La sociedad vasca se muestra abierta a aceptar la diversidad, pero oculta actitudes menos tolerantes con determinados colectivos

6 de julio de 2021
  • La ciudadanía vasca obtiene 72,7 puntos sobre 100 en una escala de apertura a la diversidad social, según el informe ‘Discriminación y Diversidad en la CAE: perspectivas, ámbitos y colectivos’, elaborado por Ikuspegi – Observatorio Vasco de Inmigración
  • Se registra una mayor resistencia hacia las personas gitanas y extranjeras
  • Un 24,4% de la población vasca declara haber sido discriminada en algún momento de su vida
  • El documento concluye que los vascos y vascas tienen “actitudes positivas hacia la diversidad, aunque queda trabajo por hacer”

Vitoria-Gasteiz, 06/07/2021

La discriminación sigue siendo uno de los retos de las sociedades modernas, que se caracterizan por una diversidad cada vez más creciente. La sociedad vasca no es ajena a estos procesos, de ahí que haya una necesidad de gestionar las diversidades en clave positiva. En este sentido, el estudio Discriminación y diversidad en la CAE: perspectivas, ámbitos y colectivos refleja que la sociedad vasca se muestra más abierta a la diversidad, aunque todavía “queda trabajo por hacer” principalmente con colectivos como la comunidad gitana o la población de origen extranjero.

El estudio destapa que “el 24,4% de la población vasca declara haber sido discriminada en algún momento de su vida”. Este porcentaje es superior en el caso de las mujeres –un 28,9% se ha sentido discriminada– y menor entre los hombres –19,6%–. Los motivos más mencionados son los relacionados con ser mujer, el origen o la edad.

El trabajo ha sido realizado por Ikuspegi – Observatorio Vasco de Inmigración, de la UPV/EHU, con la colaboración del Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales de Beatriz Artolazabal, y aporta una valoración sociológica de la Encuesta sobre percepciones y actitudes en torno a la discriminación en Euskadi 2020 (EPADE 2020).

“En general”, recoge en el informe de Ikuspegi, “la sociedad vasca se caracteriza por una menor presencia de la discriminación, tanto percibida como vivida, y al mismo tiempo, por una mayor apertura hacia la diversidad”.

En este sentido, se apunta que el índice vasco de apertura hacia la diversidad BOPI (Basque Open-mindness Index) asigna 72,7 puntos a la sociedad vasca en una escala de 0 a 100, “donde 100 significaría la plena aceptación ciudadana de la diversidad social”, dice el informe. A este respecto añade: “Este dato, aunque indique que hay margen de mejora, es sin duda propio de una sociedad abierta, inclusiva y tolerante con el conjunto de su diversidad social”.

Sin embargo, este estudio sobre las percepciones y actitudes de la ciudadanía vasca también destapa que hay algunas actitudes “menos tolerantes” hacia los dos colectivos ya citados: población gitana y personas de origen extranjero.  Estos grupos sociales se perciben también como los más afectados en el acceso al ámbito residencial.

“La discriminación residencial es, con diferencia, la que se percibe en mayor medida, seguramente porque se sufre de manera flagrante por parte de algunos colectivos y porque se enmarca en un mercado residencial salvaje que apenas considera la vivienda un derecho”, afirma el estudio, que en este punto también añade a los jóvenes como grupo damnificado. En concreto, el 82,2% de la población vasca opina que no existen las mismas oportunidades a la hora de acceder a una vivienda en alquiler.

Por lo que se refiere al mercado laboral, en este apartado, la discriminación se centra en otros grupos; en este caso, principalmente en las mujeres. “La desigualdad laboral entre hombres y mujeres es reconocida por la sociedad vasca, especialmente en el acceso a los puestos de responsabilidad”, recoge Ikuspegi. Así, el 78,1% de la población vasca es consciente de que no todas las personas tienen las mismas oportunidades a la hora de acceder a un puesto de trabajo. El 77,6% también percibe desigualdad de trato en el acceso a un puesto de responsabilidad. Esta desigualdad se percibe en mayor medida en el caso de las mujeres y de las personas extranjeras y gitanas.

Y en cuanto a la discriminación sexista, destaca de nuevo la percepción del techo de cristal, pero también “la identificación de experiencias personales de discriminación sexista vividas en la calle”.  En este sentido, una de cada tres mujeres encuestadas (32,2%) cree que la discriminación sexista en Euskadi es bastante o muy frecuente, mientras que la mayoría (65,8%) la considera poco o nada frecuente. No obstante, se advierte que las mujeres muestran, en comparación a los hombres, mayor percepción de la discriminación sexista.

En lo que se refiere al ámbito laboral, un 42,5% de las mujeres vascas cree que su condición de mujer le perjudica en el acceso a un puesto de trabajo, y más de la mitad (55,5%) lo considera un condicionante negativo a la hora de acceder a un puesto de responsabilidad.

Aun así, la investigación también subraya que la discriminación debe analizarse desde la combinación de varios factores, que unidos agravan la vulnerabilidad de algunos colectivos: sexo/género, edad y nacionalidad; sin olvidar los recursos económicos y/o la apariencia física que no se ajuste a los estándares actuales.

Jornada Técnica en Bilbao

La Sala Baroja del Bizkaia Aretoa acogerá mañana una jornada técnica sobre Diversidad y discriminación en Euskadi, que contará con la participación de diferentes personas expertas de Ikuspegi, la UPV/EHU, Begirune Fundazioa y Red Eraberean. La jornada está dirigida para un grupo cerrado de especialistas que participará con invitación previa y será el marco para presentar los resultados del Análisis de la encuesta sobre percepciones y actitudes en torno a la discriminación en Euskadi”, de 2021, así como las conclusiones de algunos de los capítulos del estudio Discriminación y Diversidad en la CAE: perspectivas, ámbitos y colectivos.

La apertura correrá a cargo de la directora de Derechos Humanos, Víctimas y Diversidad del Gobierno Vasco, Monika Hernando, a quien le sucederán cinco ponencias que abarcarán temas como Actitudes en torno a la discriminación en Euskadi 2020; Vivencias y percepciones en torno al sexismo entre las mujeres de la CAE; Percepciones y experiencias de discriminación en el ámbito laboral de la CAE; Índice Vasco de Apertura hacia la Diversidad, y Conclusiones y reflexiones de futuro.

La jornada concluirá con una mesa redonda sobre Eraberean, Red para la Igualdad y No Discriminación, en la que participarán representantes de Biltzen y de Berdindu. 

La diversidad, objetivo de la Agenda Vasca

El Plan de Convivencia, Derechos Humanos y Diversidad 2021-2024 del Gobierno Vasco hace especial hincapié en la convivencia basada en la igualdad y la no discriminación de todas las personas, garantizando asimismo los derechos de todas ellas en términos de igualdad de oportunidades, plena interacción social y la convivencia. Entre los objetivos de la Agenda Vasca para la Diversidad, la valoración y gestión positiva de la diversidad, la lucha contra la discriminación y la promoción de la convivencia y los derechos humanos aparecen como una de las condiciones sine qua non para la construcción de una sociedad cohesionada. En este contexto, el fenómeno de la discriminación adquiere una especial relevancia, ya que constituye uno de los obstáculos más importantes para conseguir este objetivo. De hecho, el Plan establece el incrementar la igualdad de trato y combatir la discriminación en Euskadi como la primera acción de su Agenda para la Diversidad en los próximos años.

3 comentarios
  • ¿Algo que decir?… comenta esta noticia
  • 8 de julio de 2021

    Lo veo del todo normal,si no barremos nuestra casa,pretendemos barrer la del vecino?Es como no quererse y pretender querer a los demás.El que venga a trabajar bienvenido,pero a restar ,ponéis a los vuestros en peligro y un pais no solo es el territorio si no nuestro hogar.Yo no mato al mensajero.Pero la solidaridad tiene que ser en igualdad y ahí nos sentimos inferiores.Nuestro hogar necesita mejoras significativas y enviamos nuestros esfuerzos en direcciones opuestas a nuestras necesidades.Creo que para igualarnos a los países bajos,queda mucho,mucho recorrido y creo que cuidan de su gente para primero preparación y facilidades de todo tipo.Lo demás,son intereses creados y marketing del malo.

  • 6 de julio de 2021

    Supremazismoa besteen gainetik sinesteak talde jakin batzuk ilunabarrera eramaten ditu, talde guztiek ezin izan dutenean duintasunez bizi, ezta ikasteko aukerarekin ere, inposaketak bizi izan zituztenean.

  • 6 de julio de 2021

    Supremacismo creerse por encima de los y las demás llevan al ocaso determinados grupos cuando no todos los grupos han podido vivir con dignidad ni con posibilidad de aprender vivieron imposiciones.

Cargos asistentes al acto