Arantxa Tapia: Análisis y valoración sobre Costes Energéticos (Consejo de Gobierno 13-10-2021)

13 de octubre de 2021

Son ya casi diez años reclamando una política energética ligada a la política industrial, y estos días se ha evidenciado en Euskadi lo que supone el impacto del precio de la energía en la industria, motor de la economía y razón de nuestro estado del bienestar.

En todo caso, la preocupación de este Gobierno por los costes energéticos no se atribuye exclusivamente al ámbito industrial, porque somos muy conscientes de la vulnerabilidad de una parte de la sociedad que es atendida desde las políticas sociales del conjunto de instituciones.

La industria es dependiente de las condiciones de acceso a la energía, y la recuperación y el empleo se ven amenazados por el alza de precios. Nuestras plantas de fabricación continuarán en funcionamiento dependiendo de cómo afrontemos este debate.

El aumento del coste de la energía nos pone frente a frente con nuestras contradicciones. Y queremos proponer una estrategia energética que defienda nuestra realidad industrial.

No es intención del Gobierno Vasco ser meros observadores, ni nos vamos a esconder tras el argumento de que la formación del precio de la energía compete a otros. Nos compete, y mucho, porque las industrias electro-intensivas están en nuestros pueblos y nos compete porque son nuestros empleos.

Llega el invierno y las condiciones del mercado pueden empeorar. Un aumento de demanda con una oferta constante o incluso decreciente nos empuja irremediablemente a una escalada de precios.

Estamos elaborando un análisis de situación en el que se tienen en cuenta aspectos estructurales y aspectos coyunturales de urgencia porque hay que actuar ya, y necesitamos activar y colaborar en los diferentes niveles institucionales, y de la mano de las empresas que forman parte de la demanda, y también de la oferta. Sin prejuicios ni demonizaciones, en clave constructiva y realista.

Estamos ultimando un informe de medidas técnicas que vamos a trasladar tanto al Gobierno de España como a la Comisión Europea. Un Informe en el que Euskadi asume también compromisos.

En definitiva, un análisis con actuaciones para reducir la demanda, aumentar la oferta y compensar la volatilidad del mercado. Un planteamiento de actuación conjunta que aporte ESTABILIDAD.

Este informe conjuga medidas de corto y de medio/largo plazo en los tres niveles de actuación: Europa, España y Euskadi. 

El planteamiento al Gobierno de España pasa por reiterar la necesaria apuesta por la política industrial en el tratamiento de la energía, estableciendo, por ejemplo, una carencia temporal por la totalidad de los cargos eléctricos y que estos sean financiados por el Estado. Se tratarían de la eliminación y/o aplazamiento temporal de aspectos, a día de hoy, recogidos en de la factura eléctrica como las primas a las renovables, los extracostes no peninsulares, la anualidad del déficit tarifario, etc., que pasarían a ser asumidos directamente por el Estado. 

Se podría incidir aún más en el fomento de un mercado a plazo, que no dependa del precio diario ni de su volatilidad para que la industria disponga de referencias de precios que les permiten actuar con una mejor planificación; así como medidas asociadas a parámetros de retribución a las instalaciones de renovables, cogeneración y residuos; a incrementar la compensación de los costes indirectos del CO2 de la industria; revisar el calendario tarifario eléctrico actual, y aspectos ligados a la retribución por gas natural y CO2, de manera que no se penalice los contratos bilaterales a plazo no referenciados a mercado diario. 

El precio del gas está siendo un condicionante de relevancia a la hora de establecer los costes que hoy padecemos, y en este sentido, además de los aspectos más técnicos y que serán tratados con el Gobierno de España, consideramos urgente elaborar un Plan de contingencia especial de seguridad de suministro de gas natural para los próximos meses. Máxime con el cierre del gasoducto del Magreb anunciado para finales del mes de octubre. 

Cara a la Comisión Europea, queremos abordar aspectos ligados al ajuste de carbono en frontera para evitar la pérdida de competitividad de nuestra industria respecto a la de terceros países menos exigentes en cuanto a emisiones de CO2; el posible uso de los recursos propios de gas natural existentes a nivel europeo; acompañando la transición energética y la penetración de las renovables en el mix energético, la seguridad de suministro y abastecimiento energético a Europa, que numerosas ocasiones se ve condicionada por tensiones de carácter geopolítico como puede ser el caso Rusia o del gasoducto Tarifa-Magreb como consecuencia de las tensión entre Argelia y Marruecos. 

Euskadi intensificará la eficiencia energética y con las renovables

Ahora bien, entendemos que también desde Euskadi podemos aportar y contribuir a diseñar un sistema más estable, más eficiente y sostenible.

Por eso, redoblamos, hoy más que nunca, nuestro compromiso por una estrategia energética a medio-largo plazo, alineada con las recomendaciones y directrices europeas.

Principalmente, dos líneas de trabajo, como son la Eficiencia Energética y el impulso a las energías renovables. No son apuestas nuevas, aunque urge intensificaras y acelerarlas.

Actuaremos sobre la demanda, reduciéndola a base de mejorar la eficiencia energética. Y actuaremos sobre la oferta, potenciando la generación y almacenamiento de renovable. 

Para ello, abordamos:

  1. Medidas de eficiencia energética en la industria.
  2. Eficiencia energética en el parque de viviendas y edificios en general.
  3. Incremento de la generación con energías renovables de todo tipo y proyectos de dimensiones diferentes. Acelerar tramitaciones y financiación.
  4. Trabajar proyectos de generación de gases renovables como el biogás o hidrogeno.
  5. Fomentar proyectos de autoconsumo. Experiencias innovadoras como el proyecto EKIOLA.
  6. Investigar y establecer medidas de almacenamiento de energía mediante baterías y/o hidrógeno.
  7. Facilitar la tramitación de todos los expedientes de conexiones eléctricas y gasistas transeuropeas.

Es urgente acometer cambios, no de cualquier manera, pero desde el realismo. La cruda realidad que estamos padeciendo nos interpela y nos está exhibiendo nuestras propias incoherencias.

Traslado al Gobierno de España y a la Comisión Europea

Esta situación nos preocupa y nos ocupa. Por eso vamos a compartir este análisis y el informe definitivo que estamos ultimando, primero, con los sectores industriales más vulnerables, en una reunión que mantendremos este mismo viernes.

Trasladaremos en persona el próximo lunes esta reflexión al Vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, y a la vicepresidenta tercera y Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera aprovechando su presencia en Euskadi.

Y trasladaremos también esta preocupación y reflexión a las principales empresas eléctricas con quienes consideramos necesario un cauce de conversación sincero y colaborativo.

Conclusión

Euskadi necesita producir más energía.

Euskadi necesita acceder a energía que no produce en condiciones competitivas de mercado.

Solo generamos en 8,6% de la energía que producimos.

Si no actuamos, las consecuencias las padecerán las generaciones venideras con menos industria, menos empleo, y con un bienestar que se verá resentido.

Es necesario acordar, tal y como ya señaló el Lehendakari en el inicio del curso político, un Pacto de País, participado por el ámbito político, el social y empresarial que, en definitiva, nos permita impulsar nuestro Basque Green Deal con un modelo de desarrollo inclusivo y sostenible.

Vitoria-Gasteiz, 13 de octubre de 2021

Todavía no hay comentarios
  • ¿Algo que decir?… comenta esta noticia