Noticias Salud

Euskadi mantiene su apuesta por la prevención, el diagnóstico precoz y los tratamientos antirretrovirales para acabar con el SIDA

29 de noviembre de 2021

Desde 1984 se han registrado más de 6.000 casos y sigue la tendencia descendente iniciada a mediados de los 90, pero el retroceso del VIH es puntual y ligado a la situación creada por la pandemia de la COVID

 

El pasado año, Osakidetza atendió con antirretrovirales a 6.106 pacientes

La Consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, ha hecho un llamamiento a no bajar la guardia frente al VIH porque, pese a su retroceso puntual en el contexto de la pandemia, a día de hoy sigue siendo un problema de salud pública sin resolver. Así, ha apostado por mantener el compromiso, tanto institucional como individual para, a través de la prevención, el diagnóstico precoz y los tratamientos actuales, seguir avanzando hacia la erradicación total del sida, después de que los objetivos marcados para 2020 a nivel mundial no se hayan cumplido. 

En vísperas de la celebración del Día Mundial del Sida, Sagardui ha recordado que desde 1984, en Euskadi se han diagnosticado 6.033 casos de sida, continuando con la tendencia descendente iniciada en los 90 gracias a la generalización de los tratamientos antirretrovirales. En 2020, hubo en Euskadi 18 nuevos casos de sida, la cifra más baja desde 1985, y Osakidetza atendió con tratamientos antirretrovirales a un total de 6.106 pacientes.

En lo que respecta al VIH, Euskadi registró en 2020 una tasa de 4,77 casos por cada 100.000 habitantes (1,17 puntos menos que la media estatal), lo que supone un descenso del 28% respecto al año anterior. Sin embargo, esa bajada está ligada a la reducción del número de relaciones sexuales de riesgo durante el confinamiento motivado por la COVID, pero contrasta con la tendencia de incremento en los diagnósticos de infecciones de transmisión sexual en los años precedentes.

La infección por VIH es mayoritariamente una infección de transmisión sexual, por lo que la prevención, fundamentalmente mediante el uso del preservativo y evitando prácticas de riesgo, sigue siendo clave. Asimismo, en más de la mitad de los casos el diagnóstico es tardío, esto es, cuando el sistema inmunitario está ya muy afectado, con una cifra inferior a 350 células CD4. Euskadi, a diferencia de otras administraciones, sigue manteniendo todas las líneas de actuación contempladas en el Plan Vasco del SIDA e ITS, cuyo propósito es, no solo prevenir los contagios, sino también mejorar el pronóstico de salud de las personas ya afectadas y evitar que las personas que ignoran estar afectadas lo transmitan sin saberlo.

 

Así, durante 2.020, se llevaron a cabo un total de 1.043 test rápidos de VIH en las farmacias de Euskadi. Osakidetza dispone de tres consultas específicas de infecciones de transmisión sexual, una en cada territorio. Además de estas consultas presenciales, ofrece una virtual on line para hombres que tienen sexo con hombres, que en 2020 aumentó significativamente su número de usuarios hasta superar los 200. También en el ámbito educativo continúa vigente el programa que aborda la prevención de todos los posibles riesgos asociados a las relaciones sexuales (VIH/sida, otras infecciones de transmisión sexual, y la prevención del embarazo no deseado). Está dirigido a jóvenes de entre 16 y 18 años, y en el curso último participaron 7.800 adolescentes de casi un centenar de centros educativos. Al mismo tiempo, el Plan Vasco mantiene la línea subvencional dirigida a las ONGs que trabajan en el ámbito del VIH y cuya labor ha querido ensalzar la Consejera Sagardui en esta fecha.

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto