La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, reclama el derecho a la verdad de las víctimas del franquismo

9 de diciembre de 2021
  • El Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Eibar han recordado y honrado junto a la familia a Roberto Pérez Jáuregui, víctima de la violencia de motivación política, reconocida por el Decreto 107/2012
  • Roberto Pérez Jáuregui murió el 8 de diciembre de 1970 por el disparo que un Policía de paisano efectuó a corta distancia contra él cuatro días antes cuando participaba en una manifestación de protesta contra el consejo de guerra de Burgos en Eibar

Eibar, 09/12/2021

El Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Eibar han recordado y honrado en un acto celebrado junto a la familia, hoy en Eibar, a Roberto Pérez Jáuregui, víctima reconocida de la violencia policial ilícita, con motivo del 51 aniversario de su muerte. Este acto se enmarca en las conmemoraciones que el Gobierno Vasco realiza para honrar y recordar a las víctimas del terrorismo y la violencia en el 50 aniversario de los hechos, si bien en esta ocasión la situación derivada de la pandemia ha ocasionado que el acto se celebre un año después de cumplirse la efeméride.

Beatriz Artolazabal, consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, ha recordado en su intervención que se trata de un hecho que acaeció en la dictadura franquista que el Estado de Derecho no rectificó. El reconocimiento de Roberto Pérez Jáuregui como víctima se produjo a través del Decreto 107/2012 de 12 junio del Gobierno Vasco, cuando ya habían pasado 43 años de su muerte.

La consejera ha declarado: “Los reconocimientos institucionales llegaron tarde y lo hicieron de manera incompleta”, ya que “en el caso de Roberto no hay verdad porque nunca ha habido una investigación a fondo. Medio siglo después, no ha habido un esclarecimiento total de los hechos. Exigimos hacer efectivo el derecho de Roberto Pérez y su familia a la verdad, verdad que ha de significar que por parte del Estado se reactiven todas las vías posibles”.

En este sentido, Artolazabal se ha dirigido al Estado para reclamar la abolición de la Ley de Secretos Oficiales y pedir, a su vez, que el Estado se dote de una ley, en esta materia, homologable a la de los estados democráticos. “Miramos al Estado, porque las vulneraciones de derechos son tanto más graves si son consecuencia del uso ilegítimo de la fuerza por parte de éste o si se producen en nombre de la razón de Estado”, ha señalado.

Beatriz Artolazabal ha terminado su intervención reclamando el derecho a la verdad de Roberto Pérez, “verdad que signifique no impunidad y sí, autocrítica y asunción de responsabilidades; verdad que proclame a los cuatro vientos que fue injusto”.

Jon Iraola, alcalde de Eibar, ha recordado al vecino de la localidad y la injusticia de su muerte, y ha subrayado, además, su condición de persona comprometida en la lucha por la democracia y la libertad. 

En el transcurso del acto, la consejera Beatriz Artolazabal y el alcalde Jon Iraola han entregado un recordatorio y un ramo de flores a la familia Pérez Jáuregui. Asimismo, han acompañado a la familia José Antonio Rodríguez Ranz, viceconsejero de Derechos Humanos, Memoria y Cooperación; Aintzane Ezenarro, directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos-Gogora; y Monika Hernando, directora de Derechos Humanos, Víctimas y Diversidad.

Junto a esta representación han acudido representantes de la corporación municipal de Eibar; del Consejo de Dirección de Gogora, Ane Beitia, Ion Gambra y Miren Gallastegi; el secretario general de PSE-EE, Eneko Andueza, y el miembro de Eibarko Memoria Taldea, Josu Ibargutxi.

Además, algunas víctimas del terrorismo y de la violencia policial ilícita se han acercado hoy a Eibar para arropar a la familia, entre ellas: Lino Zapirain y José Félix Marías, víctimas de la policía; Alberto Muñagorri y Albino Machado, víctimas de ETA; Iñaki García Arrizabalaga, hijo de una víctima de ETA; José Miguel Gómez Elósegui, hermano de una víctima de ETA, y Carlota Arginberri, sobrina de una víctima de ETA

El caso de Roberto Pérez Jáuregui

Roberto Pérez Jáuregui fue reconocido como víctima de vulneraciones de derechos humanos en diciembre de 2013, al amparo del Decreto 107/2012 de 12 de junio del Gobierno Vasco, que reconoce estas vulneraciones producidas entre los años 1960 y 1978 en el contexto de la violencia de motivación política vivida en Euskadi.

Roberto Pérez Jáuregui falleció el 8 de diciembre de 1970, en el hospital de Donostia-San Sebastián, a los 21 años de edad, tras ser disparado por un policía de paisano a corta distancia. Roberto participaba en Eibar en la manifestación de protesta contra el consejo de guerra de Burgos, el 4 de diciembre de 1970, donde le dispararon y tras ser trasladado al hospital gravemente herido, falleció cuatro días más tarde, el 8 de diciembre.

La situación derivada de la pandemia ha ocasionado que este acto se celebre un año después de cumplirse el 50 aniversario de la muerte de Pérez Jáuregui. Es un acto que se enmarca en las conmemoraciones que el Gobierno Vasco realiza para honrar y recordar a las víctimas del terrorismo y la violencia en el 50 aniversario de los hechos.

Se trata del tercer acto de estas características que se celebra este año 2021; le han precedido los actos en memoria de Javier Batarrita y José Miguel Andueza, ambas víctimas de la violencia policial ilícita.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto
Otros invitados
  • Jon Iraola (Alcalde de Eibar)