Noticias Industria, Innovación, Comercio y Turismo
Es

El Gobierno Vasco crea un fondo de capital riesgo para innovación tecnológica

3 de noviembre de 2011

 Buenos días a todos, egun on.

Gracias Javier por tu presentación. Todos tenemos mucho que agradeceros a personas como tú, por vuestra implicación en proyectos como el de Tecnalia.

No fue fácil aquel proceso. Ese día lo recordaremos siempre todos los que estuvimos involucrados. 

Es la tercera vez que vengo a este Foro, una tribuna plural y abierta, y creo que después de la presentación que ha hecho Javier Ormazabal sabrán que les voy a hablar sin rodeos de cómo veo la situación actual en los ámbitos que son de mi competencia.

Creo que si algo ha caracterizado a nuestro equipo del Departamento en estos dos años y medio de legislatura es que hemos buscado soluciones a todos los problemas que se nos han presentado.

Nunca hemos rehuido nuestra responsabilidad, hemos dado la cara, contando la verdad con transparencia, incluso en alguna ocasión en que la situación era irresoluble.

Les vuelvo a recordar que el equipo del departamento, que hoy me acompaña, trabaja con ilusión en tiempos de crisis y con la voluntad firme de responder a las necesidades de los agentes de la economía vasca.

A nadie se le escapa que las últimas novedades que llegan desde Europa y sobre todo de Grecia no favorecen a nadie.

Explicaré la manera en que estamos gestionando la política industrial vasca, la innovación y la tecnología, la política energética, el comercio, el turismo.

Pero antes de hacerlo permítanme que nos felicite a todos y les felicite a todos ustedes, a los empresarios que duramente han resistido a los asesinatos, los secuestros, las amenazas y la extorsión por la derrota del terrorismo de ETA.

Y también quiero recordar a un empresario en particular. A Juan José Azurmendi, el presidente del SEA, fallecido esta semana. Un ejemplo de cómo se debe trabajar en favor de las empresas buscando siempre el consenso.

La mejor manera de honrar su memoria es recordar cómo conseguía que el factor humano fuese un elemento importante dentro de las organizaciones.

Los indicadores

Desde que llegué al Gobierno me encontré con una situación difícil. Había una crisis a nivel mundial, a la que no escapaban ni España ni Euskadi.

Como saben, lo he dicho así de claro desde el primer día. Nos toca administrar un momento en el que han caído la recaudación y el consumo interno.

Y nadie con un cierto conocimiento y prudencia se puede atrever a aventurar qué ocurrirá más allá de los próximos seis meses. 

En nuestro departamento manejamos una serie de indicadores predictivos nacionales e internacionales que nos avanzan con un máximo de medio año de antelación hacia dónde van los mercados en el ámbito internacional.

Vivimos en un mercado global, y todo lo que ocurre a nuestro alrededor nos afecta.

A través de los indicadores predictivos, lo que vemos en la zona euro no es muy esperanzador, pues las economías de Alemania, Francia e Italia a partir de septiembre parece que se estancan y se contraen.

Hasta el tercer trimestre, las tres han venido experimentando un crecimiento de entre el 0,1 y el 0,3%. Sin embargo, para el cuarto trimestre, los indicadores vaticinan un estancamiento que no tiene visos de recuperarse al menos hasta enero del año próximo.

España no se prevé que se comporte diferente a estos tres países. En el tercer trimestre la economía ha crecido entre el 0% y el 0,1%, pero desde el mes de septiembre está sufriendo un estancamiento.

Diferente es la situación de EE UU, que durante el segundo y tercer trimestre de este año ha crecido el 0,3% y para el cuarto se espera también un crecimiento aunque sea ligeramente inferior.

Todos los indicadores analizados muestran una mejoría en las expectativas de este país para los próximos 6 meses, lo que indica crecimiento para el primer trimestre de 2012. 

Yendo al terreno más doméstico, les puedo decir que la semana pasada tuvimos el Observatorio de Coyuntura Industrial, un foro donde todos los sectores agrupados en clusters, precluster y alguna otra asociación sectorial comparten sus resultados y sus expectativas para los próximos meses.

Nos reunimos cada semestre y la conclusión es clara: los sectores más internacionalizados son los que mejor están resistiendo la inestabilidad económica actual.

Esta vez hemos comprobado cómo hay grandes diferencias entre unos sectores y otros. Los hay, como el aeronáutico, el de energía, la automoción o la máquina-herramienta, que están teniendo una evolución muy positiva.

Y también hay otros, como la construcción, el sector siderúrgico o la construcción naval, que se encuentran en una situación negativa.

La mayoría de las asociaciones reconocen la importancia y necesidad de dirigirse a mercados internacionales y exportar para resistir y poder crecer.

No podemos olvidar que, según los indicadores, el comercio exterior en Euskadi ha crecido en los primeros meses de 2011 un 15% más con respecto al primer semestre de 2010, y que el País Vasco exportó en julio productos por un valor de 2.213 millones de euros, la mayor cifra registrada en toda la serie histórica.

Las 3 prioridades

Ésta es la radiografía de nuestro tejido empresarial en estos momentos. Tengo muy claras cuáles son las necesidades y, por tanto, cuáles serán las prioridades en nuestras políticas para el año 2012.

Ante todo, vamos a preservar lo esencial y apostar claramente por incentivar la economía.

La semana pasada se aprobó el proyecto de Presupuestos en el Consejo de Gobierno. Yo iré la semana próxima al Parlamento a detallar el proyecto de nuestro Departamento. Pero les puedo anticipar que hemos fijado 3 ejes de actuación prioritarios:

  • 1) La internacionalización
  • 2) La innovación tecnologica orientada al mercado, y
  • 3) La financiación

Estas tres prioridades están sin duda muy conectadas con los tres ejes de nuestros plan de competitividad:

economía abierta,

economía innovadora, tecnológicamente avanzada y emprendedora y

economía sostenible en lo medioambiental y en lo financiero.

Este plan está vigente y es la guía para la transformación competitiva de Euskadi y del departamento.

El presupuesto de nuestro Departamento será austero una vez más. Nos ajustaremos el cinturón casi un 27%. Ahorraremos como nunca lo ha hecho antes ningún otro Gobierno en los gastos de funcionamiento.

No puedo por respeto con Parlamento, donde comparezco el próximo lunes para explicarlo, darles más detalles, pero sí les anticipo que hemos tenido que recortar mucho y que hemos apostado por las acciones que incentivan la economía.

Nos interesan los programas competitivos donde cada euro del sector público movilice capital privado.

No nos olvidamos de seguir resistiendo a la crisis y tenemos muy claro el compromiso del Lehendakari con el empleo.

Mantener y crear empleo está en la base de nuestra acción y nuestra apuesta por la actividad económica.

No debemos olvidar que en la anterior crisis, en los años 90, el desempleo en Euskadi alcanzaba el 24,4%. Hoy, a pesar de la crisis, estamos en menos de la mitad. Y no es por casualidad.

Las estrategias Resiste, Compite y Lidera algo tienen que ver.

Hemos recortado el gasto corriente y a muchos no les gustará, pero hay que elegir y nosotros lo hemos hecho.

Vamos a reforzar de nuevo el capítulo de inversion.

Pese a la crisis, nunca hemos dejado de crecer en este aspecto desde que estamos en el Gobierno. En concreto, les puedo avanzar que aumentaremos en 11 millones de euros las inversiones, o lo que es lo mismo, un 3,9%.

El objetivo es que nuestras empresas sean más competitivas. Y para ello es imprescindible la ecuación 3I+D, o sea, la internacionalización sumada a la I+D+i, que no solo no merma sino que crecerá de forma considerable.

La internacionalización es un pilar básico de nuestra economía. Todas las empresas vascas están internacionalizadas, aunque no lo sepan.

En un momento en que los mercados europeos tienen unas perspectivas inciertas, en que los países emergentes siguen su marcha ascendente y que Estados Unidos parece que seguirá una línea de crecimiento débil pero garantizado, nuestras empresas deben apostar por buscar los mercados con mayor potencial.

En esa tarea saben que van a tener al Gobierno cerca.

En los últimos años también hemos dedicado partidas importantes a los proyectos de innovación. Sobre todo a esa innovación tecnológica orientada al mercado, con objetivos concretos y medibles.

Apoyada en el desarrollo tecnológico y en el tejido industrial que ya tenemos.

Les puedo decir que en estos años de crisis hemos visto y apoyado proyectos de altísimo nivel, con una importante colaboración entre empresas, centros tecnológicos y universidades.

Ése es el futuro, y por eso la implicación de nuestro Departamento va a ser absoluta.

Pero además hay una tercera necesidad que no vamos a dejar de atender. Existe un problema de financiación en muchas empresas que se ha agudizado a raíz de la crisis financiera europea.

En ese aspecto llevamos dos años haciendo esfuerzos importantes, y aplicando herramientas nuevas como el capital riesgo, los avales de choque o el Fondo Ekarpen, o ayudando a reestructurar pasivos bancarios. Seguiremos haciéndolo mientras haga falta.

Seguiremos potenciando el capital riesgo en sus diferentes variables: con créditos participativos y también el capital riesgo tecnológico. Les puedo anticipar que vamos a introducir en el presupuesto de 2012 un nuevo fondo de capital riesgo para innovación tecnológica.

Resiste, Compite, Lidera

La situación de cada empresa es particular. No hay sectores buenos y malos; o sectores de futuro y sectores maduros. No. Hay empresas excepcionales, buenas, regulares y malas. Y cada una tiene sus propios problemas o necesidades.

Nuestra obligación es atender a las empresas, acompañarlas, pero siempre teniendo en cuenta que nuestros recursos son finitos. Estamos liderando una manera de hacer la política industrial y la mayoría de las empresas lo está entendiendo.

Ponemos un requisito fundamental: solo ayudamos a quien se ayuda. No es un eslogan, es una cuestión de principios. Se trata de pedir a los empresarios, directivos, trabajadores un requisito sencillo: que antes de acudir a la Administración, antes, hayan aportado algo de su parte.

Hay muchas maneras. La clave es el compromiso. Solo podemos ayudar y acompañar a quien genera actividad y empleo, y pone todo su empeño en ello.

  • Hay empresas que, a pesar de haber hecho esfuerzos, se han encontrado con problemas de financiación. Por eso pusimos en marcha la Estrategia Resiste.
  • Empezamos con esas medidas en 2009, cuando estábamos en recesión. Ahora la economía vasca está en índices de crecimiento. Crece poco, pero crece. Sin embargo, todavía hay compañías que necesitan de nuestra ayuda, y por eso se la seguimos prestando.
  • Desde que se puso en marcha, hemos ayudado a 121 grupos empresariales que abarcan a un total de 667 sociedades. Hemos apoyado para que empresas que facturan un total de 9.400 millones de euros salgan adelante en un momento de apuro financiero.
  • En este tiempo se han reestructurado 4.614 millones de pasivos bancarios. Gracias a la Estrategia Resiste, han podido negociar con las entidades financieras y desahogar su situación crediticia.
  • Hemos contribuido a que más de 40.000 personas mantengan en Euskadi su puesto de trabajo.

Dentro de esta política, hemos impulsado otras fórmulas, como la concesión de créditos participativos. Ya son 60,6 millones de euros los que hemos invertido.

También hemos retomado los fondos públicos de capital riesgo (como Ezten, Ekintzaile y otros). Les daré un dato: desde 2002 hasta junio de 2009 se aprobaron operaciones por 52,5 millones, y desde el segundo semestre 2009 hasta la semana pasada, un importe superior a 91 millones de euros.

Es decir, en los 2 años y medio de este Gobierno hemos aprobado casi el doble que en los 7 años y medio anteriores.

Hemos buscado fórmulas nuevas, como lo fue en su día los avales de choque. Llegamos en 2009 al Gobierno y vimos que no se había buscado ninguna fórmula para aprovechar el Marco Temporal abierto por la Unión Europea.

Ideamos estos avales, que se ha comprobado que es medida extraordinariamente eficaz. Incluso conseguimos que este año el Gobierno español también solicite esta iniciativa.

Desde el Gobierno informamos a la Comisión Europea y obtuvimos vía libre. Con lo cual nos hemos evitado muchos problemas. Ésta es nuestra manera de actuar.

Mediante esa línea de avales que les comentaba, hemos concedido 171 millones de euros a 22 proyectos de empresas que tenían pedidos y carga de trabajo pero les faltaba financiación para afrontarlos.

En esta iniciativa nos han acompañado las diputaciones forales.

Pero tenemos más instrumentos de apoyo a la financiación con la participacion de las diputaciones y las cajas de ahorro.

Este es el caso de Ekarpen, que en esta legislatura se ha desatascado, y en el que ya hemos aprobado 6 proyectos, con 106 millones de inversión en total.

Y tenemos en cartera otros seis proyectos por otros 120 millones de euros.

Sabemos que las empresas pequeñas son a menudo las que más dificultades tienen para obtener financiación, de modo que existe abierta una línea que hemos llamado MiniResiste.

Se han aprobado 650 solicitudes y se han aportado 3,3 millones de euros de subvención.

No estamos en condiciones de abandonar esa estrategia, porque todavía hay empresas que necesitan nuestro apoyo para pasar estos momentos de dificultades.

Pero eso no impide que debamos mantener el impulso a la competitividad de nuestro tejido empresarial. Es la base de su futuro. Por eso tenemos la Estrategia Compite.

Como les decía antes, la innovación será uno de los 3 pilares en nuestros presupuestos para el 2012. La innovación orientada hacia el mercado.

Es decir, queremos que las empresas rentabilicen el conocimiento que pueden tener a su alcance. Nuestros programas de I+D apoyan el cambio tecnológico y van desde proyectos para renovar o mejorar productos (como el programa Gaitek), a proyectos estratégicos (el programa Etorgai) que afrontan retos más ambiciosos.

Déjenme que les dé un par de apuntes sobre este programa 

El Etorgai es exigente: obliga a que la inversión empresarial en I+D supere los 4 millones de euros; requiere una colaboración entre empresas, centros tecnológicos o universidades; y necesita una continuidad de al menos 3 años.

Desde 2008 se han aprobado 68 proyectos con casi 100 millones de euros de subvención, movilizando una inversión empresarial de 530 millones.

Aquí entran apuestas estratégicas en materias tan diversas como la energía, el manufacturing, las nanociencias, las TICs, las biociencias, electrónica, turismo, alimentación, comercio...

Solo este año, en 2011, tenemos 43 proyectos Etorgai en evaluación que dibujan una inversión empresarial de 240 millones, y que es reflejo del interés y de la apuesta estratégica por la innovación de nuestras empresas líderes.

Para que se hagan una idea, hemos pasado de los 20 millones que reunió la convocatoria de 2008 hasta los 60 millones en la convocatoria de 2010.

Nuestra tercera Estrategia se llama Lidera. Es un compromiso personal del lehendakari, para dar un salto cualitativo a nuestro tejido industrial y empresarial.

Se asienta en la colaboración público-privada y en el potencial de algunos de nuestros sectores más avanzados. El año pasado les hablé de esta estrategia y desde entonces, estos proyectos-país se van cumpliendo uno a uno.

En total son seis. Han oído hablar de todos y todos están ya planificados. Todos antes del final de la legislatura estarán en marcha como elementos tractores de la actividad y el bienestar:

  • 1. El vehículo eléctrico
  • 2. Las redes inteligentes
  • 3. El gas natural
  • 4. El acceso Internet de nueva generación
  • 5. El comercio electrónico, y
  • 6. La industria de la Ciencia

1-Vehículo eléctrico

Recordarán cómo allá por octubre de 2009 comenzamos a hablar de este proyecto. Como saben, tenemos dos acuerdos.

Uno, con Mercedes, para construir la primera furgoneta eléctrica en serie del mercado, en el que implicamos a los centros tecnológicos y a los Clusters de Automoción y Energía.

En febrero de este año ya salió la primera furgoneta fabricada en la planta de Mercedes en Vitoria.

El otro acuerdo, con Repsol, ha permitido a Euskadi contar con una empresa como IBIL, líder en la red de recarga para vehículos eléctricos.

Y no solo en Euskadi, sino que se han firmado distintos acuerdos con los fabricantes de coches para que vendan conjuntamente el vehículo y el poste de recarga de IBIL a nivel nacional. En Euskadi este año habrá más de 100 postes.

Éste es un proyecto de largo recorrido. Si todas las marcas tienen ya su propio modelo eléctrico, es que tiene futuro. Lo importante es que Euskadi fue de los primeros en llegar y que, a diferencia de otros lugares, tiene proyectos concretos con financiación específica público-privada.

Y podemos decir que este esfuerzo se aprecia en el exterior. El Gobierno Vasco está inmerso en el EV20, el grupo de los 20 gobiernos regionales, ciudades y grandes compañías que están liderando el desarrollo del vehículo eléctrico a nivel mundial.

Además, el Climate Group, un organismo donde 80 de las mayores empresas del mundo han unido sus fuerzas contra el cambio climático y a favor de la sostenibilidad, ha pedido al lehendakari que presida la organización en Europa.

Fue un acierto adelantarnos a un movimiento al que ahora se están incorporando otros. Nuestras empresas de automoción y de energía deben aprovechar esta ventaja.

Hay quien dice que la venta de coches eléctricos va más despacio de lo previsto por algunos, pero nadie descarta su potencial futuro y que antes o después va a ser una realidad.

El propio precio de los carburantes tradicionales va a hacer en breve más atractivo tener un coche eléctrico.

2-Redes eléctricas inteligentes (smart grids)

En febrero pusimos en marcha, también desde el EVE, otro ambicioso proyecto: las redes eléctricas inteligentes. De la mano de Iberdrola, y también la BBK, en otro ejemplo de colaboración público-privada, esta iniciativa es otro reto para nuestras empresas en cuanto a desarrollo tecnológico e industrial.

No solo para Iberdrola, sino para toda su red de proveedores, muchos de ellos vascos.

Invertiremos 60 millones de euros en cambiar 230.000 contadores en Bilbao y Portugalete y en adaptar más de 1.100 centros de transformación, a los que se les incorporarán equipos electrónicos de vanguardia.

Este proyecto está conectado al vehículo eléctrico y permitirá a Euskadi ser más eficiente en el uso de la energía, permitiendo la integración de las energías renovables, la generación distribuida de electricidad y la gestión de la demanda.

3-Gas natural

El último proyecto-país del que habrán oído hablar es el del gas natural no convencional. En los dos próximos años invertiremos 100 millones de euros entre el EVE y dos compañías estadounidenses para explorar unas reservas que se han localizado en Álava.

Los trabajos de la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi en los últimos años han dado indicios de que tenemos un volumen importante de gas que, de confirmarse, podría garantizar el consumo de 60 años en nuestra comunidad.

La tecnología ha avanzado de manera que algo que era impensable hace apenas cinco años, en estos momentos representa una oportunidad para Euskadi que no debemos desaprovechar.

Tenemos por delante un trabajo de dos años para comprobar la viabilidad técnica, económica y medioambiental del proyecto. Es decir, las exploraciones nos permitirán conocer la cantidad exacta, si es viable explotarlo y los requisitos medioambientales que serán necesarios.

Quiero que les queden claras dos cosas. La primera, es que el proyecto saldrá adelante si cumple los requisitos técnicos, medioambientales y financieros.

Los tres son indispensables como ya he dicho en el Parlamento. Es nuestra obligación que así sea.

La segunda aclaración es asegurarles que sería una irresponsabilidad por nuestra parte no explorar esta fuente de riqueza y bienestar para Euskadi.

4-Universalizar el acceso rápido a Internet

La banda ancha de nueva generación. Queremos garantizar que los ciudadanos puedan acceder a los contenidos y servicios digitales, especialmente aquellos básicos de carácter universal como son la salud, la educación, el comercio o el acceso a la información.

Por eso nos hemos planteado garantizar la cobertura universal de la banda ancha con velocidades de internet que vayan aumentando gradualmente hasta los 30 Megabites por segundo.

Y por otro lado, desplegar las redes de acceso de nueva generación en una gran parte del territorio, y así hacer posibles conexiones ultrarrápidas por encima de los 100 Megabites por segundo.

En breve tendrán más información sobre esta cuestión que el año que viene, como explicaré el lunes en el Parlamento, cuenta con una importante dotación presupuestaria.

5-Comercio electrónico

El quinto proyecto está relacionado con el sector comercial y con su necesidad de adaptarse al mercado global en el que nos desenvolvemos.

La iniciativa tratará de convertir el comercio en un sector exportador y dinamizar la industria de las tecnologías de la información. Queremos arrastrar en esta iniciativa al comercio, a las empresas logísticas y a las empresas del sector de las TICs.

Este proyecto que nos ha llevado mucho tiempo definir está ya en camino y cuenta como el anterior con una partida en los presupuestos.

6-Industria de la Ciencia

La sexta iniciativa está dirigida a potenciar el sector de las grandes infraestructuras científicas que se desarrollan a nivel internacional.

Estas instalaciones contienen equipos de muy alta tecnología que, además de constituir un mercado interesante por su volumen económico, son una oportunidad para traccionar el desarrollo tecnológico de nuestras empresas.

En los próximos meses iremos desgranando estos proyectos, que son ilusionantes y dan una medida real de lo que somos capaces en Euskadi a través de la colaboración público-privada.

Misión a EE UU

Ya les he mencionado antes en alguna ocasión nuestro reciente viaje a Estados Unidos. Pero quiero detenerme en él un momento porque creo que merece la pena. La experiencia fue muy positiva.

Fuimos allí un grupo de 90 empresas, además de las cámaras de comercio, los clusters, los centros tecnológicos y propio Gobierno porque EE UU representa una oportunidad.

Antes les mencionaba las previsiones de crecimiento de ese país para 2012. En este momento en que Europa parece frenarse, debemos acudir a los mercados con más demanda.

No solo porque Estados Unidos es la primera potencial mundial, que también. O porque sea nuestro tercer mejor cliente.

Debemos estar atentos a aquellos mercados y países que están en una senda de crecimiento más sostenida. Por eso antes hemos acudido a Brasil, China o Emiratos Árabes.

Algunos de los que estáis aquí hoy nos habéis acompañado, y habéis comprobado cómo se nos respeta. Hemos visitado algunas instituciones importantes, que manejan unos fondos y contratos cuantiosos.

Recuerdo ahora la jornada que mantuvimos en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Nos abrieron las puertas de par en par porque fuimos no de forma individual, sino con una marca de país.

No hablo de identidad. Hablo de compromiso que es lo que estamos aportando la Administración y, sobre todo, ustedes, los empresarios y los trabajadores. Un compromiso por hacer las cosas bien.

Euskadi demostró ser un territorio con grandes fortalezas en ámbitos como la innovación y la competitividad, las energías renovables, la sostenibilidad en las ciudades o en la sanidad.

Ya hay empresas nuestras trabajando con el BID, pero ahora se nos abre una gran ventana de oportunidad para otras empresas y sectores que están perfectamente preparados para trabajar en los países de América Latina.

También explicamos en la Universidad de Harvard el caso vasco de competitividad. Lo están estudiando allí y se sorprenderían de saber lo bien que conocen nuestra posición, nuestra estrategia.

Nuestros clusters son un caso de éxito por cómo se puede cooperar entre empresas de un mismo sector.

En Harvard explicamos nuestra Estrategia de Especialización Inteligente, que no es otra cosa que especializarnos en ámbitos donde somos fuertes.

Lo estamos haciendo a través del Plan de Competitividad, y de dos elementos clave: la cooperación entre empresas y los clusters; y la colaboración público-privada.

Y además, detallamos cómo traducimos esa teoría en ejemplos concretos, como el vehículo eléctrico o las redes inteligentes. Dos ejemplos de proyectos intercluster.

Lejos de caer en la autocomplacencia, debemos trazar nuevos retos. Ya nos hemos marcado uno: la cooperación entre diferentes sectores a través de un proyecto intercluster que está ya en marcha.

Podría seguir un buen rato mostrándoles el resultado de nuestra misión empresarial. Pero no me extenderé. Solo quiero referirme a las empresas vascas que están allí implantadas. Tenemos 60 y ojalá sean unas cuantas más pronto. Visitamos Progenika (todo un ejemplo de dinamismo), Ingeteam y Gamesa.

Quienes estuvimos allí, en Pensylvania, vimos el ejemplo de cómo una zona donde estaba ubicada una acería en declive se ha acabado convirtiendo en un lugar de oportunidad; en una nueva planta productiva vinculada a las energías renovables. Allí comprendí por qué el presidente Obama ha visitado ya en dos ocasiones esa planta de Gamesa.

Aquello ocurre en Pensylvania, pero perfectamente se podría extrapolar a Sestao.

Nosotros también debemos seguir siendo capaces de reinventarnos, de atraer inversiones y talento.

Lo hicimos en el pasado y el secreto no es recurrir a la economía especulativa. En Euskadi ni siquiera necesitamos lo que muchos llaman "cambio de modelo productivo".

Al contrario. Lo que necesitamos es reforzar nuestras fortalezas. La industria es nuestro gran potencial, el que nos ha permitido alcanzar los niveles de riqueza y bienestar que tenemos; el que seamos la comunidad española con menos índice de paro: un 11%, la mitad de la media española.

Bruselas: dictamen

Por eso no es casual -y doy un salto de EE UU a Bruselas- que en Europa hayan elegido al Gobierno Vasco, al lehendakari, para marcar el criterio de hacia dónde debe ir la nueva política industrial comunitaria.

El pasado 11 de octubre, el lehendakari presentó ante el Comité de las Regiones el dictamen que marcará el camino a la Comisión Europea. En él se basarán las futuras directrices de la UE que determinen qué tipo de políticas se apoyarán.

Hay una conclusión que no es del Gobierno Vasco, sino de la propia Comisión Europea, aunque la asumimos por completo.

Y es que "Europa necesita a la industria". En su comunicación sobre este asunto, la Comisión relata lo siguiente. Lo leo textualmente:

"Europa necesita a la industria más que nunca y la industria necesita a Europa. El mercado único, con más de 500 millones de consumidores, 220 millones de trabajadores y 20 millones de empresas, constituye un instrumento clave para lograr una Europa industrial que sea competitiva.

Uno de cada cuatro empleos en el sector privado de la Unión Europea es en la industria manufacturera, y al menos uno de cada cuatro empleos está relacionado con los servicios vinculados que dependen de la industria como proveedores o clientes.

El 80% de toda la actividad de investigación y desarrollo del sector privado tiene lugar en la industria, que es un motor de innovación que ofrece soluciones a los retos a los que se enfrentan nuestras sociedades".

Y también asegura que los países y regiones que más invierten en I+D son los que han resistido mejor a la crisis.

Plan de Competitividad

Ése es el modelo que defiende este Gobierno, que está claramente definido en el Plan de Competitividad. Se aprobó el año pasado y es nuestro libro de ruta para conseguir que las empresas vascas sean aún más competitivas.

Persigue tres ejes básicos, como les decía antes. Es nuestra estrategia de especialización inteligente y así lo hemos explicado en Europa.

-una economía abierta

-una economía innovadora, tecnológicamente avanzada y emprendedora

-una economía sostenible, tanto en lo medioambiental como en lo económico

Estamos convencidos de que ése es el camino. Como decía antes, es lo que se denomina una Estrategia de Especialización Inteligente, en la que hemos depositado una enorme cantidad de recursos tanto del sector público como privado: un total de 12.000 millones de euros.

El Plan pretende abrir a nuestras empresas hacia los mercados internacionales, pero también atraer inversiones de fuera.

Busca reforzar la innovación y la excelencia de todas nuestras empresas, y sobre todo las pymes, que son el principal sustento de nuestra economía.

Pero, además de las empresas que ya tenemos, debemos hacer un esfuerzo especial para potenciar la creación de nuevos proyectos empresariales capaces de generar riqueza y empleo.

Es decir, debemos de potenciar el emprendimiento. Estamos ahora buscando fórmulas para ser más efectivos en este cometido. Y no siempre se resuelve mediante la aportación de más fondos, sino de ser más audaces, de coordinarnos mejor.

Este país se ha construido sobre el esfuerzo y la iniciativa de miles de pequeños empresarios que un día decidieron empezar de cero y liderar un sueño singular y competitivo.

La sostenibilidad es otro concepto importante. No solo en el medioambiental. También en el económico.

La sostenibilidad es una oportunidad para nuestras empresas, nuestras consultoras. Somos un ejemplo en tener ciudades amables y sostenibles. Un ejemplo que perfectamente podemos exportar, y trasladar nuestro saber hacer a otros países donde existe una demanda en esta materia.

Estrategia Energética de Euskadi 2020

Y por supuesto, también sostenibilidad en lo medioambiental. En ese sentido, bajo el paraguas del Plan de Competitividad, tenemos otros planes y estrategias que marcarán el futuro de nuestra economía.

En las próximas semanas llevaremos al Consejo de Gobierno la nueva Estrategia Energética de Euskadi 2020, que se sustenta en 3 principios básicos:

-el ahorro y la eficiencia energética

-el apoyo de las energías renovables, y el gas como energía de transición

-y la potenciación de nuestro sector industrial vinculado a la energía.

Tenemos unas empresas líderes en el sector, que a su vez arrastran a una gran cantidad de pymes en este ámbito.

Debemos abonar el terreno para propiciar su desarrollo tecnológico, su internacionalización, y conseguir que las 350 empresas de este sector que tenemos en Euskadi, con 68.000 empleos (de ellos 24.000 en el País Vasco), sigan siendo una referencia.

PESI y PCTI

También en breve verá la luz el Plan Euskadi en la Sociedad de la Información (PESI) y el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación (PCTI).

El primero es nuestra responsabilidad directa y el segundo, que depende directamente del lehendakari, tendrá una gran repercusión, la principal, en las áreas de mi responsabilidad.

Aunque su carácter ambicioso lleva a agrupar la acción de todo el Gobierno frente a los planes anteriores. El PCTI se llevará este mes al próximo Consejo Vasco de Ciencia, Tecnología e Innovación, como comenté la semana pasada en el Parlamento.

Comercio

Otro Plan que tenemos en marcha al amparo del Plan de Competitividad es el de Adaptación del Comercio Vasco. Hicimos el año pasado un diagnóstico de la situación, y pusimos en marcha una serie de medidas para apoyar a un sector que supone el 11% de nuestro PIB.

Al igual que ocurre en sectores industriales hace años, hemos hecho hincapié en trasladar al comercio la cultura de la excelencia.

Hemos sido la primera comunidad en poner en marcha el programa Comercio Excelente, con nuevas certificaciones de calidad que mejoran la competitividad del sector, la mayoría pymes y micropymes.

Es un primer paso que ya han dado casi 400 empresas vascas y que ya quieren aplicarlo otras comunidades.

Además, somos conscientes de que el comercio es uno de los sectores que más necesita el apoyo a la financiación. Desde el Departamento respaldamos acuerdos como los que se han conocido estos días entre sociedades de garantía recíproca y las asociaciones de comerciantes.

También tenemos dos programas en marcha que inciden en la financiación: el AFI y el de apoyo a la Modernización de Equipamientos Comerciales, más conocido como Renove de Comercio. Este ultimo ha tenido un gran éxito porque nuestro apoyo ha apalancado la inversión privada de las empresas.

Y seguiremos aumentando su cuantía.

Turismo

Exactamente en el mismo sentido está orientado el programa de Modernización de Establecimientos Turísticos. También lo vamos a potenciar, para que el sector del turismo siga mejorando su competitividad.

Este año hemos presentado un nuevo Plan de Competitividad e Innovación del Turismo Vasco, que está imbricado en el otro Plan de Competitividad. Éste ha sido otro paso más, en los profundos cambios que se han acometido desde nuestro Departamento.

No tengo que descubrirles los logros que estamos consiguiendo en turismo porque los conocen perfectamente. Como saben, llevamos 27 meses de crecimiento, desde julio de 2009. Y nadie ha regalado nada.

En estos años, se ha trabajado bien la promoción a través del Plan de Marketing, con unas nuevas formas de vender Euskadi, que han atraído tanto al turismo nacional como al extranjero. Este año volveremos a registrar un tope histórico, estoy seguro.

A partir de ahora no me cabe duda que tendremos más fácil y mejor acceso a algunos mercados emisores de turistas. Desde fuera nos verán con mejores ojos.

Terrorismo: factor de no competitividad

Porque no me quiero olvidar de que el Plan de Competitividad Empresarial contiene otro elemento importante, los valores. Porque Euskadi puede ser y es referente en muchas cosas: en innovación, en calidad, en sostenibilidad... Pero también en valores 

En este sentido, quiero hacer referencia a un factor de no competitividad que aparece mencionado en el Plan.

Es la violencia, el terrorismo. Un elemento que tendrá que borrarse para siempre. Los asesinatos, secuestros y extorsiones de ETA que ha sufrido nuestra ciudadanía, y en también los empresarios, han dejado una huella en Euskadi que nunca se podrá reparar. Tampoco olvidar. No es el momento de reconstruir la historia.

Pero sí se abre ahora un nuevo tiempo en el que la convivencia debe ser la protagonista. Y, por supuesto, podremos centrar todos nuestros esfuerzos en hacer de este país un lugar más próspero sin la sombra de la amenaza terrorista.

Es el momento de potenciar la marca Euskadi, la marca Basque Country. Es el momento del compromiso.

En esa tarea, y ya termino, hago propios los compromisos adquiridos por el lehendakari en el Pleno de Política General, sobre todos con el que tiene que ver más con mi Departamento: el compromiso con el empleo y la economía vasca.

Como les decía al principio, seguiremos realizando un análisis realista de la situación, seguiremos buscando soluciones a nuestro tejido empresarial; haciendo más con menos; y trabajando por aumentar la actividad, la riqueza y el bienestar.

Seguiremos trabajando para ayudar a las empresas y si es necesario hacerles un traje a medida.

Muchísimas gracias por su atencion.

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios
  • @CyberEuskadi
    8 de junio de 2013

    Comentario de Twitter:
    Unas cuantas cosas que prometió Bernabé Unda y nunca llevó a la práctica: http://t.co/IwCaYmLqZH

  • @RuthVilar
    7 de noviembre de 2011

    Comentario de Twitter:
    @mikjimenez @cruzccl @Irekia_News El Gobierno Vasco crea un fondo de capital riesgo para innovación tecnológica. http://t.co/oWkzLePs

Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
(IX legislatura 2009 - 2012)
  • Bernabé Unda
    Consejero de Industria, Innovación, Comercio y Turismo (IX legislatura)