La economía vasca continuó en febrero su progresión favorable, que previsiblemente se verá interrumpida en marzo por el impacto del conflicto en Ucrania

9 de marzo de 2022

La economía vasca continuó en febrero su progresión favorable dentro del “crecimiento sólido”, al estar por encima de 100 puntos. En concreto, el pasado mes alcanzó los 131,9 puntos. El buen momento de la industria, de los servicios y del empleo explican la intensidad del crecimiento, según los datos recogidos hoy en el termómetro de febrero elaborado por el Departamento de Economía y Hacienda.

Sin embargo, es previsible que esta evolución al alza desde niveles elevados se vea interrumpida en el mes de marzo, una vez que el impacto económico de la invasión rusa de Ucrania se empiece a notar en los indicadores coyunturales

En los últimos meses, el termómetro de la economía vasca ha ido acreditando este crecimiento sólido. En concreto, en enero alcanzó los 131,6 puntos, tres décimas por encima del valor de diciembre (131,3) y ocho si se compara con el valor de noviembre de 2021 (130,8).

Este indicador arrancó en enero de 2021 con 42,1 puntos (decrecimiento) para ir remontando de forma sostenida en los meses siguientes. En marzo (67,2) entró en la zona de “crecimiento suave” para irrumpir al mes siguiente con 138,1 puntos en la zona de “crecimiento sólido”, plano en el que se ha mantenido desde entonces.

El termómetro se elabora mensualmente sobre la base de más de 100 indicadores de la economía vasca y se publica durante los primeros días de cada mes.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados