Posicionamiento del Gobierno Vasco ante el acuerdo de la Cumbre del Clima en Glasgow 2021 (Consejo de Gobierno 16-11-20212)

16 de noviembre de 2021

Considerando que tras dos semanas de intensas negociaciones, al término de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima COP26 más de 190 países han alcanzado un consenso que permite completar el Reglamento del Acuerdo de París y mantener vivos los objetivos de París, dándonos la oportunidad de limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados. 

Considerando que la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha valorado que “hemos avanzado en los tres objetivos que nos fijamos al inicio de la COP26: en primer lugar, conseguir compromisos de reducción de emisiones para mantener el límite de calentamiento global de 1,5 grados. Segundo, alcanzar el objetivo de 100.000 millones de dólares anuales de financiación climática para los países en desarrollo y vulnerables. Y tercero, conseguir un acuerdo sobre el Reglamento de París. Esto nos hace confiar en que podemos ofrecer un espacio seguro y próspero para la humanidad en este planeta. Pero no habrá tiempo para relajarse: aún queda un duro trabajo por delante”. 

Considerando que en el marco del Acuerdo de París, 195 países establecieron el objetivo de mantener el cambio de la temperatura media mundial por debajo de 2°C y lo más cerca posible de 1,5°C. 

Considerando que antes de la COP26, el planeta iba camino de un peligroso calentamiento global de 2,7°C y que, en base a los nuevos anuncios, la comunidad científica estima que ahora estamos en camino de entre 1,8°C y 2,4°C de calentamiento. La COP26 ha acordado revisar sus compromisos, antes de finales de 2022, para situarnos en la senda de los 1,5°C de calentamiento, manteniendo el extremo superior de la ambición en el marco del Acuerdo de París. También ha acordado por primera vez acelerar los esfuerzos para la eliminación gradual de la energía de carbón y los subsidios a los combustibles fósiles ineficientes, y reconoció la necesidad de apoyar una transición justa. 

Considerando que la COP26 ha completado las negociaciones técnicas sobre el llamado Reglamento del Acuerdo de París, que fija los requisitos de transparencia e información para que todas las Partes hagan un seguimiento de los avances respecto a sus objetivos de reducción de emisiones. El Reglamento también incluye los mecanismos del Artículo 6, que establecen el funcionamiento de los mercados internacionales de carbono para apoyar una mayor cooperación mundial en la reducción de emisiones. 

Considerando que, en relación a la financiación del clima, el texto acordado compromete a los países desarrollados a duplicar la parte colectiva de la financiación de la adaptación dentro del objetivo de 100.000 millones de dólares anuales para 2021-2025.  

Considerando que Euskadi es referente europeo en materia de acción climática, al haber reducido sus emisiones de gases de efecto invernadero en más de un 25% desde 2005, al tiempo que su economía ha crecido más de un 20%. 

Considerando que con el Basque Green Deal, presentado en abril de 2021, Euskadi ha elevado aún más su ambición climática al comprometerse a alcanzar la neutralidad climática en 2050 y que este objetivo se convertirá en jurídicamente vinculante con la adopción y entrada en vigor de la Ley de Transición energética y cambio climático actualmente en anteproyecto. 

Considerando que el Basque Green Deal establece un objetivo intermedio de reducir las emisiones netas de GEI en al menos un 45% para 2030, en comparación con los niveles de 2005. 

Considerando que para cumplir estos compromisos el Gobierno Vasco aprobó en octubre de 2021 el Plan de Transición energética y cambio climático 2024 que recoge un paquete de 15 iniciativas para que las políticas climáticas, energéticas, de uso del suelo, de transporte y fiscales sean adecuadas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Con todo lo anteriormente expuesto, el Gobierno Vasco: 

Primero. Comparte y asume los acuerdos adoptados la Cumbre del Clima (COP 26) de Glasgow como un paso decisivo. Un acuerdo que considera imperfecto, pero histórico, por el nivel de consenso; más ambicioso y solidario que el escenario previo a Glasgow, porque aprueba un reglamento para cumplir con el Acuerdo de París y porque compromete incremento de financiación por parte de los países desarrollados para con los países más vulnerables. 

Segundo. Sitúa la transición energética-climática como un objetivo central de País. El Gobierno Vasco es consciente de constituir la primera línea de acción en la lucha contra el cambio climático y la preservación del medio ambiente en nuestro Planeta. Se compromete en la búsqueda de soluciones, la intensificación de acciones con su correspondiente financiación, a través de respuestas locales para dar solución a esta prioridad global. 

Tercero. Ratifica que el calentamiento global es una realidad incuestionable y su correcta gestión responsable conlleva co-beneficios para el medio ambiente, la salud de las personas y para un crecimiento económico más sostenible. 

Cuarto. Expresa su firme compromiso para que en el diseño y aplicación de todas las políticas públicas sea tenida en cuenta la perspectiva del impacto del cambio climático. 

Quinto. Reafirma el compromiso de Euskadi por impulsar el Acuerdo de Glasgow alcanzado en la COP 26.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Descargas medios de comunicación