Noticias Empleo y Asuntos Sociales
Es

Más de 2.000 vascos han logrado un empleo gracias a las ayudas a la contratación de Lanbide

4 de noviembre de 2011

 

  • Esta partida ascenderá a 50,5 millones de euros, 8,5 más de los presupuestados de inicio
  • Un 35% de los beneficiarios son jóvenes de 18 a 30 años y un 20%, perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos 

 

2.062 ciudadanos vascos han conseguido un empleo gracias a las ayudas a la contratación de Lanbide-Servicio Vasco de Empleo, que lleva invertidos 26 millones de euros en este programa. Esta línea de apoyo económico cuenta con un presupuesto total de 50,5 millones de euros y aspira a generar cerca de 4.000 empleos. De las nuevas contrataciones creadas, el 35% corresponde a jóvenes de 18 a 30 años y otro 20%, a perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI).

El programa de ayudas a la contratación está dirigido a ayuntamientos, entidades dependientes de ellos, entidades sin ánimo de lucro, empresas de inserción y empresas ordinarias. Para esta convocatoria, además, Lanbide ha priorizado actividades que tengan un interés general y una utilidad social. Entre ellas destacan ocupaciones relacionadas con las nuevas tecnologías, las energías renovables, los servicios a la comunidad o el mantenimiento y recuperación de entorno rural y urbano. Asimismo se han fomentado las contrataciones en zonas desfavorecidas y especialmente afectadas por la crisis económica.

Los principales destinatarios de esta línea de ayudas son los demandantes de empleo que no perciben prestación contributiva por empleo y los perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), así como los jóvenes, colectivos muy afectados por la crisis y, por tanto, prioritarios para Lanbide. De esta manera, al menos un 35% de los contratos generados beneficiará a jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 30 años y otro 20%, a personas perceptoras de la RGI.

"En un momento de crisis, el colectivo de jóvenes es el que más dificultades está teniendo para acceder a un empleo que en muchos casos suele ser el primero. Cuando acaban su formación les resulta complicado encontrarlo y cuanto más tardan, más complejo les será entrar al mercado laboral. Por eso, para que no pierdan su capacidad de empleabilidad, para que surja una relación laboral, les damos prioridad", ha apuntado el viceconsejero de Planificación y Empleo, Javier Ruiz. "Y lo mismo sucede con los perceptores de la Renta de Garantía de Ingresos, quienes suelen ser desempleados de larga duración. Este programa de ayudas a la contratación representa una oportunidad de recuperarles para al mercado laboral".

En un principio, el programa de ayudas a la contratación estaba presupuestado en 42 millones de euros, una cantidad que fue elevada en un 20% hasta alcanzar los 50,5 millones de euros. "Debido a la gravedad de la crisis y al elevado desempleo, el Consejo de Administración de Lanbide resolvió que era prioritario destinar más fondos a este programa, que además ha tenido una gran demanda de peticiones", ha señalado Ruiz.

En palabras del viceconsejero de Planificación y Empleo, "esta línea de ayudas fomenta la creación de empleo y, como tiene una importante financiación pública, está fundamentalmente dirigida a actividades de interés social". Debido a ello, el programa de ayudas a la contratación surge de "la inquietud de la Mesa de Diálogo Social", en la que participan los agentes sociales. "Aparte de ese aval, en el caso de las administraciones públicas, debe contar con la aprobación de los comités de empresa", ha puntualizado Ruiz.

Las entidades pueden establecer libremente la duración de la contratación de personal, teniendo en cuenta que el periodo máximo que se subvencionará será de 6 meses a jornada completa de los contratos laborales que se formalicen.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados