El Gobierno Vasco activa el Fondo Isuri para hacer frente a las consecuencias sociales derivadas de la guerra en Ucrania

16 de abril de 2022
  • A las “medidas inmediatas” en vigor desde marzo, se suman ahora nuevas “medidas complementarias” que se articulan a través de un fondo de rescate social dirigido a toda la población
  • Isuri contempla iniciativas enfocadas a la acogida de personas refugiadas ucranianas, que incluyen ayudas económicas, atención psicosocial, apoyo educativo extraescolar para menores y redes locales de acogida
  • El fondo de rescate social, dotado con 15,1 millones de euros, garantiza también programas de apoyo a las personas mayores en situación de vulnerabilidad, así como el refuerzo de los programas destinados a prevenir el sinhogarismo y ofrecer apoyo a las personas jóvenes que no disponen de una red de apoyo familiar
  • Se amplían en 3,5 millones las Ayudas de Emergencia Social y en 200.000 euros las orientadas a luchar contra la pobreza energética

Vitoria-Gasteiz, 16/04/2022

El Gobierno Vasco, a través del Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, ha activado el Fondo Isuri, un paquete de medidas urgentes para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales derivadas de la guerra en Ucrania. A las “medidas inmediatas” puestas en marcha en los días posteriores a la invasión rusa del país, el Ejecutivo vasco añade ahora “medidas complementarias” para dar respuesta a las necesidades de los sectores más vulnerables de la población. Isuri está formado por cinco programas; cuatro de los cuales comenzarán a desarrollarse a finales de mes.

El fondo de rescate social habilitado, dotado con un total de 15,1 millones de euros, incluye medidas específicamente enfocadas a la acogida de personas refugiadas ucranianas. A través de la reactivación o el refuerzo de programas existentes, que ya demostraron su eficacia en la lucha contra las consecuencias sociales de la pandemia mundial, se busca facilitar la integración de las personas desplazadas y fortalecer las redes locales de acogida.

Entre los cinco programas que conforman Isuri está Azken sarea indartzen Ucrania, que contempla la concesión de ayudas a las personas y familias refugiadas para la cobertura de sus necesidades básicas. En el contexto de la crisis desatada por la guerra en Ucrania, este programa se ha reactivado con una partida total de 3 millones de euros para ayudar a las familias desplazadas que han llegado a Euskadi y están acogidas en hogares vascos.

El papel de las entidades del Tercer Sector Social de Euskadi resulta esencial en el desarrollo de estas iniciativas. Así, otro de los programas incluidos en Isuri es Loturak, que pondrá en contacto a las personas migrantes con las redes locales de acogida comunitaria. El presupuesto destinado a esta estratégica partida asciende a 500.000 euros, al tiempo que se contempla también un montante de 1,5 millones para el programa de primera acogida.

En el marco del fondo complementario de rescate social se ofrecerá asimismo un programa de apoyo psicosocial, bautizado como Berritze, que, con el fin de facilitar la convivencia, atenderá tanto a las personas y familias ucranianas acogidas en hogares vascos como a las propias familias de acogida. Se incluyen entre estas últimas las vinculadas a las asociaciones de acogida de niños y niñas de Chernóbil, que han vivido con especial preocupación la situación de extrema gravedad e incomunicación provocada por la invasión rusa de Ucrania en la zona contigua a la zona de exclusión de Chernóbil.

Berritze realizará una valoración psicológica y planteará el abordaje terapéutico más adecuado para hacer frente a los cuadros de ansiedad y estrés postraumático generados por el conflicto bélico, además de acompañar a las personas afectadas en su proceso de elaboración del duelo. El presupuesto reservado a este programa es de 500.000 euros.

El Fondo Isuri contempla de igual modo la ampliación de Aukerak Suspertzen, un programa comunitario de apoyo educativo extraescolar que persigue eliminar la brecha digital y reforzar las capacidades de niñas, niños, adolescentes y familias en situación de desventaja social a través de la activación del tejido comunitario local. Con el fin de incluir a las niñas, niños y adolescentes procedentes de Ucrania y facilitar su integración académica, Aukerak Suspertzen ha ampliado su presupuesto en 300.000 euros.

El conjunto de medidas habilitadas para la acogida de personas refugiadas de Ucrania se completará con un programa de ocio educativo para estas personas jóvenes que el Gobierno Vasco ya está desarrollando y que se activará más adelante.

A finales de mes, cuando se activen los cuatro primeros programas, también se informará sobre las vías establecidas y los trámites necesarios para acceder a las ayudas y a los programas. 

Colectivos vulnerables

Más allá de los programas específicamente enfocados a la acogida de personas y familias procedentes de Ucrania, el fondo de rescate social habilitado por el Gobierno Vasco incluye también ayudas complementarias para la atención a diversos colectivos vascos en situación de vulnerabilidad.

Así, las Ayudas de Emergencia Social (AES) se incrementan en 3,5 millones de euros para atender las consecuencias económicas derivadas de la invasión de Ucrania en los hogares vascos. 

Asimismo, el programa Azken sarea indartzen, para cubrir las necesidades básicas de quienes carecen de otras fuentes de ingresos y no pueden acceder a otro tipo de ayudas, se refuerza con 3 millones de euros.

Se trata de una reactivación del mismo programa que en 2020 formó parte del fondo Covid Inor atzean utzi gabe, evitando que 4.128 familias en severo riesgo acabasen en situación de exclusión, y que se extiende también, como se ha señalado, a personas y familias ucranianas desplazadas.

Por su parte, el programa contra la pobreza energética articulado a través de Cruz Roja incrementa su presupuesto inicial en 200.000 euros, hasta alcanzar el millón de euros, complementando las ayudas económicas en esta materia.

De igual modo, el paquete de medidas complementarias activadas por el Ejecutivo incluye una partida de 600.000 euros para la integración de las personas sin hogar; al tiempo que amplía en 1,5 millones el programa Trapezistak, que brinda ayuda a jóvenes que carecen de red familiar de apoyo.

Finalmente. 500.000 euros más se destinan a fortalecer redes locales de apoyo a personas mayores en situaciones de vulnerabilidad.

Un comentario
  • 16 de abril de 2022

    Buenos días, querría saber cómo tramitar las ayudas. Tengo en mi casa acogidas a dos familias, son un total de 8 personas, una madre con 4 hijos de 1, 4, 7 y 11 años y su hermana de 17 y a una niña de Chernobil que acogíamos desde el año 2.019 y su madre. Querría saber a qué ayudas podemos acogernos puesto que es un gasto enorme el que estamos manteniendo

Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
Otros invitados
  • Rafael López Arostegi