Noticias Lehendakaritza

El Gobierno Vasco aporta 600.000 euros al mecanismo COVAX de Naciones Unidas para contribuir a una vacunación global y solidaria en todo el planeta

26 de mayo de 2022
  • En 2021, Euskadi fue el primer gobierno no estatal en hacer una contribución a este fondo, que entonces fue de 500.000 euros

  • El Lehendakari ha informado de esta nueva contribución a José Manuel Barroso, presidente del patronato que impulsa el COVAX

  • “Dejar a medio camino la vacunación global sería un serio error del que, tal vez, pudiéramos llegar a lamentarnos”
  • La contribución vasca en estos dos años permitirá la distribución de cerca de tres millones de vacunas en países empobrecidos

El Gobierno Vasco ha hecho efectiva hoy una contribución de 600.000 euros a la Alianza Mundial por la Vacunación, GAVI. Esta alianza internacional, impulsada por la OMS, ha promovido el mecanismo específico COVAX de contribución público-privada para encauzar los esfuerzos internacionales y asegurar un acceso justo y equitativo a la vacuna contra la COVID-19 a nivel mundial.

Los objetivos estratégicos del mecanismo COVAX son tres. En primer lugar, crear un fondo común de vacunas contra la pandemia; en segundo lugar, financiar los costes auxiliares de jeringas, cajas de seguridad, seguros, transporte, y similares; y en tercer lugar, fortalecer los sistemas de distribución y conseguir más vacunaciones. A principio de 2022, COVAX había suministrado más de mil millones de dosis de vacunas contra la COVID-19, de las que 870 se habían distribuido entre los 92 países de las economías con menores ingresos.

Esta es la segunda ocasión en que el Gobierno Vasco hace una aportación al mecanismo COVAX. En mayo de 2021, se produjo la primera donación de 500.000 euros. Aquella contribución, encauzada a través de eLankidetza-Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo, facilitó 1,3 millones de vacunas a países en vías de desarrollo. Esta nueva contribución de 600.000 euros posibilitará la distribución de más de 1,6 millones de vacunas.

El Gobierno Vasco fue, en aquel momento, el primer Gobierno no estatal en comprometerse económicamente con una vacunación global y solidaria. El Lehendakari, Iñigo Urkullu manifestó entonces que “tenemos una firme convicción sobre el relevante papel que pueden jugar Gobiernos subestatales con una vocación contrastada en materia de solidaridad internacional, cooperación descentralizada y ayuda humanitaria”.

En esta ocasión, la subvención la asume directamente Lehendakaritza, a través de la Secretaría General de Transición Social y Agenda 2030. Del mismo modo que lo hiciera en 2021, el Lehendakari ha informado de esta segunda contribución al Presidente del Patronato del GAVI y del mecanismo COVAX, el exPresidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

En su escrito, le reitera su convicción de que “la vacunación tiene que llegar a toda la población del planeta. La vacuna ha de ser distribuida, especialmente, entre los países empobrecidos y entre aquellos que, desde el punto de vista de sus sistemas de salud, son más vulnerables”.

El Lehendakari comparte con el Presidente Barroso una preocupación: “La mejor coyuntura pandémica actual no debe llevarnos a considerar que la batalla está ya definitivamente ganada. Ni tampoco a excesos de confianza que relajen la importancia y necesidad de la vacunación. Dejar a medio camino la tarea de una vacunación global y solidaria en todo el planeta sería un serio error del que tal vez pudiéramos llegar a lamentarnos”.

Subraya Iñigo Urkullu en la carta remitida a Barroso que “la mejor herramienta frente a la pandemia es la vacuna, y la mejor prevención es que la vacuna se extienda a todos los rincones del planeta”. Por eso, “el Gobierno Vasco apoya activamente este esfuerzo internacional y anima a perseverar hasta alcanzar los objetivos globales trazados por COVAX”.

En opinión del Gobierno Vasco, la vacunación en una pandemia no es solo un reto y un compromiso local, es un desafío global y planetario. No habrá un contexto de suficiente seguridad y certidumbre en la lucha contra la pandemia hasta que la inmensa mayoría del planeta esté vacunada. Se trata tanto de un principio ético y de solidaridad como de un principio pragmático de conciencia real de lo que significa una pandemia global.

En este contexto y en esta coyuntura, no hay, por otra parte, un proyecto más concreto y claro para materializar lo que representa el cumplimiento más elemental de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Una vacunación global y solidaria tiene que ver con todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible que nos interpelan en materia de salud, erradicación de la pobreza, cohesión social, prosperidad y alianzas.

El binomio sostenibilidad-solidaridad como nuevo paradigma de transformación de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, se materializa y plasma en cada dosis de cada vacuna administrada a un ser humano que lo necesita, especialmente si esa persona se encuentra en una situación de vulnerabilidad o en un país empobrecido.

Antecedentes

Durante todo el periodo de la pandemia, Euskadi y las instituciones vascas han expresado su compromiso de solidaridad de modo reiterado:

  • A lo largo de 2020, el Gobierno Vasco colaboró con la respuesta a las necesidades de otras Comunidades Autónomas ofreciendo recursos propios.
  • Durante el verano de 2020, se desarrolló una misión de cooperación sanitaria frente a la COVID-19 en Perú, organizada por el Gobierno Vasco, en colaboración con Médicos Sin Fronteras. Esta misión conllevó el envío de material sanitario y la participación y presencia de 15 profesionales de la salud en el país andino.
  • El 27 de febrero de 2021, el Lehendakari su sumó y apoyó el llamamiento para una vacunación global realizado por el Director de la OMS y por los miembros del Consejo Europeo en su declaración de 25 de febrero.
  • El 25 de mayo de 2021, el Lehendakari presentó la Declaración vasca a favor de la suspensión temporal de las patentes de las vacunas para la COVID-19 suscrita por el Gobierno Vasco, Médicos sin Fronteras España, Amnistía Internacional, Oxfam Intermón, el Consejo de Farmacéuticos del País Vasco, el Consejo de Colegios de Médicos del País Vasco, los Colegios Oficiales de Enfermería de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa y la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao.
  • Ese mismo mes de mayo de 2021, se produjo la primera contribución económica de 500.000 euros por parte del Gobierno Vasco al mecanismo COVAX.
  • En diciembre de 2021, en el momento de la aprobación de los presupuestos del Gobierno Vasco para 2022 quedó ya reflejada la partida de 600.000 euros que confirmaba el segundo compromiso del ejecutivo vasco con una vacunación global y solidaria, partida que ha sido ahora ejecutada.
Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto