El Departamento de Vivienda crea una nueva línea de ayudas a la innovación para fomentar la industrialización en la edificación residencial

14 de enero de 2022
  • La consejería impulsa la construcción de prototipos de módulos para después ser trasladados al lugar donde se ubicará el edificio, así como investigaciones sobre el impacto de esta nueva fórmula en el medio ambiente, la seguridad laboral y los costes
  • La convocatoria Eraikal 2022 cuenta con un presupuesto de un millón de euros (un 97% superior al anterior) para impulsar en Euskadi la innovación en edificación y el impulso de la sostenibilidad medioambiental en el sector, un objetivo al que se han destinado 19,4 millones desde que comenzaran estas ayudas en 1998

 

El Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno Vasco ha presentado este viernes en el Laboratorio de Control de la Calidad en la Edificación a los agentes del sector de la construcción la nueva convocatoria de ayudas Eraikal para 2022, que se centra en impulsar la innovación en esta materia en Euskadi con el objetivo de que el de la edificación sea un ámbito más que contribuya a la lucha contra el cambio climático, a la digitalización de la sociedad y al incremento de la calidad de vida.  

Entre las principales novedades de la convocatoria, que subvencionará proyectos que se materializarán hasta 2024, destaca la creación de una nueva línea de ayudas para avanzar en la construcción industrializada de viviendas, es decir, la creación de piezas modulares en fábricas que después sean ensambladas en el lugar donde se ubicará el nuevo edificio o vivienda. Esta línea de ayudas, que se implementa por primera vez, cuenta con un presupuesto de 550.000 euros, cerca de la mitad del presupuesto de Eraikal 2022, y busca apoyar proyectos innovadores para que Euskadi pueda avanzar en este sector en auge.  

Concretamente, se apoyará la creación de prototipos y la fabricación de módulos, tanto de edificios como fragmentos de edificios piloto para su estudio y monitorización experimental. Asimismo, se subvencionarán investigaciones sobre la sostenibilidad y funcionalidad de este tipo de edificios o sobre sus sistemas de gestión. También se impulsarán estudios sobre el impacto de esta manera de construir en términos de seguridad y salud laboral, así como las comparativas sobre sus costes con respecto a la edificación tradicional y el análisis sobre casos específicos ya implementados y sobre la habitabilidad en este tipo de viviendas.

El director de Vivienda, Suelo y Arquitectura del Gobierno Vasco, Pablo García Astrain, ha puesto en valor ante los agentes del sector en la jornada celebrada hoy que “estamos en un momento clave en el sector de la construcción, con dificultades para encontrar mano de obra cualificada, con el incremento de costes y otra serie de factores que no son coyunturales y que obligan a evolucionar hacia un cambio de mentalidad en el que los criterios y parámetros propios de la industria pueden resultar determinantes”. 

La orden con la convocatoria de ayudas de 2022 ha sido publicada en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) el día 31 de diciembre. Eraikal es una de las principales acciones incluidas en el Plan Director de Vivienda 2021-2023 para lograr la innovación, industrialización y digitalización del sector constructivo en la comunidad autónoma. Con un presupuesto de 1,07 millones de euros –un incremento del 97% con respecto a la orden anterior-, es la principal convocatoria pública de innovación en el sector arquitectónico y constructivo de Euskadi, que desde sus inicios en 1998 ha invertido un total de 19,4 millones para lograr este objetivo.

Las ayudas están divididas en cinco líneas diferentes:

  • Línea 1: para estudios que analicen la incorporación de mejoras en nuevos edificios o en la rehabilitación de los existentes (desde la implantación de domótica hasta sistemas de eficiencia energética) con un máximo de 40.000 euros por proyecto.
  • Línea 2: para la formación y actualización de profesionales, así como para el desarrollo de herramientas informáticas que ayuden a la mejora de la construcción y la rehabilitación, con 30.000 euros por proyecto como máximo.
  • Línea 3: para implantar sistemas de gestión para las empresas y profesionales del sector que mejoren la calidad del proceso edificatorio, con ayudas de entre 2.000 y 8.500 euros como máximo.
  • Línea 4: para la certificación de edificios con estándares internacionales de eficiencia energética y sostenibilidad como el Passivhaus, con cuantías de hasta 6.000 euros.
  • Línea 5: la nueva dirigida a impulsar la industrialización de los procesos constructivos de viviendas, tanto para la investigación como para el desarrollo de prototipos, con hasta 000 euros por proyecto.

Podrán acceder a ellas tanto empresas constructoras como promotoras y estudios de arquitectura o ingenierías, colegios profesionales, sociedades urbanísticas, asociaciones del sector o clústers.

2 comentarios
  • ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • Hace 4 días

    Bien casas transportables montadas en poco tiempo y gestión sostenible también energéticamente, no es lo mismo en caso de sismo que se caiga encima una pequeña estructura ligera sólo pueda hacer a lo mucho un chinchón o coscorrón a la vez que se combate la especulación de un bien básico autoconstruibles a poder ser por la persona consumidora con todos los permisos necesarios.

  • Hace 4 días

    Denbora gutxian muntatutako etxe garraiagarriak eta energetikoki ere kudeaketa jasangarria, ez da gauza bera egitura arin txiki bat gainera eroriz gero, asko jota txintxoi edo koskorroi bat egitea, eta, aldi berean, oinarrizko ondasun autoeraikigarri baten espekulazioari aurre egitea, ahal izanez gero, kontsumitzaileak beharrezko baimen guztiekin

Descargas medios de comunicación
Cargos asistentes al acto