El Gobierno Vasco concede el premio René Cassin de derechos humanos a Elisa Loncón Antileo, activista y presidenta de la convención constitucional de Chile

10 de diciembre de 2021
  • La premiada representa “la perseverancia y la dedicación a la defensa de unos valores durante toda una vida, habiendo no solo destacado en el ámbito académico, sino también en el trabajo social con las comunidades indígenas de Chile”
  • El pasado 2 de diciembre fue reconocida por el ‘Financial Times’ como una de las 25 mujeres más influyentes del mundo
  • En el Día Internacional de los Derechos Humanos, el viceconsejero de DDHH, Memoria y Cooperación, Jose Antonio Rodríguez Ranz, presenta la campaña ‘Joven, es tu momento, coge el testigo’

Vitoria-Gasteiz, 10/12/2021

El 10 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos. Coincidiendo con esta efeméride tan significativa para la viceconsejería que dirige Jose Antonio Rodríguez Ranz, hoy se ha dado a conocer a la persona merecedora del premio René Cassin de Derechos Humanos 2021: la activista y política chilena Elisa Loncón Antileo, elegida por el Financial Times hace unos días como una de las 25 mujeres más influyentes del mundo. Asimismo, el viceconsejero de Derechos Humanos, Memoria y Cooperación del Gobierno Vasco ha presentado la campaña para este día promovida por el Departamento de Igualdad que, este año, “pone un especial foco en la juventud y en su compromiso con la defensa de los derechos humanos”, según ha explicado Rodríguez Ranz.

El Gobierno Vasco creo en 2003 este premio de carácter anual con el que reconocer públicamente a personas o entidades que destacan en la defensa de los derechos humanos. El galardón recibió el nombre de René Cassin, ya que se le considera como uno de los principales inspiradores de la Declaración de los Derechos Humanos. El jurista de Iparralde fue Premio Nobel de la Paz en 1968.

En rueda de prensa, Jose Antonio Rodríguez Ranz ha anunciado el nombre de la premiada de este año y ha descrito a la galardonada como “una mujer de enorme prestigio, pero igualmente sencilla y orgullosa de sus orígenes”.

Elisa Loncón Antileo nació en la comuna de Traiguén, en la región de la Araucanía, en el sur de Chile, el 23 de enero de 1963 y vivió su infancia y adolescencia en la comunidad mapuche Lefweluan. Aprendió a leer de forma autodidacta, se tituló como profesora de inglés de la Universidad de La Frontera, en La Araucanía, y realizó estudios de posgrado en el Instituto de Estudios Sociales de La Haya y en la Universidad de Regina en Canadá.

“Es una académica mapuche, lingüista, activista y política, y actualmente es la presidenta de la Convención Constitucional de Chile, órgano creado para redactar el nuevo proyecto de Constitución del país. Su perfil representa la perseverancia y la dedicación a la defensa de unos valores durante toda una vida, habiendo no solo destacado en el ámbito académico, sino también en el trabajo social con las comunidades indígenas de Chile”, ha destacado Monika Hernando, directora de Derechos Humanos, Víctimas y Diversidad del Gobierno Vasco.

En su labor como defensora de los derechos humanos, Loncón ha trabajado especialmente para que se reconozcan las diferencias lingüísticas y culturales del pueblo mapuche y de los pueblos originarios de Chile. Su candidatura llegó al jurado del Premio René Cassin a través de la Fundación Cultura de Paz, y ha sido avalada, según ha explicado Monika Hernando, “por más de 10 organizaciones vascas, estatales e internacionales”.

La elección del Premio René Cassin recae en un jurado paritario integrado por personas de reconocido prestigio en el ámbito de la convivencia y los derechos humanos. El jurado actual está formado por Jose Antonio Rodríguez Ranz, como presidente, y Monika Hernando, como secretaria, además de por Juanjo Álvarez, Mikel Mancisidor, Javier Galparsoro, Jon Landa, Izaskun Landaida, Manuela Mesa, María Ojanguren y Silvia Escobar.

El próximo 19 de enero, Elisa Loncón viajará a Euskadi para recoger el galardón de manos del propio Lehendakari Iñigo Urkullu y de la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, en un acto que se celebrará en Lehandakaritza.

Campaña Día Internacional de los DDHH

Con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos, Rodríguez Ranz ha presentado la campaña que, como cada año, promueve el Gobierno Vasco y que en esta edición destaca el papel de la juventud en la defensa de los derechos humanos.

“Los derechos humanos son una conquista. No son algo dado, algo regalado cuya vigencia esté naturalmente garantizada. Son una conquista, y su supervivencia exige compromiso activo por parte de todos y todas. Y este año queremos poner especial foco en la juventud, en su compromiso en la defensa de los derechos humanos”, ha explicado el viceconsejero. De ahí que el lema de esta edición sea: Joven, es tu momento, coge el testigo.

Rodríguez Ranz ha explicado que hoy en día no podría aprobarse una Declaración Universal de los Derechos Humanos, como lo fue en 1948. “Por eso hablamos de involución, de escenario de riesgo y amenaza, de futuro seriamente comprometido. Y por eso apelamos al compromiso de todos y todas, y, especialmente, al compromiso de la Juventud”, ha añadido.

A juicio del viceconsejero de Derechos Humanos, Memoria y Cooperación, “el auge de los fundamentalismos y populismos, el terrorismo internacional, el racismo, la xenofobia, la intolerancia, el integrismo, la proliferación de discursos y delitos de odio, el totalitarismo, el ultraliberalismo, el incremento de las desigualdades, los desplazamientos forzados y las crisis humanitarias, el cambio climático y las crisis medioambientales, y un largo etcétera de macrotendencias en el mundo dibujan un escenario real de riesgo y amenaza, y de involución en la defensa, protección y garantía efectiva de los derechos humanos en el mundo”.

Haciendo referencia al primer artículo de la Declaración Universal, ha añadido que “la igualdad, inclusión y no discriminación están en el centro del discurso de este año, protegiendo a los grupos más vulnerables: niños y niñas, mujeres, pueblos indígenas, personas LGBTI, migrantes y personas con capacidades diferentes”.

Para ello, ha enumerado, hay que “reconstruir mejor, más justo y más verde”, con una economía basada en los derechos humanos, con un nuevo contrato social, acabando con la injustica de las vacunas, con justicia climática y dando igualdad de oportunidades a las y los jóvenes.

Rodríguez Ranz ha dicho que se trata de “un lema, una misión y unos objetivos con los que el Gobierno Vasco se siente plenamente identificado y comprometido” y ha puesto en valor la primera área del Departamento de Beatriz Artolazabal, en el que está adscrita su viceconsejería: la Igualdad. Asimismo, ha hablado del recién presentado Plan de Convivencia, Derechos Humanos y Diversidad, Udaberri-2024, como hoja de ruta a seguir.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto