La digitalización y la innovación del medio rural europeo empieza por compartir experiencias regionales

18 de enero de 2022

Cada uno de los estados miembros desarrolla sus propias estrategias para lograr que su medio rural tenga un mejor acceso a los servicios, al trabajo, una conectividad y una movilidad más adecuada, un medio más sostenible, mejores herramientas para luchar contra el cambio climático… En definitiva, una mejor calidad de vida para todas aquellas personas que han elegido habitar en zonas rurales.

Precisamente, la jornada organizada por HAZI y el Gobierno Vasco “la tecnología y la innovación como aliadas para un medio rural inteligente” que se ha celebrado hoy en formato online, ha concluido que hay que trabajar de forma inteligente, con la digitalización y la innovación como base, y compartir las experiencias regionales exitosas para poder lograr una mejora a mayor escala. Ese ha sido precisamente uno de los mensajes que ha trasladado Doris Marquardt, de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, que ha afirmado que “hay que solucionar el desfase digital entre las distintas regiones para lograr un enfoque global a nivel europeo. Necesitamos, para ello, intercambiar experiencias y testear pruebas para estandarizar procesos y desarrollar modelos de innovación digital. Hay mucho que podemos hacer a nivel europeo y la PAC es una herramienta que puede ayudar a estos objetivos de intercambio de ideas”.

El viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, Bittor Oroz, ha sido el encargado de inaugurar esta jornada que ha servido de escaparate para poder compartir experiencias de distintos puntos de Europa, como Italia, Andorra, Bélgica o Escocia, y de Euskadi. Oroz ha coincidido en que es muy importante realizar jornadas como la celebrada hoy para establecer un marco que haga posible el trabajo en común y la planificación de proyectos compartidos para lograr soluciones basadas en la innovación y generar propuestas de valor diferenciales e impacto competitivo. “También es importante la sensibilización y la formación de la población rural en habilidades digitales para lo que hay que hacer un esfuerzo muy específico”, ha añadido el viceconsejero.

Desde Europa, Enrique Nieto (European Network for Rural Development) ha establecido cuatro objetivos para las zonas rurales de cara a 2040: zonas rurales más fuertes (comunidades empoderadas), conectadas (digital y movilidad), prósperas (actividades económicas sostenibles, diversificación de las actividades económicas más allá de lo agroalimentario) y resilientes (al cambio climático y de forma social). Marie Clotteau (Euromontana) ha hablado sobre la conectividad y la movilidad “para todas las personas, en todas partes y a buen precio. La movilidad es clave como atractivo para las zonas rurales”.

El escocés Rob Clarke (Highlands & Islands Enterprise) ha insistido en que la necesidad de lograr la innovación digital en áreas deslocalizadas para que tengan las mismas oportunidades que el resto de zonas de un país, mientras que Marc Pons (Andorra Innovation Hub) se ha centrado en el turismo vinculado a la innovación como motor de digitalización. El bloque europeo lo ha cerrado el italiano Stefano Sala (Universidad de la Montaña – UNIMONT) que ha explicado cómo forman al alumnado de la institución en la que trabaja para que puedan resolver los problemas de las montañas y colaborar con las comunidades locales de cara a acercar lo rural a lo urbano.

Desde Euskadi, Goio Manrique (HAZI) ha realizado un repaso del Plan Director de Euskadi para un Territorio Rural Inteligente e Innovación Digital con el que se pretende lograr un medio rural más cómodo y atractivo para vivir y una movilidad basada en mejoras en los servicios públicos. También se han compartido experiencias como el modelo Teknoadineko (Mila López de Aldama, de Agintzari) cuyo objetivo es identificar de forma temprana a las personas en situación de soledad e intervenir en los casos de vulnerabilidad y riesgo, o la presentada por el alcalde de Abaltzisketa, Jon Zubizarreta, con la clara filosofía de proyectar su pueblo fuera de sus fronteras. Para ello, se basa en tres soportes: digitalizar los servicios públicos, lograr un turismo sostenible y mejorar la ganadería, su actividad básica, para conseguir una mejora de condiciones de vida.

Mónica Alonso, de la ADR de Las Encartaciones, ha puesto a este bloque de experiencias de Euskadi con la presentación de Smart Bidea, un proyecto piloto para la digitalización y conectividad del territorio a partir de la vía verde. Con ese fin han creado una red propia de conectividad: con 9 puntos wifi y un sensor óptico.

La directora de Desarrollo Rural y Litoral y Políticas Europeas del Gobierno Vasco, Jone Fernández, ha cerrado la jornada destacando la importancia del trabajo en red, de conseguir nuevos modelos de gobernanza que pongan en el foco las necesidades que tienen las zonas rurales. “Con la colaboración, y escuchando a la población, lograremos poner en marcha soluciones tecnológicas con impacto en nuestros pueblos para lograr una mayor prosperidad y desarrollo. Unos lugares en los que vivir, trabajar y formarnos”.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto