El Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes incrementa en 2022 su presupuesto hasta los 564,4 millones, un 11,4% más

3 de noviembre de 2021
  • El área de Transportes, con una dotación de 365,7 millones, centrará su actuación en la mejora de la infraestructura ferroviaria, el incremento de la oferta en el transporte urbano y la Y vasca
  • Vivienda contará con un presupuesto consolidado de 266,6 millones de euros para iniciar la construcción de 1.450 viviendas de arrendamiento social, movilizar 7.600 hogares vacíos a través del programa Bizigune, cuyo canon para personas propietarias aumenta, y apoyar el pago del alquiler con ayudas –PEV y Gaztelagun- que se incrementan en un 10%
  • La regeneración urbana integral de barrios vulnerables se redoblará con seis nuevos municipios y 11 millones de euros

 

El presupuesto del Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes ascenderá en 2022 a 564,4 millones de euros, un 11,4% más que en el ejercicio anterior, con cuantías destinadas a profundizar en los tres ejes estratégicos de la consejería para la presente legislatura: la renovación, regeneración y adaptación sostenible del territorio; garantizar una respuesta integral a las personas con necesidad de una vivienda; y el impulso a una movilidad sostenible, segura y accesible para toda la ciudadanía. El área que dirige Iñaki Arriola será el segundo más inversor del Gobierno Vasco y trabajará para impulsar la sostenibilidad social y medioambiental, apostando por reducir las diferencias sociales y territoriales a través de la planificación territorial, la vivienda y la movilidad.

En términos absolutos, el área de Transportes contará con el mayor peso, 365,7 millones de euros, mientras que Vivienda dispondrá de 266,6 millones sumados los presupuestos de sus sociedades públicas (Alokabide y Visesa). El área de Planificación Territorial, por su parte, va a gestionar 19 millones de euros.

 

PLANIFICACIÓN TERRITORIAL

El área de Planificación Territorial incrementará su dotación hasta los 19 millones de euros, poniendo el acento en la regeneración urbana integral. Su presupuesto se estructura en los siguientes ejes de actuación:

  1. La Agenda Urbana de Euskadi-Bultzatu 2050. Se seguirá desplegando la agenda, integrada en la Agenda Basque Country 2030 a través de un foro de trabajo que consolidará su sistema de gobernanza.  
  2. La regeneración urbana integral es uno de los aspectos más relevantes de Bultzatu 2050 y en 2022 redoblará su actividad con un presupuesto de 11 millones de euros, más del doble que en 2021, gracias al programa Berpiztu para actuar en zonas de atención preferente.
  3. La planificación territorial mantiene el desarrollo de las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) aprobadas en 2019, con la revisión de los Planes Territoriales Parciales y los Planes Territoriales Sectoriales. En 2022 se avanzará con la tramitación del PTS del Litoral y los PTP de Álava Central y Laguardia-Rioja Alavesa. Asimismo, se iniciará el proceso para el PTS de Turismo y los PTP de Alto y Bajo Deba.
  4. La apuesta por la integración de la perspectiva de género en el planeamiento territorial y el urbanismo se mantiene tanto a través de una línea de subvenciones para los municipios de 000 euros en 2022 como a través de una guía en la que se avanza con Emakunde.

El presupuesto destinado a la regeneración urbana asciende a 11 millones de euros que permitirán sumar a los cinco barrios ya en marcha (Otxarkoaga, en Bilbao; Txonta, en Eibar; Aramotz, en Durango, Basaundi Bailara, en Lasarte-Oria; y Andonaegi, en Pasaia) otros seis municipios: Abanto-Zierbena, Portugalete, Santurtzi, Valle de Trapaga, Amurrio y Orduña, a la espera de confirmar la participación de Llodio.

En materia normativa, se avanzará para aprobar el decreto de estándares urbanísticos.

 

VIVIENDA

 

El presupuesto del Departamento destinado al área de Vivienda, ascenderá en 2022 a 171,7 millones de euros, diez más que en 2021, para apostar por el alquiler, el derecho subjetivo a la vivienda y una nueva etapa en la gestión de prestaciones. El presupuesto consolidado para vivienda, que incluye los de las sociedades públicas Visesa y Alokabide, será de 266,6 millones.

De este importe, el 76% es gasto directamente imputable a políticas de alquiler y el 24% a políticas de rehabilitación urbana. Esto significa que, en términos netos, descontando la rehabilitación, el 100% del gasto directo del programa de vivienda se asigna a políticas de alquiler.

El Plan Director de Vivienda 2021-2023, que se presentará y debatirá en las próximas semanas en el Parlamento, marca la estrategia para responder a los retos en esta materia, teniendo en cuenta el contexto que ha emergido con la pandemia y también la futura regulación estatal. Sus ejes:

  1. Dar pasos decisivos para garantizar el Derecho Subjetivo a la Vivienda (DSV) y desarrollar las herramientas que recoge la Ley vasca de Vivienda. En 2022 se espera dar uno de los pasos más importantes en el desarrollo de esta ley, avanzando en el decreto de Derecho Subjetivo a la Vivienda. Se estima en 000 el número de hogares que tendrán reconocido el DSV al cierre de ejercicio, un derecho que se satisfará adjudicando viviendas en alquiler gestionadas por Alokabide, tanto del parque propio como captadas por el programa Bizigune o las de nueva construcción, y también mediante el pago de la prestación económica de vivienda (PEV). La partida destinada a cubrir las prestaciones económicas de vivienda se ha dotado con una partida ampliable de 5 millones de euros. Sumando la PEV y la prestación complementaria de vivienda vinculada a la RGI (PCV), el Gobierno Vasco aportará ayudas a 29.000 unidades convivenciales. Todas ellas verán incrementada por primera vez en una década la cuantía de ambas prestaciones, hoy en 250 euros mensuales, a 275 euros (un incremento del 10%).
  1. Incrementar la oferta pública de alquiler asequible. El Departamento prevé iniciar 450 viviendas de protección pública y alojamientos dotacionales en alquiler, que se suman a las 2.237 en construcción. 250 los promoverá la propia consejería, 500 Visesa, 100 los entes locales y 600 la iniciativa privada y la social para promover alquiler asequible. Además de impulsar nuevas construcciones para aumentar el parque público, el Departamento seguirá promoviendo la movilización de viviendas deshabitadas de particulares, que pueden acogerse a programas como Bizigune o ASAP. La previsión es que al cierre de 2022 Bizigune cuente con 7.600 viviendas captadas, con una aportación récord a Alokabide para ello de 34,8 millones de euros. El canon máximo a percibir por las personas propietarias que cedan pisos vacíos aumentará también, de 600 a 650 euros mensuales.

El Departamento mantiene el afán por favorecer la emancipación de las personas jóvenes apoyando el pago de su alquiler en el parque de viviendas privado. Para ello se materializará el incremento de la ayuda Gaztelagun –al igual que la PEV y la PCV- de 250 a 275 euros mensuales. El programa pasa a ser estructural del Gobierno y, además de incrementar su ayuda mensual, amplía el universo de personas solicitantes gracias al incremento de renta máxima materializado en octubre. Todo ello permitirá alcanzar a 3.500 jóvenes en 2022 –con un presupuesto de 8 millones de euros-. Además, se establecen cupos de hasta el 40% para jóvenes no solo en viviendas protegidas y en alojamientos dotacionales, sino también en viviendas cedidas por particulares en el programa Bizigune.

La suma de ayudas económicas al alquiler y de adjudicaciones de vivienda protegida en arrendamiento (el parque público de Euskadi ascenderá a 27.500 viviendas), harán que más de la mitad de las familias que están en alquiler en Euskadi en 2022 cuenten con apoyo público directo.

Se adquirirán nuevos suelos para 1.100 viviendas protegidas de alquiler, con una partida de 14,6 millones de euros, se destinarán 10 millones en créditos de pago y compromiso para comprar edificios y viviendas –a los que se suman otros 20 millones de Alokabide para el mismo fin- y se dotará de una red de inserción social a para entidades públicas y el tercer sector con la cesión de 175 viviendas, otras 50 para luchar contra el sinhogarismo, 50 ante desahucios y 35 para casos de violencia de género.

  1. Hacer de la rehabilitación integral de viviendas edificios una herramienta para la eficiencia energética y la lucha contra el cambio climático. El Departamento cuenta para ello desde septiembre con la nueva normativa de ayudas a la rehabilitación, que unifica las existentes, incrementa las cuantías, apuesta por la eficiencia energética que plantea el Plan de Reconstrucción y Resiliencia de la UE y crea nuevas líneas para impulsar la accesibilidad. Las ayudas pretenden dar un impulso a la rehabilitación y alcanzar una ratio de 2,5% de edificios rehabilitados del total del parque vasco el próximo año, con 39 millones en créditos plurianuales, sin contabilizar los fondos europeos, actuando sobre 4.225 edificios (26.195 viviendas) a través de subvenciones y préstamos, con mejoras de accesibilidad en 5.100 viviendas gracias a 820 ascensores, y con 2.155 edificios de 12.600 viviendas con proyectos de rehabilitación integral eficiente.

Asimismo, el Departamento avanzará en la ejecución del plan Zero Plana de rehabilitación y descarbonización del parque público de alquiler que gestiona Alokabide, dentro del PCTI.  Una actuación ambiciosa que plantea una inversión de más de 200 millones de aquí a 2050, y a la que se destinan 3,4 millones para abordar proyectos y obras en 3 edificios en 2022.

 

TRANSPORTES 

El área de Transportes contará con un presupuesto total de 365,7 millones de euros.  

La Dirección de Planificación del Transporte va a disponer 97 millones de euros, la mayor parte de los cuales, 91 millones, van destinados a Euskotren. Al desarrollo de transporte de mercancías y personas se destinarán 3,4 millones, de los que 2,4 se centrarán en impulsar las autoridades del transporte de Euskadi, Gipuzkoa y Álava, así como la interoperabilidad de los títulos de pago. En el plano normativo, se remitirán para su aprobación por el Consejo de Gobierno, como paso previo para su tramitación parlamentaria, los anteproyectos de Ley de Movilidad Sostenible y Ley de Transporte por Cable.

La sociedad pública Euskotren-Ferrocarriles Vascos contará con un presupuesto total de 107,8 millones y contempla la incorporación y formación de plantillas para el tranvía de Bilbao y el de Vitoria y la contratación de 4 unidades de ferrocarril para la futura puesta en servicio de la variante subterránea del Topo en Donostialdea.

La Dirección de Infraestructuras del Transporte va a disponer de 212,4 millones de euros. A esta cantidad hay que añadirle las encomiendas de gestión de 48,2 millones de euros para impulsar la nueva red ferroviaria y de 8,1 millones para la Variante Sur Ferroviaria, lo que suma 268,7 millones de euros.

Las principales actuaciones de esta Dirección:

  1. La mejora de la infraestructura ferroviaria, a la que se destinan 129 millones de euros. En este capítulo destaca la continuación de la Pasante Soterrada del Topo en Donostia (25,3 millones de euros); el tramo Altza–Galtzaraborda (17,6 millones de euros); la nueva estación de Zarautz y el apeadero de San Pelayo (5,9 millones de euros); las renovaciones de vía (8,6 millones); la mejora general de estaciones, infraestructuras y seguridad (4,6 millones); y la mejora de líneas transferidas (3,9 millones de euros). En el momento en que se confirmen los fondos europeos, se licitarán los trabajos de Eibar-Azitain.
  1. El incremento de la oferta ferroviaria en el transporte urbano, mediante las actuaciones necesarias para el desarrollo, adecuación y mejora de la infraestructura tranviaria con 14,2 millones de euros. Aquí se encuentran la recta final de la ampliación en Vitoria-Gasteiz del tranvía al barrio de Salburua (13,5 millones de euros); y la tranviarización en Bilbao del tramo Atxuri- Bolueta (0,7 millones de euros) cuya puesta en servicio está prevista para primavera. Se finalizarán los estudios informativos de las ampliaciones del sistema tranviario de Bilbao (Zorrozaurre, nuevas cocheras y cierre del anillo tranviario) y Vitoria-Gasteiz (Zabalgana y nuevas cocheras). Asimismo, se destinarán 260.000 euros a la implantación del BEI (el bus eléctrico inteligente) en Donostia, con un nuevo convenio pero con el mismo apoyo económico por parte del Departamento. En Leioa se avanza en la creación de un sistema de transporte eléctrico con el Ayuntamiento para la línea Leioa-UPV/EHU y en Vitoria-Gasteiz el presupuesto reserva 3,8 millones para la unidad funcional de carga que hará que toda la línea esté electrificada a lo largo de 2022.
  1. Garantizar el servicio de transporte de la red de metro en colaboración con las entidades competentes con un presupuesto de 66,8 millones de euros. La partida fundamental es la aportación al Consorcio de Transportes de Bizkaia (61 millones de euros), que opera el Metro de Bilbao. También se continuará con el desarrollo de las líneas 4 y 5. 
  1. La Nueva Red Ferroviaria Vasca contará para su avance con un presupuesto de 51,9 millones de euros, 48,2 de ellos en créditos de gestión de la encomienda del Estado que asume el Gobierno Vasco y 3,7 millones de financiación propia. Entre las principales actuaciones de la Y vasca, en 2022 se avanzará en el tramo Hernani-Astigarraga, la estación de Atotxa, la de Ezkio-Itsaso y se licitarán las obras del apeadero de Astigarraga.  
  1. Fomento del tránsito ferroviario de mercancías y la conectividad de Puertos. Con 8,2 millones de euros, las actuaciones se centrarán en licitar los proyectos constructivos de varios tramos de la Variante Sur Ferroviaria. También se avanzará en la conexión del puerto de Pasaia y las plataformas logísticas de Lezo y Júndiz
Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto