protección de estos derechos es clave para la igualdad. “Estos derechos -ha señalado la directora de Emakunde, Izaskun Landaida - permiten a las mujeres decidir sobre su propio cuerpo, lo que tiene consecuencias directas en la sociedad y en el futuro de la misma” y ha advertido de que “estos derechos no están garantizados en todo el mundo y existe peligro de retroceso en los mismos a nivel mundial como consecuencia del auge de la ultraderecha como se ha visto en Italia o como se ha constatado en Estados Unidos”. 

En palabras de Landaida, “todas las personas deberían tener garantizado el derecho a disfrutar de una vida sexual satisfactoria y placentera, libre de coerción y discriminación, libre de violencia, y todas las mujeres deberían tener el derecho a decidir libremente, sin discriminación, coerción o violencia, si desean o no ser madres, no solo porque estamos hablando de derechos humanos sino también porque esta garantía de derechos favorece el desarrollo sostenible de toda la sociedad”.

Entre los Objetivos de desarrollo sostenible, tanto el ODS3 sobre salud como el ODS5 sobre igualdad de género y empoderamiento de mujeres y niñas incluyen metas en materia de salud sexual y derechos reproductivos. Asimismo, en la Conferencia Mundial sobre la Mujer de Beijing en 1995 se reconoció que “la capacidad de las mujeres para controlar su fecundidad constituye una base fundamental para el disfrute de otros derechos”.

En nuestro país, la renovada Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres y Vidas Libres de violencia contra las mujeres contempla medidas preventivas y asistenciales dirigidas a favorecer el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva. Y también el Pacto de País por la Igualdad y por vidas libres de violencia contra las mujeres insiste en la necesidad de promocionar la educación sexual integral y promover y proteger que las mujeres tomen decisiones autónomas y no estereotipadas sobre su cuerpo, sexualidad y vida reproductiva.

En palabras de Landaida, defender los derechos sexuales y reproductivos significa “que las mujeres tienen derecho a tomar decisiones reproductivas autónomas, que ninguna mujer debe arriesgar su vida debido a un embarazo, que ninguna niña debe ser sometida a la mutilación genital femenina, que tienen derecho a la información y a la educación sexual y que tienen derechos de protección ante la violencia, explotación sexual y abuso”.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto