Azpiazu clausura la Asamblea de la FVEM destacando que los indicadores económicos apuntan a un crecimiento significativo de los tres sectores principales de la economía vasca

4 de mayo de 2022

El Consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha clausurado esta tarde la Asamblea General de la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM). Esta Asociación Empresarial de la Industria Siderometalúrgica de Bizkaia está formada por más de 830 empresas, que dan empleo en Bizkaia a más de 33.000 personas.

Azpiazu ha comenzado su intervención agradeciendo que le hayan permitido esta clausura, al entender que  “es un honor para mí porque sois el auténtico corazón y motor de la industria vasca, la base sobre la que se construyó el bienestar y la protección social de los que gozamos ahora”.

Este Consejero ha recordado que el Gobierno Vasco “fue y sigue siendo pionero en el Estado y en Europa en programas de acompañamiento a la industria y a la empresa en general. Una colaboración público-privada que ha permitido afrontar la reconversión industrial, primero; realizar una apuesta por la competitividad y la internacionalización, después; y ser un referente en materia de I+D, posteriormente”.

A la hora de abordar el actual contexto económico, Azpiazu ha reconocido que está condicionado por varios elementos, señalando como los más destacados el modo de gestión de la pandemia de China con estrictos confinamientos, la subida de precios, la normalización de la política monetaria (los tipos de interés ya suben en EE. UU.), la guerra en Ucrania, las tensiones en los mercados de la energía y las materias primas, y el retraso en la entrega de suministros.

“En ese contexto, el Departamento de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco actualizó en marzo sus previsiones para 2022 y 2023. Según esa nueva previsión, el PIB crecerá este año un 4,5% y el próximo un 4,1%”, admitiendo que estas previsiones están sometidas a una gran incertidumbre precisamente por ese contexto.

No obstante, en su opinión, “poco a poco” las previsiones referentes a la economía española se van acotando en un intervalo entre el 4% y el 5%, “por lo que nuestra previsión no dista mucho de los cálculos realizados por otros organismos para España”.

La visión a nivel de sectores macroeconómicos apunta a un crecimiento significativo de los tres sectores principales de la economía vasca, con mayor dinamismo en los servicios, gracias a su menor exposición a los problemas derivados de la guerra y al beneficio que les supone la retirada de las restricciones impuestas durante la pandemia.

La incidencia en el empleo de esta evolución de la economía será, a su juicio, muy importante. Eso deja unas cifras de cerca de 26.300 puestos de trabajo creados y de 16.600 personas más con empleo, según los cálculos que ha puesto encima de la mesa Azpiazu.

“Tenemos ante nosotros retos planetarios que debemos afrontar con ambición y valentía, y con una intensa colaboración público-privada. Una forma de trabajar en la que en el Gobierno Vasco creemos profundamente”, ha concluido su intervención.

 

 

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto