Noticias Economía y Hacienda
Es

El Consejo de Gobierno aprueba el Proyecto de Presupuestos Generales de Euskadi para 2012 (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 26-10-2011)

26 de octubre de 2011

Proyecto de Ley por el que se aprueban los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Euskadi, para el ejercicio 2012

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el Proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma del País Vasco para 2012. Las cuentas se han diseñado para afrontar los retos más importantes que tiene planteados la sociedad vasca en el cuarto año de crisis económica global. La política presupuestaria en 2012 está orientada al logro de tres grandes objetivos: la creación de empleo mediante el incremento de la competitividad económica basada en la mejora de la productividad, la garantía los servicios y prestaciones sociales esenciales y las estabilidad presupuestaria acompañada de la consolidación fiscal.

Los presupuestos para el 2012 son necesariamente austeros debido a la disminución de los ingresos que se aportan a la Administración General de la CAPV desde las Diputaciones Forales, un 2% menos que en el ejercicio 2011. En el 2012 aún no se alcanzarán los niveles de recaudación que se dieron en el año 2006. El presupuesto de ingresos no financieros del Gobierno vasco queda establecido en 9.232 millones de euros, es decir, disminuirán un 1,3% respecto al 2011.

La cifra total de los presupuestos 2012 asciende a 10.449 millones de euros lo que respeta la senda de consolidación fiscal pactada que establece un déficit máximo para 2012 del -1,3% del PIB, es decir unos 930 millones de euros. Los presupuestos para el 2012 experimentan una reducción del 1% respecto al de este año. Un esfuerzo de contención que tiene un mejor visualización si en este cómputo no se tiene en cuenta los gastos de personal, de carácter fijo que suponen el 353% del gasto total y la financiación del Tren de Alta Velocidad que viene financiada por la Administración del Estado. Sin computar esas dos variables la disminución de los presupuestos es de un -373%. Los ingresos por operaciones corrientes se han presupuestado en 8.840 millones de euros, los gastos corrientes se han estimado en 8.710 millones, lo que proporcionará un ahorro positivo de 130 millones.

Los gastos de personal crecen un 1,9%, una cantidad modesta ya que en ella va incluida también la plantilla asociada a las nuevas transferencias. Sin tener en cuenta estas incorporaciones, lo que permite una comparación más homogénea, los gastos de capítulo I sólo suben el 1,1%.

El capítulo II de gastos de funcionamiento baja un 1,2%. La disminución media es del 2,8% si se excluyen de este capítulo la partida dedicada al contrato programa de Osakidetza, que aumenta su presupuesto el 1,5% para poder hacer frente eficazmente a la creciente demanda sanitaria. Las transferencias y subvenciones de gastos corrientes disminuyen el 3,4%.

El Gobierno Vasco es el principal prestador de servicios sociales de la CAPV. Por ello la mayor parte de los presupuestos se dedica a la prestación de servicios públicos y a la protección y promoción social que, en su conjunto, que representan el 72,7% de los presupuestos, un total de 7.598 millones de euros. El gasto social por habitante asciende a 3.450 euros, de los que los servicios más importantes son la Sanidad, que absorbe el 44,7% del gasto social, la Educación, con el 33,7%, y la promoción y protección social con el 12,3%.

La inversión pública, tal y como se ha marcado en las directrices ha sido el capítulo más ajustado. Se restringe la adopción de nuevos compromisos en estos capítulos. No obstante, las inversiones disminuyen sólo el 2,1 %. Si descontamos el efecto de la "Y vasca" la bajada es del 9,1% y, aunque la formación de capital cae el 8,6%, esta aún mantiene cifras importantes: 1.013 millones de €, aproximadamente el 10% del total.

Entre las novedades que presenta el Proyecto de Ley de Presupuestos hay que destacar las relacionadas con las Fundaciones y Consorcios que, por primera vez ven sus cuentas incluidas dentro del Proyecto Ley, la ampliación de la cuantía de los avales que asciende a 550 millones de euros, el crecimiento cero de las plantillas, la congelación salarial y la mejora en la gestión de las tesorerías.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados