URA avanza en el acondicionamiento hidráulico del puente de Altzarrate en Llodio con la demolición del puente actual

3 de septiembre de 2021
  • Los trabajos comenzaron en junio con la adaptación y desvío de los servicios afectados y esta semana se ha trabajado en la demolición del puente actual
  • Los trabajos se realizarán de forma que la afección al medio sea la menor posible

La Agencia Vasca del Agua-URA, ente público del Gobierno Vasco, avanza en las obras de defensa ante inundaciones en el puente de Altzarrate de Llodio dentro las actuaciones de mejora en materia hidráulica en el Nervión. Tras comenzar en junio con el desvío de los servicios afectados se trabaja ahora en la demolición del puente actual que genera la sobreelevación de la lámina de agua inmediatamente aguas arriba aspecto que convertía este elemento en uno de los puntos más sensibles a tener en cuenta en la gestión de las crecidas en la cuenca.

Esta actuación dará paso a la sustitución por un puente de hormigón y acero corten, sin apoyos en el cauce, de 25 m de luz y una anchura del tablero de 18 m que acogerá tráfico peatonal, y de vehículos a motor. Asimismo, la nueva infraestructura permitirá reponer servicios y acondicionar usos nuevos, como la recogida neumática de residuos, que unirá la infraestructura existente en la margen izquierda con la margen derecha, poniendo en marcha el servicio.

El  trabajo de demolición se realizará de manera que la afección tanto a las aguas como a la flora y fauna de la zona sean la mínima posible. Con objeto de evitar caida de material al cauce, la maquinaria se instalará fuera del cauce y se contará con sistemas de recogida de residuos.

Las obras de acondicionamiento hidráulico del puente de Altzarrate fueron adjudicadas por un presupuesto de 1.599.684,22 y un plazo de ejecución de 7 meses.

El puente está diseñado para facilitar el fluir de caudales de importantes avenidas (periodo de retorno de 500 años, T500), y dotar de mayor  seguridad a las personas y a la actividad del  entorno.

Al respecto, cabe mencionar que la cara inferior del tablero estará  sito a una cota 119,95 m y la cota de la lámina de agua de la avenida para la que se ha diseñado (T500) es de 119,30 m. El objetivo es evitar que los caudales más voluminosos puedan entrar en carga al paso por la nueva infraestructura y favorecer el tránsito de los flotantes voluminosos que pudiera acarrear la corriente.

2 comentarios
  • 3 de septiembre de 2021

    Berrantolaketarik ezean, elementuen aurka borrokatzen saiatu behar da, ibilgu garbiak diren aldetik, bai eta ondo kudeatutako basoen eta ibilguan emaria artifizialki handitzearen aurka ere, baita jasotze-dorreen bidez ere, ondoren energia sortzeko, bildutako urak hustuta eta kudeatuta. Etorkizuneko inpaktuak ondo neurtzea ez da alferrikako lana; izan ere, gune batzuetan baliteke askoz ere mitazio-egokitzapen gehiago ezin esku hartzea, eta beste bizileku bat eman behar zaie.

  • 3 de septiembre de 2021

    Todo lo que sea a falta de reordenación tratar de mitigar luchando contra los elementos como cauces limpios al igual que los bosques bien gestionados y aumento artificial de caudal sobre el curso incluso con torres de elevación sirvan para generar energía posterior con vaciado y gestión de las aguas captadas. Medir bien impactos futuros no sea trabajo en balde pues hay zonas puede no se pueda intervenir mucho más mitigación-adaptación y hay que darles solución realojo.

Los comentarios en este documento están cerrados
Cargos asistentes al acto