Noticias Educación, Universidades e Investigación
Es

Análisis y valoración del Consejo de Gobierno del anuncio de ETA de cese definitivo de su actividad armada (Acuerdo del Consejo de Gobierno del 21-10-2011)

21 de octubre de 2011

Heldu da egun handia.

Euskaldunon amesgaiztoa amaitu da.

ETAk bere porrota onartu du. Eta hau demokraziaren eta askatasunaren garaipena da.

Terrorismoaren biktima oro gogoratu nahi dut gaur. ETAk bere presentzia lapurtu zigun. Baina orain, euren memoria gure etorkizunaren zutabe bihurtzen da.

Batasuna eta elkartasunerako deia egiten dut. Denok batera lagundu behar dugu, behingoz, Euskadin elkarbizitza demokratikoa eraikitzeko.

Demokraziak totalitarismoari irabazi dio. Eta hau euskal gizarte guztiaren garaipena da. Gure askatasuna lortu dugu.


Comparezco ante ustedes para valorar la noticia que siempre hemos esperado. Lo dije ayer; es un gran día para Euskadi. Es la gran fiesta de la libertad porque, definitivamente, hemos derrotado al terrorismo.

Hay en Euskadi una generación entera que nació bajo el chantaje del terrorismo, que en toda su vida no ha conocido la libertad plena. Mi Gobierno tomó posesión con la amenaza directa de ETA a cada uno de sus miembros. Hoy, rodeado de consejeros y consejeras de este Gobierno, puedo decir, con satisfacción, que la sociedad vasca se ha sacudido el chantaje del terror.

La razón se ha impuesto a la sinrazón.

La democracia ha ganado al totalitarismo.

El Estado de Derecho ha vencido a la violencia terrorista.

La sociedad vasca ha conquistado su libertad.

Nos ha costado mucho tiempo y mucho dolor. Y por eso quiero recordar, en primer lugar, a los ausentes, a los que han sido asesinados por el terrorismo.

Hoy todos los ausentes se hacen más presentes que nunca. Su memoria y su recuerdo está flotando en el nuevo aire de Euskadi, porque ellos son el símbolo de la resistencia al chantaje y el grito de libertad que, en silencio, oímos todos en nuestros corazones.

Hoy es día de felicidad y de recuerdo. De reconocimiento a todos los que han quedado en el camino de la libertad. El fin del terrorismo es la ofrenda que las personas libres hacemos hoy a todos los familiares de las victimas de sus embates.

Y quiero en primer lugar dar las gracias a la sociedad vasca por su resistencia cívica frente al terror. A todos los héroes anónimos del Pais Vasco y de fuera de él porque, por desgracia, ETA ha sido una pesadilla que hemos compartido con toda España. A las familias de los asesinados, que han visto sus proyectos de vida truncados y pese a ello no han perdido su dignidad.

Quiero dar las gracias a todas las personas que apretaron los dientes para poder aguantar el dolor por los amigos asesinados, a las que han soportado el chantaje. A las personas que no han renunciado a seguir siendo libres. A las que han sabido resistir a la amenaza y han defendido la democracia y la libertad.

Quiero dar las gracias a los que más han arriesgado; a todas las policías, que han pagado un alto tributo de sangre, y en especial a nuestra Ertzaintza. A los jueces y fiscales que han sabido defender el derecho y la ley. A los periodistas que informaban y a los profesores que educaban, a pesar de las amenazas. A los empresarios que creyeron en este país y soportaron el chantaje del terror. Todos ellos han cumplido con su deber; han sido los artífices de nuestra libertad.

Quiero, también, agradecer su esfuerzo a todos los gobiernos de España que nos han ayudado a los vascos a poner fin a esta pesadilla.

Y, sobre todo, a los anteriores Lehendakaris que tanto tuvieron que soportar y mantuvieron la dignidad de este país. Con ellos me voy a reunir porque su conocimiento y experiencia es un caudal que debe servirnos para manejarnos en este nuevo tiempo.

Hemos vencido a ETA porque los demócratas hemos sabido defender con firmeza nuestras convicciones. Porque hemos proclamado los valores democráticos en los peores momentos. Porque hemos recuperado, paso a paso, los espacios secuestrados a la libertad. Porque las instituciones nos hemos negado a ser juguetes en manos de los que apoyaban la violencia.

En Euskadi no hemos tenido dos bandos enfrentados: ha sido el combate de la libertad contra el totalitarismo. Nuestro conflicto ha sido el causado por una minoría fanatizada y totalitaria que ha atacado a la democracia y a nuestro autogobierno.

Hoy, con su final anunciado, no nos regalan nada. Nada les debemos y nada les vamos a pagar.

Nos deben años de dolor: Nos han robado durante muchos años la libertad de la ciudadanía, que por fin hemos recuperado. Euskadi se ha construido a pesar de ellos, pero han distraído muchos esfuerzos y energías.

Hoy abrimos un nuevo tiempo. Una nueva oportunidad.

Hemos derrotado al terrorismo. Ahora tenemos que construir la convivencia. Tenemos que aprender a ser libres sin miedo. Porque la libertad se aprende con la práctica. Reconociendo y respetando la libertad de los demás. Aceptando que somos diferentes. Aunando voluntades para vivir juntos. Para convivir en una sociedad en la que todos podamos participar. Una Euskadi en la que nadie se quede al margen del futuro.

Por eso pido a toda la ciudadanía, a todos los grupos políticos y organizaciones sociales, unidad, valentía y voluntad para superar el ciclo terrorista.

Ahora nos toca abordar la nueva etapa con responsabilidad e inteligencia, pero también con esperanza.

Tenemos que superar el pasado con la mirada puesta en el futuro, pero con memoria clara que nos recuerde el horror vivido para que nunca más se vuelva a repetir.

El 29 de Septiembre presenté en el Parlamento el Compromiso por la libertad y la convivencia. Y anuncié diez propuestas para construir nuestra convivencia.

Hoy me ratifico de nuevo en ello. Creo, sin dogmatismo alguno, que puede ser la guía de la nueva etapa:

Hemos de recordar lo que nos ha pasado. Reconocer lo que los vascos somos: personas libres con ideas diferentes; ciudadanos con derechos iguales que tienen diferentes identidades.

Aceptamos que sólo la libertad de todos garantiza una convivencia sin violencia.

Reafirmamos nuestra voluntad de seguir viviendo juntos para construir un futuro compartido.

Y para ello, quiero comunicarles que voy a convocar, de forma inmediata, una ronda con todos los partidos y coaliciones con representación institucional para analizar la situación que se abre en Euskadi tras este comunicado; buscar la máxima unidad ante el nuevo tiempo y acordar los pasos que nos lleven a recorrer el camino que tenemos por delante.

También me pondré en contacto con sindicatos y organizaciones empresariales. El nuevo tiempo nos interpela a todos. Y juntos debemos trabajar para construir una convivencia asentada sobre valores de libertad y respeto mutuo.

Con el Gobierno de España colaboraré para gestionar y encauzar las cuestiones que dejen atrás el final de la violencia.


Nos toca cerrar las heridas producidas por el terrorismo que hemos sufrido. Nos toca abandonar para siempre comportamientos totalitarios. Nos toca aprender a ser todos libres. Nos toca hacer la democracia más amplia, más fuerte. Sin miedos. Nos toca recuperar para la democracia a las personas que hasta ahora no han querido integrarse.

Cuando la democracia gana, ganamos todos y salen derrotadas las ideas que niegan la igualdad. Salen derrotados los comportamientos totalitarios. Y gana la sociedad vasca. Gana la libertad.

Y hoy empezamos a vivir plenamente esa libertad.

Eskerrik asko.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados