La brecha salarial en Euskadi se sitúa en 7.213 euros de diferencia media anual entre hombres y mujeres

15 de septiembre de 2021
  • La brecha ha disminuido en 1,7 puntos desde 2015, aunque aún es del 22,6%: la ganancia media anual de los hombres es de 31.790 euros y el de las mujeres de 24.757 euros
  • El próximo sábado, 18 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Igualdad salarial entre mujeres y hombres establecido por Naciones Unidas.

 

 

Según el último informe publicado por Emakunde-Instituto Vasco de la Mujer, “La brecha salarial en la Comunidad autónoma Vasca”, la brecha salarial de hombres y mujeres en la Comunidad Autónoma Vasca se sitúa en un 22,6%, un porcentaje que desde 2015 se ha reducido en 1,7 puntos. Los datos para realizar este informe han sido obtenidos de la última Encuesta Cuatrienal de Estructura Salarial (EAES) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2020, siendo esta la última encuesta cuatrienal publicada con salarios desagregados por sexo.

En concreto, la diferencia salarial en la ganancia media anual de mujeres y hombres es de 7.213 euros. Los hombres ganan de media al año 31.970 euros y las mujeres 24.757 euros. La ganancia anual por persona trabajadora en la Comunidad Autónoma Vasca fue de 28.470 euros, la mayor del Estado. Respecto a la ganancia media por hora, que es el indicador que se utiliza en la medición europea, la brecha salarial en la CAE es del 9,55%, menor también, por tanto, a la registrada en 2015, que era del 12,83%.  Según sector de actividad, la mayor brecha salarial se localiza en el sector servicios (21,8%), seguida del industrial (17,2%). En el informe publicado por Emakunde en su página web se pueden consultar todos los datos.

Izaskun Landaida, directora de Emakunde, ha recordado que la brecha salarial “es un problema estructural que reproduce y perpetúa la desigualdad de mujeres y hombres en nuestra sociedad”, y, por tanto, es responsabilidad de todos los agentes sociales y las administraciones contribuir a su eliminación. En palabras de Landaida, “la brecha salarial es un problema complejo, de carácter estructural y multidimensional cuyo abordaje requiere también una respuesta integral y ha de venir de todos los agentes y ámbitos implicados”. Desde la administración, este  compromiso se plasma en la Estrategia y Plan operativo de acción para reducir la brecha salarial en Euskadi que impulsa el departamento de Igualdad, Justicia y Políticas sociales a través de Emakunde, y a la que los distintos departamentos del Gobierno contribuyen con sus acciones contra la brecha.

Una vez realizada la evaluación del Plan de Acción 2019-2020, se está actualmente en fase de actualizar el diagnóstico y plantear un nuevo plan de acción 2021-2025. Entre las medidas completadas hasta ahora destacan aquellas relacionadas con incrementar el número de inspecciones para corregir posibles discriminaciones salariales por razón de sexo, informar a trabajadoras y trabajadores sobre el derecho a la no discriminación salarial por razón de sexo y ofrecer incentivos para integrar a un mayor número de mujeres en estudios de carácter técnico y tecnológico, entre otras.

Por otro lado, con el objetivo, entre otros, de contribuir, a la reducción de la brecha salarial, Emakunde anualmente convoca ayudas dirigidas a las empresas para subvencionar la contratación de consultoras homologadas que les presten asistencia técnica en la elaboración de un diagnóstico y un plan de igualdad. La cuantía de esta subvención se ha doblado este año, pasando de 200.000 a 400.000 euros. En palabras de Landaida “además de otras medidas es necesario introducir en las empresas la cultura de la igualdad y la realización de diagnósticos y planes de igualdad permite importantes avances en este sentido”.

 

Todavía no hay comentarios
Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto