Noticias Trabajo y Empleo

Lanbide acoge en Bilbao una jornada técnica de todos los servicios públicos de empleo en España

12 de julio de 2022
  • Con motivo del 25 aniversario del Sistema, representantes de todas las autonomías comparten experiencias y analizan el papel de estos servicios

Lanbide ha acogido este martes en Bilbao una jornada técnica con representantes de todos los servicios públicos de empleo de España, con motivo del 25 aniversario de la creación del sistema conjunto (SISPE), en la que se han analizado los problemas existentes y se han contrastado las diferentes soluciones, de forma que se puedan enriquecer los proyectos para afrontar el futuro.

La directora general de Lanbide, Gloria Múgica, ha sido la anfitriona de una sesión de trabajo en la que también ha participado el director general del SEPE, Gerardo Gutiérrez, así como medio centenar de representantes de los diversos servicios públicos de España. La jornada se había previsto con motivo del 25 aniversario de un sistema que permite integrar tecnológicamente la información relativa a la gestión de las políticas activas de empleo y las prestaciones por desempleo que llevan a cabo los Servicios Públicos de Empleo, Estatal y Autonómicos.

Gloria Múgica ha recordado cómo Lanbide ha sido el último organismo en integrarse porque Euskadi fue la última Comunidad Autónoma en asumir las políticas activas de empleo, en el año 2011, con la peculiaridad, única en España, de que además se ocupa de la gestión de la renta garantizada, con el objetivo de conectar a quienes demandan empleo y protección de ingresos con las oportunidades de empleo.

Esa doble función como garante de dos derechos ha provocado que en esta década, atravesada por la crisis financiera y la derivada del coronavirus, no haya permitido a Lanbide demostrar todo su potencial como servicio de empleo, aunque le ha situado como referente en la gestión de las rentas garantizadas, “una inspiración para otros modelos autonómicos y también para la activación del Ingreso Mínimo Vital en el conjunto del país, una materia que, además, desde el primer instante la Vicelehendakari Idoia Mendia consideró que debía ser asumida por Euskadi en coordinación con el Gobierno de España”.

En este contexto, Múgica ha explicado que Lanbide ha iniciado una profunda transformación tanto en lo organizativo como en lo funcional, para ser la pieza clave en el desarrollo de la Ley de Garantía de Ingresos e Inclusión, en fase final de tramitación en el Parlamento, y la Ley vasca de Empleo, ya diseñada y abierta a alegaciones públicas, “que va a reconocer por primera vez en España el derecho de las personas a contar con formación y orientación laboral a través de los servicios públicos, tal y como está recogido en el Pilar Social Europeo”.

El futuro de los sistemas públicos

Por eso, y junto a los retos puramente tecnológicos llamados a mejorar la gestión de los servicios públicos de empleo, la directora general de Lanbide ha destacado la importancia de la interoperabilidad con el conjunto de las administraciones para ganar en eficacia, y ha apelado a la “colaboración y la cooperación por encima de las fronteras administrativas de nuestras Comunidades”.

“Es esencial que profundicemos sin complejos en todo tipo de colaboración, porque eso va a ser lo que haga que la ciudadanía nos sienta como una herramienta útil, que les solucionamos los problemas, que les evitamos trámites que las propias administraciones podemos solventar. Quienes entran a nuestras sedes llegan con inquietudes, con temores, y deben sentirse seguros y seguras de que al otro lado de la mesa se encuentran a alguien dispuesto a ayudarle. Es lo que estamos haciendo en Lanbide, donde vamos a cambiar hasta el formato de nuestras oficinas físicas, para hacerlas más amigables, y ya hemos abierto una oficina virtual disponible incluso en los móviles para quienes por distintas razones tienen aún reparos con nuestras sedes”, ha explicado.

Múgica también ha invitado al conjunto de los componentes del SISPE a una reflexión sobre el concepto de “intermediación laboral”. “Todas y todos sabemos que a la hora de evaluar nuestros servicios públicos se nos pide esta tasa referida a la contratación directa realizada desde nuestras oficinas, y que es una idea general en Europa de que es baja. Pero por citar el caso de Lanbide, destinamos más de 200 millones de euros anuales a financiar contratos a través de nuestros distintos programas, que deben ser visados en nuestro sistema y no computan como intermediación. Y también es real que financiamos formación de personas para cualificarlas, certificados que luego repercuten en contratos, aunque sean por otra vía. Quienes defendemos lo público como eje vertebrador de la sociedad, debemos reflexionar sobre cómo actuamos de manera decidida, aunque sea indirecta, para haber conseguido que España, como también Euskadi, esté consiguiendo cifras nunca vistas sobre personas afiliadas a la Seguridad Social y, por tanto, cotizando y con derechos”, ha concluido en una jornada en la que se hablaba de los retos del futuro.

 

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto