El Gobierno Vasco aprueba el Plan de Transición Energética y Cambio Climático 2021-2024

26 de octubre de 2021
  • El Plan de Transición Energética y Cambio Climático 2021-2024 aprobado hoy incluye 15 iniciativas emblemáticas para avanzar en la neutralidad climática en 2050, lograr un territorio mejor adaptado a los efectos del clima e impulsar la transversalidad de la acción climática y la transición energética en todas las políticas 
  • El Gobierno Vasco, a través del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, destinará 305 millones de euros a financiar estas iniciativas 

El Gobierno Vasco ha dado hoy luz verde al Plan de Transición Energética y Cambio Climático 2021-2024 con el objetivo de alcanzar los objetivos de reducción de emisiones y refuerzo de las energías renovables y de adaptar el territorio a los impactos del cambio climático; un plan que se aprueba como paso previo a la primera Ley de Transición Energética y Cambio Climático de Euskadi, actualmente en proceso de tramitación. En concreto, el Plan aprobado hoy por el Gobierno Vasco con horizonte en el año 2024 busca reducir en un 30% la emisión de gases de efecto invernadero; lograr que la cuota de energías renovables represente el 20% del consumo final de energía; y asegurar la resiliencia del territorio vasco al cambio climático. 

El Plan identifica los ámbitos prioritarios de actuación en relación, por un lado, con la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero, desde la búsqueda de la eficiencia energética, la economía circular, la regeneración urbana y el impulso de un nuevo modelo energético basado en el aprovechamiento de las energías renovables junto con el papel de los sumideros de carbono. 

Por otro lado, también contempla actuaciones para la adaptación al cambio climático involucrando al sector primario, el medio natural, el litoral o los recursos hídricos, entre otros. Además, pone el foco en la importancia de algunos sectores a la hora de incrementar la resiliencia de la población, como son la ordenación del territorio y el urbanismo, y el estado y gestión de las infraestructuras esenciales. 

Asimismo, es destacable la importancia que adquiere en este Plan la previsión y la anticipación ante los riesgos, de cara a contar con un buen sistema de alerta ante situaciones extremas y con recursos suficientes para hacerles frente. Por ello, el refuerzo de las emergencias, la protección civil y el sistema de salud se establecen como elementos clave en este documento.  

El Plan se estructura en tres ejes principales dirigidos a alcanzar la neutralidad, la resiliencia del territorio y la transversalidad de la acción climática y la transición energética; y nueve líneas de actuación, las cuales recogen 15 iniciativas emblemáticas englobadas en ámbitos de trabajo específicos, como las energías renovables, la regeneración urbana o la economía circular; en en sectores como la industria, el sector primario, o las emergencias; y en ámbitos transversales y necesarios, como la innovación o la transición justa. 

Para el desarrollo del Plan de Transición Energética y Cambio Climático 2021-2024, el Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente destinará 305 millones de euros. 

Algunos ejemplos de actuaciones concretas que se llevarán a cabo en el marco de este Plan son:

  • La aprobación de la Ley de Transición Energética y Cambio Climático de Euskadi, actualmente en proceso de tramitación
  • El apoyo a las actuaciones de sostenibilidad en edificios públicos, alumbrado público y parque móvil en la administración local
  • La convocatoria de ayudas para el desarrollo de proyectos de innovación climática y proyectos de adaptación y mitigación en municipios y comarcas
  • La gestión y seguimiento de la planificación de las energías renovables, la ampliación del área de ensayos de BIMEP
  • La promoción de proyectos de energía eólica marina a través del programa de ayudas anual del EVE
  • El impulso a la creación de cooperativas ciudadanas de generación de energía a través de EKIOLA
  • El impulso de los primeros proyectos de producción de hidrógeno verde
  • El fomento de la movilidad sostenible y uso de modos de transporte más eficientes
  • La incentivación a través de programas de ayudas a inversiones en rehabilitación de la envolvente térmica y de las instalaciones en edificación existente
  • El desarrollo de hojas de ruta en economía circular
  • La promoción de proyectos de absorción, desarrollando y canalizando programas de ayudas para incrementar la capacidad de sumidero de Euskadi
  • La actualización del Plan Territorial Sectorial (PTS) Litoral incluyendo escenarios de cambio climático
  • La elaboración de un catálogo de soluciones basadas en la naturaleza en diferentes escalas, orientadas a dar respuesta a las principales amenazas climáticas de Euskadi

 15 iniciativas emblemáticas 

El Plan de Transición Energética y Cambio Climático 2021-2024 es una herramienta pionera con la que Euskadi refuerza su compromiso con el cumplimiento de los objetivos acordados internacionalmente para tratar de reducir la velocidad en la que está cambiando el clima y aumentar la capacidad de respuesta ante sus efectos, los cuales son ya apreciables en diferentes ámbitos. El sur de Europa se ha identificado como una de las zonas más vulnerables y Euskadi ha establecido la acción por el clima como uno de sus ejes prioritarios. 

Las 15 iniciativas emblemáticas recogida en el Plan se marcan el objetivo de lograr una ordenación ejemplar del territorio para el desarrollo de las energías renovables; convertir Euskadi en un referente internacional en energías oceánicas; posicionar a la industria vasca en la vanguardia del desarrollo tecnológico de las infraestructuras eólicas terrestres y marinas; facilitar la implantación de instalaciones de energía solar fotovoltaica ante un futuro eléctrico y renovable; y crear un ecosistema de producción, distribución y consumo de hidrógeno en Euskadi. 

Otras iniciativas son la movilidad sostenible, estableciendo un modelo de transporte que dé respuesta a los compromisos energéticos y ambientales para los próximos años; el impulso a la rehabilitación energética del parque de edificios; la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a través de la economía circular; el aumento del potencial de los sumideros de carbono, pieza clave para la neutralidad climática; y la construcción de una Red Natura 2000 vasca resiliente al cambio climático, potenciando su papel como sumidero de carbono. 

Finalmente, se pretende potenciar la preparación de municipios e infraestructuras costeras para el reto del cambio climático; desplegar soluciones basadas en la naturaleza como fuente de innovación para la resiliencia de los municipios; lograr que la población esté preparada para la adaptación al cambio climático y una transición energética justa; desarrollar una ley de transición energética y cambio climático que sitúe a Euskadi entre las primeras regiones adaptadas al contexto normativo actual y que le permita ser un territorio climáticamente neutro y resiliente al cambio climático, realizando una transición justa; y conseguir una administración pública que sea un modelo para la transición energética y la resiliencia de la sociedad vasca.

Orden del día

 Dossier de prensa

2 comentarios
  • 26 de octubre de 2021

    Ez baztertu hondakinetatik eta zaborretatik ateratako beste belaunaldi bateko erregaiak, esaten den bezala, iparraldeko herrialdeetan, zaborra inportatu arte. Isuriak atzemateko politikekin, azpiproduktu bihurtu ahal izateko.

  • 26 de octubre de 2021

    No descartar combustibles de otra generación a partir de residuos y de la basura como se dice se hace en países del norte hasta deben importar basura. Con políticas de captura de emisiones a poder ser transformación en subproductos.

Los comentarios en este documento están cerrados